Candores y dolores

Por Venezuela Real - 31 de Mayo, 2008, 13:17, Categoría: Política Nacional

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
31 de mayo de 2008

La peor dictadura es la del espacio. Lo demostraron los camaradas del Vietcong cuando encerraban a sus prisioneros en jaulas de bambú y los metían en un río o laguna. Apenas les dejaban espacio suficiente para respirar.

Si hablaban o hacían un movimiento brusco, tragaban agua. Un ataque de tos incontrolado los podía conducir a la muerte, sin escapatoria. Respire, todavía puede.

Sin previo aviso la dictadura del espacio se impone.

Cada vez es más agobiante y más difícil eludirla y conlleva peores riesgos desafiarla, aunque todavía sus viles características son imperceptibles para amplias mayorías de ciudadanos cuyas necesidades primordiales se restringen a tratar de satisfacer las tres tandas diarias y un paseíto por el centro comercial.

Los militantes de ese arcano del oscurantismo medieval que es el socialismo del siglo XXI, organizados en batallones, renuncian a la mayoría de sus privilegios individuales, como la franqueza y tumbarse en el chinchorro como y cuando mejor les plazca, a pensar como les dé la gana, convencidos de que esos pequeños sacrificios tendrán su correlato en la construcción de una mejor sociedad. Qué bonito, pajarito.

La falta de espacio la afronta físicamente la dirigencia del PSUV cuando sus vehículos, dotados con potentes motores que pueden pasar de 0 a 250 kilómetros por hora en menos de 1 segundo, apenas avanzan unos metros cada media hora en las colas de Caracas, pero también de Maracay, Valencia, Maracaibo, Tucupita y Valera; y cuando se callan lo que realmente piensan para poder tener ese carro, aunque también podría ser por razones relacionadas con la estrechez tanto ideológico-doctrinaria como de miras.

Aunque los tiene, no creo que el tren ejecutivo sea un atajo de ladrones o de gente con maleables atributos éticos, volvamos al glamour, pero su empeño en querer reproducir las más infames y crueles experiencias de la historia revela que las ideas fijas y los esquemas les dejan poco espacio para la duda y la reflexión, para admitir traspiés. Aquello de las tres erres no era verdad: las cadenas diarias lo confirman.

En los otros, en quienes no tenemos que simular disciplina ni afán revolucionario, la dictadura del espacio actúa de otra manera. Unas veces, como un color desvaído y anémico; otras, como la imposición de la banalidad que privilegia la forma sobre el fondo, pero mientras se puede respirar, se le puede derrotar. For sale, y sale todo.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog