Disparada' del gasto militar venezolano ya genera preocupación a nivel regional

Por Venezuela Real - 1 de Junio, 2008, 16:50, Categoría: Temas Militares

WILSON FERNANDO VEGA
El TIempo - Colombia
01 de junio de 2008

En apenas dos años, entre el 2005 y el 2007, la cifra ascendió a 4.400 millones de dólares. Lo que más preocupa es una fábrica de fusiles Kalashnikov.

 "Venezuela está lista para defender su revolución bolivariana de cualquier ataque de enemigos externos como Estados Unidos y por eso necesita fortalecer sus Fuerzas Armadas".

El presidente Hugo Chávez justificó así, en el 2005, la enorme inversión militar que inició desde que llegó al poder en 1999, y que, muchos temen, pueda terminar desatando una carrera armamentista en esta parte del continente.

El mandatario venezolano defiende la compra de helicópteros, cazabombarderos, fusiles y lanchas militares rápidas, entre otras cosas, con el argumento de que la mayoría de los equipos de sus Fuerzas Armadas eran de la década de los 50.

Pero a juicio de varios observadores internacionales, el nivel de las inversiones en armas va mucho más allá de lo que ese país necesita para garantizar su defensa nacional y por eso expresan su preocupación.

El aumento del gasto militar en los dos últimos años no solo posicionó a Venezuela como el país que más gasta en armas en América Latina, sino que también la puso por delante de países como Irán y Pakistán.

Esos 4.400 millones de dólares representan un aumento desmesurado en comparación con los 71 millones de dólares que se gastaron entre el 2002 y el 2004.

Y además, el presupuesto aprobado para el ministerio de la Defensa venezolano en el 2008 pasa de 7 millones de bolívares lo que representa un aumento del 21 por ciento con relación al 2007.

Cuando Chávez llegó a la Presidencia, hace nueve años, los gastos ordinarios en defensa eran del orden de los 926.973 bolívares fuertes de hoy. Eso significa que, en nueve años, Chávez ha septuplicado el presupuesto de Defensa.

La 'lista de compras'

Venezuela adquirió, entre el 2005 y 2006, 33 helicópteros rusos del tipo Mi-17, Mi-35 y Mi-36, por una inversión de más de 200 millones de dólares. El año pasado, compró 66 lanchas por más de 300 millones de dólares. Finalmente, a un costo de más de mil millones de dólares, amplió su flota aérea con 22 aviones caza Sukhoi-30, una de las aeronaves más modernas y temidas del mundo. También compró 100.000 fusiles de asalto AK-103, por 54 millones de dólares.
Pero ese probablemente sea el último lote que el gobierno de Caracas deba encargar desde el exterior, ya que en Maracaibo está próxima a entrar en operación una fábrica de fusiles Kalashnikov. La Compañía Anónima de Industrias Militares también lanzó al mercado la primera pistola ensamblada en el país: La zamorana, calibre 9 milímetros, doble acción y con un peso de 755 gramos.

Como si todo esto fuera poco, se conoció un proyecto de compra de nueve submarinos rusos con capacidad de lanzamiento de misiles. De concretarse, esta adquisición, Venezuela pasaría a tener la flota más poderosa de Suramérica.

Pero, según se deriva de un reporte de la firma Forecast Internacional, este podría ser apenas el comienzo. Un informe elaborado por esa entidad indica que se trata de las primeras fases de un 'plan de revitalización' que Caracas puso en marcha y que, en los próximos cuatro años, elevará su inversión militar hasta el borde de los 30 mil millones de dólares.

Si Chávez continúa en el poder, incluso esa cifra podría aumentar, en especial porque las previsiones del gasto militar se hicieron cuando el barril de petróleo estaba por debajo de los 50 dólares. Hoy supera largamente los 100.

Primer misil venezolano

Y se trabaja en todos los frentes. Esta semana, por ejemplo, Chávez anunció que en los próximos días su país lanzará su "primer misil de vuelo autónomo". El arma tiene un alcance de 115 kilómetros, es teledirigida por control remoto y ha sido desarrollada por militares venezolanos con asesoría rusa.

Por todo lo anterior, en un informe al Senado de E.U., el director de Inteligencia de ese país, Michael McConnell, advirtió que la conducta venezolana podría desatar una carrera armamentista en la región.

Sin embargo, analistas consultados por EL TIEMPO aseguraron que no todo lo que hace Chávez debe ser interpretado como una acción belicista. John Pike, director de la consultora globalsecurity.org, explicó: "Hay que mirar específicamente qué está comprando. Por ejemplo, habla de comprar submarinos rusos. Uno debe preguntarse para qué necesita Venezuela tener submarinos, pero lo cierto es que han tenido submarinos por más de 30 años y los que tienen son muy viejos. Es entendible, por tanto, que quieran reemplazarlos. Lo mismo pasa con sus aviones y helicópteros; E.U. no les vende los repuestos y sus naves se hacen viejas".

Con todo, el analista reconoció que encuentra razones de preocupación en otras iniciativas de Caracas. "¿Para qué esa fábrica de Kalashnikovs? ¿Qué va a hacer con todos esos fusiles? Son cuatro o más veces de lo que Venezuela necesita".

Con colaboración de Pedro Pablo Peñalosa y Valentina Lares







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog