ALFONSO CANO: "Tenemos prohibido secuestrar venezolanos"

Por Venezuela Real - 29 de Mayo, 2008, 13:14, Categoría: Gente de Chávez

Valentina Lares Martiz - San Vicente del Caguán
TalCual
29 de mayo de 2008

TalCual fue en febrero de 2001 a San Vicente del Caguán para hablar con Alfonso Cano. El ahora nuevo jefe de las FARC dijo en aquella oportunidad a la periodista Valentina Lares Martiz que Chávez era "extraordinario" y que escuchaba Aló Presidente
Cano aseguró que las FARC no protegen cultivos, ni laboratorios de droga sino que cobran un impuesto por lo que sacan de ahí




























–En Venezuela preocupa el posible uso de ustedes de la frontera como aliviadero y zona de reabastecimiento en caso de que estalle un conflicto por el Plan Colombia (PC).
–En Colombia llevamos 36 años en este conflicto. Colombia es muy grande, tiene un millón 300 mil kilómetros cuadrados y hemos estado acá toda la vida. No hemos necesitado del extranjero para nada. De aquí hacia el sur y hacia el oriente se extiende el país con estas mismas características, y hay mucha parte donde descansar.

-¿Qué opina de la posibilidad de traslado de cultivos?
-Pues nosotros le hicimos una propuesta a la comunidad internacional, comenzando por la norteamericana: si la humanidad se va a meter en serio a erradicar el fenómeno del narcotráfico legalicen el consumo. No hay ninguna otra posibilidad racional de liquidar ese fenómeno. Ninguna. Es un problema elemental del capitalismo de la oferta y la demanda, es la propia ilegalidad la que le da esos volúmenes de dinero a ese mercado tan monstruosamente grande, y si no se acaba esa prohibición que genera esos precios, pues el fenómeno no solamente va a continuar, sino que se va a seguir expandiendo.

–Si en verdad están en contra del narcotráfico, ¿cómo pudieron crecer tanto los cultivos de coca en territorios que ustedes prácticamente controlan?
–Ah, no, nosotros no estamos de acuerdo con eso, pero no nos le atravesamos al campesino para que no lo siembre. Nosotros los reunimos, y le decimos "hombre, esto no les conviene, esto destruye las familias, cambia las costumbres, incorpora elementos culturales completamente nocivos, desintegrantes". La comunidad nos pregunta "y, ¿qué nos proponen?" y nosotros, "siembre comida"; "¿sembramos comida?, bien, pero quién nos compra lo que produzcamos, si hay el menor fenómeno que afecte nadie nos va a asegurar las cosechas a nosotros, la única alternativa que tenemos para alimentarnos es este tipo de cultivos". Les decimos que se organicen y luchen para que les den otras oportunidades de desarrollo agropecuario.

–¿Pero su crecimiento como cuerpo armado no está estrechamente ligado a los recursos provenientes del narcotráfico?
–Es difícil medirlo. Yo personalmente no creo. Nosotros hemos venido creciendo aceleradamente en proporción desde que nos formamos en el 64. Pero eso ha ocurrido en todos los países, como los recursos que entran del narcotráfico son tan grandes han invadido todas las esferas de la economía, del deporte, del comercio internacional, de la cultura, es todo ¿no? Y de los gobiernos. Es mucha la plata que se mueve a favor del narcotráfico, esa es una realidad, ahora que de ahí dependa el desarrollo de las FARC, eso no. Es una imagen que han querido crear.

–¿Ustedes protegen esos cultivos?
–No, por principio. Ni cultivos, ni laboratorios, ni nada que tenga que ver con eso. Nosotros simplemente donde estamos cobramos un impuesto por lo que sacan de ahí, y ya. También les pedimos que por cada hectárea que siembren de coca siembren una de comida, como una manera también de que ellos bajen los precios del mercado.

–¿Y eso se cumple?
–Sí, tiene que cumplirse.

PAZ Y PLAN COLOMBIA :IRRECONCILIABLES

–En el acuerdo de Los Pozos la guerrilla estuvo de acuerdo con la erradicación manual de ultivos, ¿acaso ha cambiado la posición de las FARC en torno al Plan Colombia?
–El PC es un plan colonial que impone la metrópoli. El problema del narcotráfico no es el problema de los cultivadores, ni exclusivamente de Colombia y en función de eso hay que buscar una solución más global y conversar. Sin embargo el gobierno colombiano, sobre la base de la disculpa del narcotráfico, de los cultivos, abre sus puertas a esa ayuda militar norteamericana. Nosotros decimos: si el objetivo simplemente es terminar con la producción, la mata, en esa parte estamos de acuerdo, nunca hemos dicho que no, nos parece absolutamente horroroso el fenómeno del narcotráfico. Lo que estamos proponiendo es que se termine con las distintas fases del fenómeno de acuerdo con la etapa de la producción con los campesinos, y no que lo hagan a la brava; que se pongan de acuerdo con la comunidad, porque también están engañando al campesinado. Los abordan individualmente y les ofrecen una suma irrisoria de mil dólares para que sustituyan los cultivos. Mil dólares no son absolutamente nada para una persona que tiene una familia y que tiene que subsistir de ese pedazo de tierra.

–¿Qué escenarios manejan ustedes en caso de que el Plan Colombia y su componente militar se mantengan tal como están?
–Nosotros no trabajamos con base en escenarios. Lo que sí se puede prever es que haya colisiones armadas en comunidades que aparentemente están destinadas a ser el objetivo de la erradicación de cultivos.Y que se den nuevas situaciones de relaciones más complejas, internas e internacionalmente.

–¿Cómo queda el proceso de paz si paralelamente se va implementando el PC, cuyos efectos más fuertes se verán más o menos dentro de un año?
–Ya se están viendo. Hay bases militares en las que están los gringos aquí. Vienen quincenalmente a repasar cómo se están cumpliendo los planes. Hay una invasión satelital sobre nuestro territorio, escondida detrás del monitoreo que llaman de los cultivos. ¿Cómo es que llaman ahora? "Mapeando", "mapean" todo el país y dentro de eso nos ubican. De los aparatos que iban a enviar ya han enviado bastanticos, preparación técnica, recursos para la creación de los nuevos batallones. El plan va. Ya en el Putumayo han iniciado las fumigaciones y se han creado tensiones sociales y políticas muy complejas porque antes de esas operaciones invaden lo que se llaman paramilitares que son ellos mismos disfrazados y asesinan campesinos y desaparecen dirigentes cívicos.

–¿Puede marchar el proceso de paz paralelamente con el PC?
–Es que planes de exterminio del pueblo colombiano han existido desde el 48. La guerrilla nace en Colombia es por eso, detrás de todo esto hay una forma de hacer política de esta oligarquía, que es desaparecer al adversario. La guerrilla nace como respuesta a esa agresión. Hay una frase que dice: "la guerra es la continuación de la política, pero por otros medios". Lo que busca un proceso como este es volver la situación política a sus cauces. Eso quiere decir que en Colombia tendría que cambiar la concepción política del Estado.

–¿Cuándo podría ser posible eso?
–No es un problema de tiempo, es un problema de la correlación de las fuerzas, de la experiencia de este país en su tránsito de una época tan violenta como la que estamos viviendo a otra, sobre la base de convencerse de que la otra es mejor.

–¿Y cómo está la correlación de fuerzas?
-Mientras prosigan los intentos por entendernos en una mesa de conversaciones la correlación es buena, positiva. El día que se acabe porque no pudimos más es porque la correlación de fuerzas se modificó a favor de los que quieren la guerra, que son pocos pero muy poderosos.

–Usted se refiere entonces a una correlación de fuerzas más bien política y no militar...
–Política. Finalmente la guerra es eso: una decisión política.

–Pero la guerra se hace con armas.
–Pero tiene que haber unas decisiones, de un Estado y de un pueblo para desarrollarlas. Si no hay esa decisión pues entonces no hay recursos, no hay voluntad, no hay nada.

–¿Y ustedes no son los que tienen la voluntad de guerra?
–Es que a nosotros nos encuellaron. Nosotros quisiéramos hacer la política, revolucionaria, para que en Colombia haya un tipo de régimen político diferente al actual; un estado distinto por las vías abiertas, trabajando en los barrios de las grandes ciudades, en las fábricas. Pero no dejaron, nunca han dejado. No hay absolutamente ningún grado de tolerancia por parte de quienes dirigen el país.

PODER A PULSO

–¿La revolución está cerca?
–En tiempo no podemos trabajar la política. Lo que uno puede asegurar es que la situación social está muy caliente, hierve, porque la pobreza por un lado se expande hasta nuevos sectores muy amplios. Por otro lado es mayor la presión del Estado, del establecimiento, por espolear más, para ganar más plata pero quitar más tierra.

–¿Y el deseo, al menos público, del Estado al sentarse a dialogar no le hace pensar que existe la voluntad para cambiar de cara al campo?
–No es una actitud frente al campo, es una actitud frente al país. La prueba de que no es que las estadísticas de números de desaparecidos en el país se están acrecentando. La otra evidencia es que las ganancias en Colombia –tiene ahorita un crecimiento económico bajo pero está creciendo–, y esas ganancias están cada vez más concentradas en menos manos, y eso es violencia. No hay nuevos movimientos políticos en Colombia diferentes de los que siempre ha habido; los jefes y las propuestas son ahora los mismos de siempre, porque hasta ahora han impedido el surgimiento de una política popular, radical. No la dejan, la matan.

–En ese sentido un documento de la Unesco dice que en Colombia se ha discutido todo menos el poder político y económico, y que por eso no termina el conflicto.
–Pero entonces no se ha negociado nada. No se ha negociado nada. La oligarquía de este país está acostumbrada a que el adversario con el que está discutiendo se le arrodille y le pida perdón y entonces ella la vuelva a dejar entrar a la casa. Los acuerdos que se hicieron con el M19 y con el EPL fueron acuerdos de entrega, "venga, nosotros los perdonamos y los invitamos a participar en una Constituyente de bolsillo" y no pasó nada. Nunca en este país la oligarquía ha cedido a nada. Ha perdonado, en un inmenso gesto de magnanimidad, "conversamos con la guerrilla y ellos tienen que valorar enormemente que les reconozcamos su condición de movimiento político" y entonces tenemos que darnos por satisfechos. "Y si quieren les damos un carro, si quieren les damos una beca, y si joden mucho entonces les damos un apartamento".

–O si no una zona de distensión...
–La zona de distensión es para que desaparezcamos de escena.

"Desaparezcan de escena, no frieguen más, este país sería muy lindo si ustedes dejaran trabajar, si no hay guerra, entonces dejen las armas". Esa es la concepción que ellos tienen.

–¿Entonces no van a entregar las armas nunca?
–Esa es la lucha, porque el problema es el poder político.

–Mientras tanto no hay cese al fuego...
–Esos son dos temas distintos

–¿En verdad?
–El objetivo nuestro es el poder político. ¿Cómo? Bueno, por donde nos dejen. Uno como revolucionario no quisiera que la conquista de ese poder se hiciera por la guerra. Por lo pronto no se ha dejado otras opciones sino ésta.

–Dentro de dos años viene una nueva campaña presidencial en Colombia. ¿Esos cortes de mandato gubernamental cómo afectan el proceso de paz?
–Pues bastante. Pero digo dos cosas: una, para el que es elegido, lo afecta en el sentido en que si hay un compromiso dentro de un plazo fijo –cuatro años en el caso colombiano– para cumplir lo que dijo de alcanzar la paz, entonces les toca comenzar a correr.

Ese es un problema evidente, por eso todos los gobiernos han querido acelerar y acelerar, porque están amarrados a su período presidencial, y eso se entiende y se trata de manejar.

Y un segundo factor es que en la campaña electoral se radicalizan mucho las posiciones, porque hay mayor vehemencia porque se trata de conquistar adeptos. La discusión que se ha dado estos últimos años en Colombia con respecto al proceso de paz no ha sido tanto programática, de fondo, prospectiva. Más bien ha sido medio farandulera, quién ha dicho las frases más bonitas, agresivas o ingeniosas para que le aparezca el titular de la prensa y captar votos.


PROHIBIDO PASAR LA FRONTERA

–Estos últimos días en Venezuela se ha hablado de que los ganaderos estarían planteando la creación de grupos de autodefensas para evitar que ustedes les cobren impuestos y defenderse de sus secuestros. –No estamos cerca de esa discusión. Oí algo de unos delegados nuestros que hicieron la invitación a los ganaderos para conversar y a uno se le ocurre que eso sería lo más prudente: ir a conversar. Las FARC tenemos como orden de una conferencia nacional que es la que nos manda, de no generar ningún tipo de situaciones militares ni de fuerza en la frontera. Esa es la orden para todos nuestros hombres, generada de nuestra conferencia de 1993. Entonces no podemos estar haciendo incursiones de esas que dicen que estamos haciendo.

La opción que se plantea me da la idea, sólo de oírlo, de que son expresiones muy insulares de allá, pero que revisen lo que está pasando en Colombia. Aquí surgió la respuesta popular armada porque fue agredida la población por parte del Estado y quienes incentivaron el paramilitarismo desde 1948 para muchas cosas. Y la situación de violencia no se le puede traspasar a nadie. Mi mensaje en ese sentido es de reflexión.

Aquí lo menos que sirve es andar de calenturiento.

–¿Entonces quién le cobra los impuestos y secuestra venezolanos en la frontera?
–Nosotros tenemos prohibido eso.Y nos hemos preocupado bastante por que en Venezuela nadie tenga que quejarse de las FARC.

–¿Y eso no lo podrían estar haciendo algunos de sus frentes sobre los que no tengan pleno control?
–No se puede decir que tengamos control total, eso es cierto.

Todo cabe dentro de lo posible cuando lo posible es ancho, dijo alguien por ahí. Pero no pongamos las cosas así, vea, mi recomendación es que hablen allá. Armen una delegación y hablen; si hay cosas concretas, que tienen pruebas, entonces conversen, antes de que eso se agrande y surjan cosas que hagan muy difícil o irreversible la situación.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog