ANA LÚCIA GAZZOLA : "Los mejores sistemas de educación son los que respetan la diversidad"

Por Venezuela Real - 3 de Junio, 2008, 10:47, Categoría: Educación

MARIELA HOYER G.
El Nacional
03 de junio de 2008

Para la directora del Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y El Caribe, se debe formar gente rápido, pero con calidad. Cree que Venezuela va en la dirección correcta
Desde mañana y hasta el viernes, representantes de la región discutirán en Cartagena sobre los retos de las universidades en materia de calidad, política de inclusión y equidad

Tener un parque universitario fuerte en la región y producir conocimiento es una cuestión de soberanía, según la directora del Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (Iesalc), Ana Lúcia Gazzola. Pero para los países en desarrollo, a juicio de la académica brasileña, la única manera de competir internacionalmente es integrando un bloque.

Desde la Primera Conferencia Regional de América Latina, en 1996; incluida la Conferencia Mundial de 1998, se fijaron las prioridades que deberían tener los gobiernos en materia de educación superior: calidad, política de inclusión y equidad, así como la importancia de la internacionalización.

Desde mañana y hasta el viernes sus políticas y retos serán discutidos en la Conferencia Regional de Educación Superior (CRES), que se desarrollará en Cartagena. En la antesala del evento, que reunirá a ministros, redes, investigadores y rectores, Gazzola compartió sus expectativas y análisis.

–¿Cuáles fueron los países de la región que más se desarrollaron después de la primera conferencia?
–Argentina, Brasil, Chile, México, Venezuela y Colombia. Con esos tenemos más de 80% del sistema de educación superior de la región. Han desarrollado su posgrado, tienen instancias de aseguramiento de calidad, un parque razonable de investigación y, como conjunto, son relativamente fuertes.

–¿Cómo ha evolucionado la cooperación regional?
–Hay mucha entre universidades, pero la que realmente hace una diferencia es aquella que es más organizada. Se han creado muchas redes. Lo que estamos tratando de hacer en Iesalc y la CRES es ponerlas juntas a trabajar como una red de redes, para que puedan potenciar esfuerzos y recursos.

–En la escala del 1 al 10, ¿qué nota sacaría la región en integración?
–Si comparamos con los avances de la Unión Europea, estamos en 1, muy mal. No tenemos una moneda común, bancos comunes, una circulación fácil entre países. Estamos atrasadísimos en América Latina y el Caribe. Unesco ha discutido desde los años setenta convenios regionales de certificación de títulos, pero algunos países firmantes han salido. Las universidades todavía prefieren hacer convenios biinstitucionales, que están muy bien, pero no garantizan que haya movilidad profesional.

–¿Cuánto tiempo se necesita para mejorar esa calificación?
–Es un proceso permanente y estamos con retraso. Tenemos cinco años de trabajo duro para cambiar de nivel. Si conseguimos integrar mejor nuestras instituciones, podríamos tener estudiantes formándose en otro país latinoamericano, con un costo mucho más bajo y con una mentalidad de desarrollo regional. Ganaríamos todos.

–¿Cómo evaluaría las políticas del Gobierno venezolano en materia de educación superior?
–Es muy importante el movimiento en dirección a la expansión de la cobertura. Hay que hacerlo en dos dimensiones: con calidad e inclusión.

En Venezuela se ve preocupación en los discursos; incluso, nos han buscado para trabajar con el Gobierno con criterio de calidad. Otra cosa muy importante es la preocupación por la erradicación del analfabetismo. Son pocos los países que lo han puesto en la agenda política. Algo que hay que hacer, y que aquí se está haciendo, es insertar la investigación en el cotidiano de las instituciones. Modelos como la Misión Ciencia son importantes. Son caminos iniciados, hay que seguir creciendo, pero son movimientos en la dirección correcta.

"Aquí está por un lado la Misión Alma Máter y, por otro, instituciones que tienen larga historia. Un sistema que equilibre modelos distintos de sistemas de educación superior son, en mi opinión, aquellos que van a responder mejor a las necesidades de la sociedad.

Los mejores sistemas de educación son aquellos que respetan la diversidad. Ningún sistema y ningún país puede ser homogéneo. Hay gente que quiere educación superior para ser investigador y otra para salir a trabajar. La gente es distinta y hay que diversificar los modelos".

–¿Es ideal entonces que, mientras haya universidades tradicionales, existan las de Alma Máter?
–Que haya complementariedad. Tenemos que formar gente rápido, pero con calidad. El camino es componer sistemas de educación superior que tengan universidades que tradicionalmente se dedicaron a investigación, institutos pedagógicos y casas de estudios que puedan dar una formación básica a más gente –como el proyecto bolivariano–: Hay que buscar otras modalidades de formación que en nuestros países no hay. El sistema mejor será el más complejo, el que tenga una diversidad de modelos y en el que las personas puedan optar según sus perfiles, deseos, necesidades. Yo no creo en sistemas totalmente homogéneos, sino en sistemas diversos, que respondan a diferentes necesidades de formación.

-La Misión Sucre ha sido cuestionada por su calidad. ¿Cuál es su opinión sobre el programa?
–Me parece perfectamente posible hacer educación de masas con calidad.

–¿Se está haciendo?
–Muchas veces la gente critica porque tiene parámetros de calidad muy restrictivos.

Es común que haya rankings de universidades, pero ¿cuáles son los indicadores? El número de premios Nobel y los artículos publicados en revistas del primer mundo. ¿Eso es lo único que define la calidad? Es posible hacer educación superior masificada con calidad, pero no será la misma calidad de otra institución que hace investigación. Cuando se empieza un programa de expansión como las misiones Alma Máter o Sucre, no es sencillo.

Hay que empezar, establecer el proyecto e, inmediatamente, implantar mecanismos de calidad. Es eso lo que en este momento debe ser la prioridad, para asegurar que esa ampliación en la cobertura de la educación superior le va a hacer un bien al país.

–La autonomía es uno de los ejes de la conferencia y ha sido un tema controversial en Venezuela. ¿Cree que está en juego en el país?
–Es fundamental que exista autonomía para que una universidad ejerza su papel social.

Pero eso no es soberanía. Hay que hacer gestión transparente, rendición de cuentas y trabajar junto con los gobiernos para las metas de desarrollo del país. Una universidad sin autonomía no es una universidad, pero la universidad no es autónoma para que haga lo que quiera, es para que sea lo que tenga que ser para la sociedad y que lo sea de manera transparente.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog