El fantasma RCTV

Por Venezuela Real - 25 de Mayo, 2008, 16:03, Categoría: Libertad de Expresión

Francisco Olivares
El Universal
25 de mayo de 2008

Quién ganó y quién perdió con la salida de RCTV, es una pregunta que muchos se hicieron luego del 27 de mayo de 2007. Un año después, son numerosos los efectos que tuvo en la vida del país.

El cierre de la señal abierta de RCTV, sin duda está muy ligado a la vida política del país del último año. De no haber ocurrido esa medida, no se hubiese producido el vigoroso movimiento estudiantil con los nuevos liderazgos, Yon Goicoechea no hubiese recibido el premio Milton Friedman a la Libertad y tal vez el pasado dos de diciembre hubiese triunfado la nueva constitución propuesta por Hugo Chávez.

Lo cierto es que hay un antes y un después del 27 de mayo de 2007. Para el chavismo, la histórica fecha significó la derrota de un poderoso "enemigo mediático" y el nacimiento de una nueva era para la revolución que se sintetizaba en la expresión lanzada por Andrés Izarra de "hegemonía comunicacional".

Pero, a la luz de los acontecimientos posteriores, el proyecto político del Gobierno que se inició con esa medida, no tendría el resultado esperado. Por un lado los efectos políticos del cierre despertaron un movimiento político nacional que incluyó a la sociedad civil, a los partidos políticos y a la juventud, en tanto que dentro del chavismo se produjo por primera vez una fractura de la unidad ideológica en torno al líder único, que no sólo no acompañó esa medida, sino que tuvo una influencia esencial en los resultados del referendo del 2 de diciembre.

Vestido con el uniforme verde oliva y boina roja, desde el Patio de Honor de la Academia Militar, el presidente Hugo Chávez anunció lo que hasta ese momento, Día de los Santos Inocentes, era una amenaza: "Es mejor que vayan preparando sus maletas y vayan viendo a ver qué van a hacer a partir de marzo. ¡No habrá nueva concesión para ese canal golpista que se llamó Radio Caracas Televisión (RCTV)!"."Ya está redactada la medida, así que vayan (...) apagando los equipos, pues. No se va tolerar aquí ningún medio de comunicación que esté al servicio del golpismo, contra el pueblo, contra la nación, contra la dignidad de la República. ¡Venezuela se respeta!", soltó el mandatario, en su discurso de salutación de fin de año a la Fuerza Armada Nacional, el 28 de diciembre de 2006. Cinco meses después se cumpliría la amenaza y los propios ingenieros y técnicos de la empresa de 53 años, tendrían que en efecto, sacar del aíre a la empresa líder de televisión del país.

Como el propio Presidente lo diría, fue una razón política la que motivó la acción del Gobierno, y esa percepción igualmente fue entendida por la población que reaccionó de dos maneras: una generando un movimiento por las libertades democráticas y otro en la audiencia nacional que no reconoció la nueva propuesta comunicacional del Gobierno.

Política y audiencia

Lo que para el Gobierno era una guerra comunicacional, que el ministro Andrés Izarra llamara de cuarta generación, para el público televidente fue una violación al derecho a la libre información y entretenimiento, especialmente para los sectores populares y de clase media baja, según lo reflejaron los estudios de opinión en su momento.

A partir del año 2000, mediante una programación con énfasis en la producción nacional, el canal 2 se había colocado como líder en promedio de audiencia, por encima del segundo competidor, Venevisión. Ese liderazgo se mantuvo hasta el anuncio presidencial y posterior cierre de la estación.

El día 27 de mayo de 2007, último día de transmisión en señal abierta, cuando se difundió durante todo el día el programa especial "Un amigo es para siempre", el promedio de sintonía o share fue de 50%, y 75% en los últimos 10 minutos de transmisión. Al mismo tiempo se daba paso al nuevo canal TVES, que utilizando la plataforma de transmisión de RCTV, fue presentado por el Gobierno como una televisora de interés social.

A pesar de que esa plataforma tecnológica tenía capacidad para una cobertura en casi todo el territorio nacional, la televisora oficialista alcanza el primer mes una audiencia de sólo 7,3%. Para finales de junio, con apenas un mes en el aire, se reduce a 5,3%, en agosto baja a 3,9% y para enero de 2008 ya la audiencia apenas alcanza a 2,3%, prácticamente en el sótano de las televisoras nacionales con señal abierta.

En otras palabras, la audiencia de RCTV no se va para TVES, pero tampoco se va masivamente a Venevisión o al resto de los canales de señal abierta. El efecto es que el consumo de TV abierta comenzó a bajar y la televisión por suscripción o cable, a subir. De 16,9% que ocupaban en enero de 2007, para marzo de 2008 la audiencia de los canales pagos, medidos por AGB, llegaron a 22,6%. Pero el punto de despegue ocurre en junio de 2007 cuando RCTV Internacional comienza a operar por cable.

Refiere Grilva Delgado, gerente de Investigación Social de RCTV Internacional, que durante el primer mes fuera del aire, colapsó la página web de RCTV. A su juicio la gente estaba en busqueda de información y esa conducta reflejaba la necesidad del público de mantener su conexión con la marca.

Conatel en sus indicadores de crecimiento de hogares con suscripción, reporta que el mayor crecimiento de los últimos años ocurrió en el segundo semestre de 2007. Ese incremento fue de 190 mil hogares con un promedio de 4 individuos, que representa 760 mil nuevas personas con acceso a la televisión paga.

Pero al pasar a televisión por cable no era posible mantener la pantalla que se tenía hasta el 27 de mayo, señala Grilva Delgado. No había recursos para ello, el negocio se reduce en 70% y lo fundamental era mantener la producción nacional, las telenovelas, información y los de entretenimiento. Dentro de la audiencia de la televisión por cable, inmediatamente RCTV se coloca como líder, duplicando al segundo competidor entre 160 canales. Pero al mismo tiempo, a la fecha de hoy y al medir el conjunto de las audiencias, ya RCTV está compitiendo en sintonía con el primero de los canales de televisión abierta.

Este diagnóstico revela que la idea de Andrés Izarra de crear "una sistema de televisión pública, con público" como parte de la "hegemonía comunicacional", no ha sido aceptada por la audiencia venezolana, al menos mientras exista la pluralidad de medios y la libertad del público para escoger lo que ven. Asimismo, los medios oficiales deban competir con una oferta no oficial.

Apagar la señal

Cuando la orden de "apagar los equipos" dictada por el Presidente era inminente, el dilema de los técnicos de RCTV era cómo hacer algo opuesto a lo que siempre habían hecho durante 53 años, recuerda Carlos Rojas, gerente de transmisión de RCTV. Si no se apagaban los equipos a la hora fijada por Conatel podrían incurrir en una violación y por ello durante varios días hubo que hacer un plan técnico para que eso pudiera hacerse. Ese plan requirió permisos del Gobierno. Pero ya desde la mañana del viernes 25 de mayo son tomadas las plantas de transmisión por militares y por la noche es que sale una sentencia del TSJ de confiscación de los equipos de transmisión. La sentencia le permitía a Conatel disponer de esos equipos y asignar a un tercero para ser utilizados.

De manera que en lugar de apagar, había que mantener la transmisión y conectar a TVES. Es así que por órdenes de la directiva de RCTV, con la presencia de abogados del Ejecutivo, militares, jueces y fiscales, los técnicos del canal hicieron la adversa labor de conectar correctamente el sistema de transmisión, a favor de quienes los desplazarían de sus trabajos y sus medios de producción. 105 trabajadores de 44 estaciones quedarían sin empleo y su identificación como ex trabajadores de RCTV, sería una suerte de "lista de Tascón" que les impediría trabajar en algún otro canal oficial o privado, vinculado al Gobierno. La confiscación incluyó además unidades de transmisión en microondas y hasta enseres personales de muchos trabajadores que pernoctaban en las estaciones ubicadas en sitios remotos. Una vez ejecutada la medida y lograda la reconexión, los trabajadores de RCTV fueron desalojados sin poder cargar ni siquiera con los objetos personales.

Se pregunta el asesor legal de RCTV, Oswaldo Quintana, por qué los militares habían tomado las instalaciones horas antes, si la sentencia ocurrió en horas de la noche. ¿Cómo sabían? La respuesta la daría el entonces ministro de Información, William Lara, quien, 8 días antes de la sentencia, en una entrevista que le hiciera Ernesto Villegas, al asegurar que la nueva televisora tendría cobertura nacional y ser interrogado por el periodista ¿Con cuáles equipos? Lara contestó que eso ya estaba controlado por el Gobierno.

Para el abogado Quintana, el Gobierno habría incurrido en fraude procesal, que se produce cuando una parte se pone de acuerdo con un juez para perjudicar a la otra parte. Esto quiere decir que el Gobierno habría conocido la sentencia de antemano e incidido en ella.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog