Importación vs producción

Por Venezuela Real - 8 de Junio, 2008, 12:39, Categoría: Economía

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA
El Nacional
08 de junio de 2008

Las cifras son elocuentes y no hay manera de ignorarlas. El socialismo del siglo XXI se ha traducido en una menor producción nacional y un incremento de las importaciones.

No sabemos si el resultado es consecuencia de un plan suicida de destrucción del aparato productivo nacional o consecuencia de la ignorancia ingenua con que el Gobierno suele manejar asuntos que desconoce por completo.

Si tomamos el sector cárnico venezolano como ejemplo, hallamos una historia verdaderamente absurda. A partir de las invasiones toleradas por el Gobierno desde el año 2000 y luego con la Ley de Tierras, la inseguridad jurídica se adueñó del campo. A ésta se le sumó la inseguridad personal y un discurso hostil por parte de Chávez hacia los productores agropecuarios. Esto trajo como resultado que las inversiones privadas se redujeran ostensiblemente a partir de 2003, último año en que la producción ganadera nacional alcanzó para abastecer al país.

Ya para 2007 la importación de carne ascendió a 42% del consumo nacional, y el promedio que lleva en lo que va de año conduce a 67% de carne importada. Es decir, el Gobierno está recogiendo la cosecha de 2001-2003. La que recogerá en el 2010, si no cambia sus políticas, será una importación de carne cercana a 100% del consumo nacional, y la destrucción total de la producción vernácula en esta área de la economía. La alternativa de los fundos zamoranos y las cooperativas no ha dado resultado.

Nada que pueda extrañarnos.

Sólo el Gobierno, dominado por su alucinación socialista, creía que esto podía ser eficiente. Cada finca, cada unidad productiva invadida o en manos del Estado es una unidad que sale de la cadena de producción. No puede ser de otra manera: la única posibilidad que tenemos de abastecernos de carne es volver al esquema privado, y olvidarse de sueños socialistas que en todas partes del mundo y en cualquier momento de la historia han conducido al fracaso.

Cuando Fidel Castro llegó al poder la producción azucarera era la joya de la corona, cincuenta años después Cuba no produce azúcar. El talón de Aquiles del socialismo es que es incapaz de ser productivo.

Los chinos comprendieron esto y cambiaron su modelo de producción, asumiendo la economía de mercado como eje de las relaciones entre los distintos factores de la economía.

No hay manera de que con el esquema venezolano actual la producción nacional se incremente. La consecuencia es y será: importaciones de prácticamente todo, desabastecimiento, inflación y desempleo.

La paradoja cierra su círculo: invocando el socialismo, la soberanía y la independencia, cada día que pasa somos un país menos productivo, menos soberano y más dependiente de los hidrocarburos.

Cualquier gestión pública en Venezuela puede medirse con una pregunta de oro al final del trabajo: ¿dependemos más o menos del petróleo? Si la respuesta es dependemos más, el trabajo evidentemente se hizo mal, ya que cualquier programa político nacional pasa por diversificar la economía, incrementar la riqueza y reducir la dependencia del oro negro.

El gobierno de Chávez en esta materia lo ha hecho mal y conduce al país hacia un foso del que nos tomará años emerger.

Pongamos un solo ejemplo: si el Gobierno entrara en razón y cambiara sus políticas acerca del sector agropecuario, ya se necesitarían cuatro años para recuperar la producción nacional, y cuatro años más de importaciones.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog