Gimnasia mental para presos

Por Venezuela Real - 8 de Junio, 2008, 12:38, Categoría: Derechos Humanos

MILAGROS SOCORRO
El Nacional
08 de junio de 2008

A ver si hemos entendido algo acerca del Decreto Ley del Sistema Nacional de Inteligencia y Contrainteligencia, publicada en Gaceta Oficial del 28 de mayo. ¿Será que la cosa va a funcionar como plantea el siguiente relato de ficción? Alicia L. está inclinada sobre la batea restregando calcetines y pensando en el escándalo de Barinas. Mueve la cabeza en silencio. Ve crecer la espuma y seca el sudor de su frente. Si las irregularidades confirmadas por la Contraloría de Barinas son ciertas, la familia Chávez Frías, emplazada en diversos cargos de poder en ese estado llanero, se ha robado varios millardos de bolívares. Según la auditoría hecha por el contralor Darío Parra Parada, los ávidos rateros han incurrido en toda clase de irregularidades para desviar los fondos de la comunidad a sus cuentas bancarias; y es así como se han hecho de formidables residencias, fincas y flotas de vehículos que jamás hubieran podido adquirir con su propio patrimonio ni con sus salarios de funcionarios, por muchos que sean los Chávez Frías enchufados en la nómina estatal.

En ese tramo de sus pensamientos percibe el sonido de pasos inusualmente fuertes en la escalera que conduce a su apartamento. También escucha el soplido neumático que indica que el ascensor se ha detenido en su piso. Al parecer, una multitud calzada con ruidosas botas se dirige a su puerta.

En el trayecto hacia la cárcel, uno de los policías que han venido a detenerla le dice por lo bajo que su arresto se debe a sus pensamientos. Al parecer, la República bolivariana sabe que ella ha estado cavilando, con indignación y espanto, en el flagrante latrocinio de la familia del Presidente y en la inconmensurable alcahuetería de quienes deberían impedir, juzgar y castigar esa conducta. ¿Pero cómo puede saber la policía que ella piensa esto si no lo ha hablado con nadie? Alicia L. sabe muy bien que lo mejor en estos tiempos es andarse con cuidado y no hablar delante de nadie porque no se sabe quién se está lucrando con la vendimia de chismes.

De pronto recuerda que hace un par de días, cuando alguien comentó en la calle que García Carneiro era candidato en Vargas, ella puso los ojos en blanco y murmuró que La Guaira no se merecía otra catástrofe natural. Ya está. Eso es.

En la prisión, Alicia L. ocupa el poco tiempo libre que le deja la lucha por la supervivencia cuando la propia integridad física y moral ha sido puesta en custodia del Estado y se esfuerza por memorizar los nombres de quienes suscribieron el decreto ley, aprobado con nocturnidad en el marco de la Ley Habilitante. Desde luego, se trata de otro instrumento concebido para afianzar el poder omnímodo del Presidente y confiscar derechos a los venezolanos (ahora sí, a todos los venezolanos) y, naturalmente, Chávez encabeza la lista de los firmantes. Pero es el caso que a renglón seguido constan allí los nombres de quienes lo refrendan, una lista que se inicia con el vicepresidente Ramón Carrizález y prosigue con los ministros Jesse Chacón, Ramón Rodríguez Chacín, Rafael Isea, Gustavo Rangel (el gorila de Defensa), William Contreras, Luis Acuña (un ministro de Educación Superior suscribiendo la obligatoriedad de acusarnos unos a otros), Héctor Navarro Díaz, Roberto Hernández (un comunista de toda la vida auspiciando una máquina de delaciones), Isidro Rondón, Yubirí Ortega, Haiman El Troudi (la esperanza blanca del decreto ley, puesto que su estrepitoso fracaso en la economía nos permite albergar la esperanza de que lo mismo será con la represión), Nuris Orihuela, Pedro Morejón Carrillo, Félix Osorio (bueno, éste es el ministro para la Alimentación, está visto cuáles son su eficiencia y su sentido de la vergüenza), Francisco Sesto (el comisario político devenido gran liquidador de la cultura), Edith Gómez (la de Vivienda, nada que agregar), Erika Farías (con qué incomodidad debe vivir esta señora), Victoria Mata, Socorro Hernández (la presidenta de Cantv es firmante de la ley que da puerta franca al espionaje de las comunicaciones), Nicia Maldonado y María León.

Ninguno rechazó el esperpento. Todos se apresuraron a estampar su rúbrica. Y hasta ahora no hemos visto un solo intelectual o miembro de eso que llaman la reserva decente del chavismo deslindarse de la ley y lo que la sustenta. No hay que olvidarlo, el mandón nunca ha estado solo.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog