Compras en dólares son la opción para consumos con dinero plástico

Por Venezuela Real - 24 de Mayo, 2008, 14:39, Categoría: Economía

ALBERTO COVA
El Nacional
24 de mayo de 2008

Altas tasas de interés obligan a repensar el uso de las tarjetas
La inflación acumulada hace cada vez más atractivas las adquisiciones de bienes en el exterior
Se recomienda prudencia a los tarjetahabientes al momento de comprar

Sólo para compras en dólares es recomendable el uso de la tarjeta de crédito en estos momentos, debido a la alta tasa de interés que se debe pagar por los consumos en moneda nacional, la cual duplica el rendimiento máximo de los ahorros.

De acuerdo con Gustavo García, economista del Centro de Finanzas del IESA, el hecho de que el tipo de cambio oficial haya permanecido inamovible en los últimos tres años, mientras que la inflación acumulada en el período supera 65%, hace cada vez más atrayentes los precios de los productos en el exterior para los venezolanos.

Por el contrario, la adquisición con tarjeta de crédito de bienes nacionales en el mercado local implica una erogación mayor, debido al incremento de la tasa de interés aplicable a este mecanismo de financiamiento, que pasó de 27% a 32% desde finales del mes de febrero por decisión del Banco Central de Venezuela.

"Aún con una tasa de interés para tarjeta de más de 30%, es negocio viajar a una isla del Caribe o a Miami a comprar ropa a la mitad o menos del precio que se consigue aquí.

Igual pasa con los electrodomésticos, las computadoras, que se pueden adquirir en el exterior a precios mucho más bajos que en el mercado nacional", señaló.

–¿Pero para poder hacer eso hay que salir del país?
–Efectivamente, aunque se puede usar el cupo de Cadivi para las compras de Internet que como sabemos fue reducido.

–Entonces, ¿de qué sirve la tarjeta en Venezuela?
–Puede ser útil para adquirir bienes cuyo precio se espera que aumente por encima del índice de inflación. Es como adelantarse a comprar un bien que se sabe que dentro de un año va a estar más caro, siempre y cuando esa diferencia de precios sea mayor que la inflación esperada.

García explicó que actualmente el dólar es un bien que se transa a un precio demasiado barato, por lo que en general es mucho más negocio traer mercancía del exterior que producirla en el país.

Según el economista, el desequilibrio en el mercado de divisas -con un enorme diferencial entre el dólar oficial y el "innombrable"- debe ser enfrentada tarde o temprano por el Gobierno y por ello no duda que luego de las elecciones regionales de noviembre va a venir un ajuste del tipo de cambio.

Además de recomendar prudencia a los tarjetahabientes a la hora de consumir, García mencionó el pago anticipado del saldo deudor, cuya conveniencia se hace evidente al comparar el rendimiento de los ahorros (16% máximo) con la tasa de la tarjeta de crédito (32%). Dicho diferencial justifica incluso la utilización de los ahorros para la cancelación de las deudas de las tarjetas.

"Si tienes una deuda de 10.000 bolívares fuertes y tienes ahorros por esa cantidad, vale la pena sacar la plata del banco y pagar la tarjeta, es como si te decidieras a gastar el dinero ahorrado. La idea es disminuir el impacto en las finanzas personales del servicio de la deuda por tarjeta de crédito", expresó.

Cifras sin publicar.

En cuanto al efecto en los números de la banca del aumento de la tasa para las tarjetas, Cesar Aristimuño, de la firma Aristimuño Herrera y Asociados, llamó la atención sobre el hecho de que a estas alturas del mes de mayo no hayan sido publicadas las cifras de la Superintendencia de Bancos correspondientes a abril, lo que generalmente ocurre en la primera semana de cada mes.


El economista también destacó que el Banco Central de Venezuela tampoco ha difundido los números globales de la economía nacional, en cuanto a balanza de pagos y producto interno bruto, correspondientes al primer trimestre de 2008.

Aristimuño acudió a fuentes propias para informar sobre un incremento de 2,6% en el crédito otorgado a través de dinero plástico por la banca en el mes de marzo, en comparación con febrero. Esto indica que durante el primer mes de vigencia de las nuevas tasas de interés no se logró el objetivo gubernamental de disminuir el consumo con tarjetas de créditos, pero aún falta por revisar las cifras de abril para vislumbrar una tendencia.

Con respecto al índice de morosidad de la banca (porcentaje de los créditos que se encuentran inmovilizados o en litigio), Aristimuño reportó un nuevo incremento en abril para alcanzar 1,70%. Esta cantidad se considera baja, más aún cuando los bancos disponen de provisiones para cuidarse de la mora, pero lo destacable, agregó, es que este indicador continúa creciendo mes a mes.

"Es lógico que aumente la morosidad, pues el crédito al consumo representa 25% de la cartera total y para el ciudadano común el pago de la tarjeta de crédito ocupa uno de los últimos lugares en cuanto a prioridades. Nadie va a dejar de comprar comida o pagar la educación de los hijos o la vivienda, para atender las obligaciones derivadas del uso de la tarjeta", manifestó.

En tal sentido, Aristimuño coincidió en que es una buena estrategia el pago de una importante porción del saldo deudor, para bajar la cuota mensual que se debe dedicar a este renglón del presupuesto personal.
 

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog