Iglesia y delación - Confesión obligada

Por Venezuela Real - 7 de Junio, 2008, 10:59, Categoría: Derechos Humanos

El Editorial
El Nacional
07 de junio de 2008

Tal como lo habíamos comentado ayer, la Iglesia es uno de los blancos directos de la nueva y abusiva Ley de Inteligencia y Contrainteligencia, aprobada en oscura hora y momento por el presidente Chávez. ¿Qué clase de odio tiene el jefe del Estado contra la Iglesia católica y cuál es la razón para oponerse a ella como si se tratara de un peligrosísimo enemigo interno? Hasta Fidel Castro y su hermano Raúl, en Cuba, terminaron por hacer las paces con el catolicismo luego de casi 50 años de revolución.

¿Entonces, que busca el gobierno del presidente Chávez al tratar de convertir a los sacerdotes en agentes auxiliares de la tenebrosa policía política y militar que tiene en mente? ¿Por qué busca desmoralizar a quienes son los pastores directos de la fe cristiana, mayoritariamente compartida por los venezolanos? No nos parece equilibrado pensar que ese militar, de escasas luces y de horrorosa figura, que Chávez ha nombrado como ministro de la Defensa, sea el causante de tantos errores y de tantas estupideces al presentarle al país una ley nazista, o mejor, pinochetista.

Si de algo no pueden sentirse honrados los militares es de ese ministro general, barrigón y bigotudo, que les impusieron, con más cara de jefe civil de pueblo mexicano que de un integrante decente de un gabinete democrático. A lo mejor a él, que odia desde su niñez a los católicos, le puede parecer bella esta ley de inteligencia para humillar a los sacerdotes, pero esa no ha sido nunca la actitud de los venezolanos en cuestiones de religión. Aquí se respeta y se respetarán siempre las diversas creencias.

El presidente Chávez y su ministro de la Defensa están jugando con fuego si pretenden, a través de leyes policiales, penetrar en la Iglesia católica y deformar su misión espiritual de solidaridad y apoyo a la población. En el caso del ministro de Interior y Justicia, Rodríguez Chacín, no vale la pena apelar a ningún argumento ético porque ya sabemos qué piensa él sobre los derechos humanos.

Estamos pues ante tres comportamientos claramente psicópatas: el primero de ellos pretende dominar cada acto social, político o particular de los ciudadanos, incluso de aquellos que le son afectos, pero que pueden llegar a traicionarlo. El segundo, intenta como oficial evangélico deformar la fe católica de los venezolanos por intermedio de una ley militar y policial que inhabilita a los sacerdotes como personas de confianza y confesores leales con los fieles.

Y el tercero, es el típico agente oportunista militar y policial que, habiendo sido formado en la "gringísima" Escuela de las Américas en Panamá, formadora de tantos torturadores y "expertos" en masacrar campesinos y rebeldes en armas, hoy se nos ofrece como el gran antiimperialista, cuando todos saben su pasado y su presente, incluso su papel fundamental en colocar localizadores electrónicos en zonas rebeldes de Colombia que luego fueron bombardeadas por el ejército de Uribe.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog