80% de los estudiantes ucevistas pertenecen a la clase media

Por Venezuela Real - 27 de Mayo, 2008, 15:28, Categoría: Educación

MARIANNY SÁNCHEZ
El Nacional
27 de mayo de 2008

LA UCV desarrolla programas para garantizar la inclusión de los menos favorecidos
Sólo un 9% del estudiantado de la máxima casa de estudios del país pertenece a la clase alta, mientras que el 11% de los alumnos provienen de los estratos más pobres. Estudiantes y autoridades reconocen las facilidades que provee la universidad para garantizar que los menos pudientes culminen su carrera con éxito

La mayoría de los bachilleres que solicitan cupo en la UCV pertencen a los estratos 1, 2 y 3. Sólo el 20% de la demanda corresponde a jóvenes de los estratos sociales más bajos

El 10 de abril de 2003, René Pirela, estudiante del segundo semestre de Arquitectura, para aquel entonces, pasó la noche en el Taller Galia de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV. Agotado su presupuesto estudiantil entre cartones y materiales de dibujo, el pago de la residencia en Caracas se convirtió en un imposible. No fue hasta un par de semanas después, cuando logró equilibrar sus gastos, que pudo volver a costear una habitación.

Ahora funge como preparador y percibe una ayuda mensual por parte de la universidad gracias al programa de Beca Ayudantía, desarrollado por la Dirección de Trabajo Social de la Oficina de Bienestar Estudiantil (OBE).

Según esta modalidad, el estudiante, una vez que haya comprobado que recibe ingresos limitados, presta sus servicios en las áreas de investigación o en actividades académicas por un período máximo de 15 horas semanales y recibe una remuneración aproximada de 250 bolívares mensuales por el desempeño de sus labores.

René forma parte de la escasa masa estudiantil perteneciente a los estratos sociales 4 y 5 y que cursa estudios en la UCV. Sólo el 11% del estudiantado pertenece a los sectores más bajos de la sociedad, sin embargo su presencia es mayor que la de jóvenes de alta sociedad: el 9% de los alumnos pertenecen al estrato I. Según datos aportados por Jesús González, jefe de la Unidad de Estadística adscrita a la Secretaría de la UCV, el 80% de la comunidad ucevista está formada por bachilleres de clase media: 43% forma parte del estrato 2 –clase media alta–; y 37% integra el estrato 3 –clase media baja–.


La inclusión como objetivo.

Frente a las acusaciones esgrimidas por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, que tachan a la UCV de "elitesca", Mayte Toro, coordinadora de Admisión de la Secretaría, explica que a la universidad le interesan, ante todo, las competencias de los estudiantes. Comenta que la experiencia ha demostrado que gran parte de los aspirantes a pregrado que provienen de instituciones públicas presentan profundas carencias a nivel académico que impiden, en muchos casos, su ingreso a la educación superior.

"La universidad entiende que no es responsabilidad directa de los estudiantes sino del Estado que no se encarga de dotar a los colegios públicos con suficientes profesores; por eso mismo prevé la ejecución de cursos propedéuticos en todas las facultades, excepto Ciencias, que nivelen al estudiante y le confieran mayores posibilidades durante el proceso de admisión", señala Toro.

Al igual que René, 1.393 ucevistas se benefician del programa de becas ayudantías, aunado a 4.220 becarios bajo la modalidad de beca estudio, en la cual un buen rendimiento académico es el requisito indispensable. Esto se refleja en un total de 5.613 becarios, según cifras ofrecidas por la Comisión de Admisión de la Secretaría.

El programa de becas es sólo una de las vías desarrolladas por la máxima casa de estudios para garantizar que tanto los 47.592 estudiantes regulares de pregrado, como los 6.523 nuevos inscritos, culminen satisfactoriamente su carrera universitaria. La iniciativa cobra relevancia en el marco de una universidad compuesta en un 80% por estudiantes de clase media, es decir, tienen casa y comida pero se esfuerzan por llegar a fin de mes con las cuentas justas.

Como complemento a los cursos propedéuticos, Cecilia García Arocha, rectora electa y ex secretaria de la UCV, destaca los logros obtenidos a través del programa Samuel Robinson, que ha permitido el ingreso de 840 estudiantes en los últimos 10 años. Acentúa el hecho de que aproximadamente 45% de los estudiantes provienen de colegios públicos, a pesar de las deficiencias que pueden arrastrar del bachillerato. "Nos encontramos con muchachos a los que, por falta de profesores, les han exonerado materias fundamentales como matemática, biología y física, por eso hay que evaluar qué pasa en los niveles precedentes al universitario y tomar medidas que garanticen la formación adecuada y completa del aspirante a educación superior. La Universidad Central de Venezuela jamás ha sido una universidad elitesca, ha egresado a los hombres más valiosos de este país y seguirá siendo una universidad que vela por la calidad académica y por formar a hombres preparados, competentes, listos para insertarse en el campo laboral, inclusiva, abierta a diversas corrientes del pensamiento y profundamente sensible frente a los problemas sociales", concluyó.

Eleazar Narváez, vicerrector académico, opina que las acusaciones esgrimidas por el Ejecutivo Nacional reflejan un "desconocimiento de la realidad que afronta el país, en la que las fronteras entre la clase media y la pobreza se han ido desdibujando. Por lo tanto, tildar de elitista a una universidad cuyo estudiantado pertenece en su mayoría a la clase media demuestra una lectura equivocada de la realidad socioeconómica de la UCV y un afán de estigmatizarla como una universidad de niños ricos".


Recinto para la convivencia.

Cuando Mariyam Seguías decidió estudiar Comunicación Social tuvo dos opciones, ingresar a una institución privada u optar por un cupo en la Universidad Central de Venezuela. A sabiendas de la alta demanda que presenta la carrera en la UCV, presentó la prueba de admisión en la Universidad Santa María, en donde fue admitida y cuya matrícula podía costear sin preocupaciones. Sin embargo, cuando los resultados del CNU le permitieron optar a un cupo en "la casa que vence las sombras" desechó la primera alternativa.

"Sentirse ucevista es una experiencia que no tiene precio. Estudiar en la primera universidad del país, más que una satisfacción personal, también incluye beneficios pragmáticos por obtener el perfil de un profesional demandado en el campo laboral", afirma.

Para Mariyam, la excelencia académica y el reconocimiento a escala nacional e internacional de la UCV fueron los atributos principales que la motivaron a optar por un cupo. No obstante, ahora que es tesista agrega que hay muchas más razones para preferir este casa de estudios: "La diversidad cultural que hace vida dentro de la ciudad universitaria es una muestra que difícilmente se puede hallar en otra institución del país.

Tener la oportunidad de convivir con tantas personas, de distintos estratos, religiones y formas de pensar, hace del ucevista un profesional con mayor sensibilidad social". De igual forma opina René Pirela, para quien la experiencia de ser ucevista es, per se, una experiencia de convivencia y pluralidad. "En carreras costosas, como Arquitectura, comparten personas muy pudientes y personas muy humildes en completa armonía, una persona con pocos recursos que quiera estudiar una carrera como Arquitectura no podría hacerlo en otra universidad.

Aquí el que no tiene, recibe becas, tiene el beneficio del comedor, de la OBE, fotocopias económicas, por eso decir que la universidad es elitesca es mero desconocimiento. Aquí convivimos todos, la única élite que podría generar esta universidad es una de intelectuales, de profesionales de alto nivel tanto académico como social, producto del debate y la convivencia que la caracterizan", concluye.

Dentro de los beneficios estudiantiles, la UCV ofrece el servicio de Comedor Universitario en el que sirven 7.000 comidas diarias aproximadamente, repartidas entre el desayuno, el almuerzo y la cena, "en aras de cubrir las necesidades de los estudiantes tanto del turno matutino como nocturno", según explica Mayte Toro.

"Las diversas providencias estudiantiles son prueba del compromiso que la UCV guarda con los estudiantes menos favorecidos", opina René Pirela. No obstante, resalta que "la universidad no es remedio, quien no cumple con los requisitos mínimos, sin importar de qué estrato socioeconómico venga, no ingresará. Creo que la excelencia académica sigue siendo el norte de esta universidad".
 
 
 
 
 
 
 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog