La crisis del populismo americano

Por Venezuela Real - 29 de Mayo, 2008, 18:55, Categoría: Prensa Internacional

Infobae - Argentina
29 de mayo de 2008

Hugo Chávez, Evo Morales y Rafael Correa se propusieron llevar adelante una “revolución bolivariana” en la que prometían no habría violencia, sería pacífica y permitiría un mayor bienestar a su población.

A la luz de los hechos, los regimenes políticos que encabezó cada mandatario se encuentran en crisis.

Venezuela

El presidente Hugo Chávez quizá sea el presidente más emblemático de los tres. Es el más radicalizado de los mandatarios de la región, al tiempo que ha sido aquel que más profundamente instaló el “modelo bolivariano”.

La paradoja, sin embargo, es que en el marco de un precio record del petróleo a nivel mundial, y siendo uno de los principales exportadores de crudo del mundo, el PBI venezolano cayó en ultimo año, nada menos que un 4%, es decir que sufrió una reducción a la mitad la tasa de crecimiento que registraba Caracas.

Por otro lado, la inflación alcanza picos cada vez más violentos, llegando a acumular un 10% en lo que va de 2008, con una tasa inflacionaria superior al 25% el año pasado.

Asimismo, los controles de precios que ha impuesto el gobierno solo han profundizado una tendencia al desabastecimiento, además de generar, en el caso de la ganadería, un aumento exorbitante en las importaciones, dado que con las regulaciones es imposible tener una producción que satisfaga la demanda.

Por otro lado, día a día crecen las denuncias por ataques a la prensa, a la libertad de expresión y en el seno del oficialismo, a la libertad de disentir. El caso de RCTV, es por demás iluminador, donde la oposición al gobierno generó la estatización de la emisora.

Bolivia

Evo Morales, por su parte, fue uno de los precursores del “modelo chavista”, o si se quiere, un continuador del régimen “bolivariano”, prometiendo sin embargo que la “refundación del país” acabaría con la profunda polarización que atraviesa el país.

Lamentablemente, esto no fue así, sino que las estatizaciones en el sector de los hidrocarburos y las modificaciones de carácter constitucional que quiso introducir a la Carta Magna de Bolivia, terminaron generando un quiebre social aún más profundo.

Mientras los prefectos (gobernadores) opositores, llevan adelante consultas departamentales para defender las autonomías contempladas en la Constitución, el oficialismo insiste en imponer el modelo político que el oficialismo en soledad aprobó en la Asamblea Constituyente, finalizada en noviembre pasado.

Esa situación ha producido que los enfrentamientos callejeros vuelvan a ser moneda corriente y las condiciones de vida se deterioren profundamente.

De esta manera, las regiones realizaran alrededor de cinco consultas autonómicas mientras que a nivel nacional se realizará un referéndum revocatorio respecto de la gestión de Morales. Todas estas medidas serán antes de agosto, y probablemente ninguna de ellas resuelva la crisis profunda que atraviesa Bolivia.

Ecuador

Rafael Correa, ha sido probablemente el más silencioso de los tres casos. Si bien nunca negó su alineamiento político con la “Alianza Bolivariana”, aparecía como el más moderado. Pero la combinación del proceso constituyente que llevó adelante junto con la crisis con Colombia terminó por sacar a la luz, la crisis ecuatoriana.

El proyecto constitucional aprobado por la Asamblea, dominada por el oficialismo, en donde se plasmaban los cambios “estructurales” y que convertirían a la economía en “solidaria y social”, debe ser sometido a una consulta popular que para imponerse, debe obtener al menos el 50% de los votos, algo que de acuerdo a los sondeos, Correa no logrará, y en el mejor de los escenarios cosecharía el apoyo del 41% de los sufragantes.

Por otro lado, el ataque de Colombia al campamento de las FARC en su territorio, donde murió Raúl Reyes junto a 23 personas más, en un principio lo posicionó en un mejor lugar para su imagen positiva. Pero a medida que se fueron conociendo más detalles del caso, el mandatario fue sospechado de vínculos con la guerrilla, algo que deslegitimó en cierta medida su proyecto político.

En conclusión, el populismo en la región se encuentra en crisis, producto del camino que esos mismos gobiernos decidieron tomar, con una retórica explosiva, medidas económicas de caracteres ideológicos pero poco eficientes y una política de confrontación, hacia la oposición y hacia otros países. El populismo se encuentra en crisis porque ha llegado al límite de su política.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog