¡No defender lo indefendible..!

Por Venezuela Real - 13 de Junio, 2008, 11:50, Categoría: Política Nacional

ÓSCAR LUCIEN
El Nacional
13 de junio de 2008

" Habló el comandante y mandó a parar". La vigorosa y contundente movilización ciudadana contra la pretensión del teniente coronel Chávez de institucionalizar el sapeo, de convertir a los venezolanos y extranjeros en delatores, en transformar a Venezuela en una sociedad de espías, contra la pretensión (¡vueltas que da la vida!) de imponernos una ley patriota fotocopia de su colega Bush, obligó al recule del presidente.

Si bien reconocidos juristas y activistas de los derechos humanos pusieron de bulto la inconstitucionalidad de la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia (vulgo ley sapo) y de los peligros que su promulgación encaraba, conviene citar las palabras con las cuales el propio Presidente ha reconocido su nefasta peligrosidad. Más allá de su retórica narcisista, el habilitado legislador admitió: "La equivocación `no es pequeña’, y está relacionada sobre todo con el artículo 16 en el que se exhorta a las personas naturales y jurídicas, o de derecho público y privado, nacionales y extranjeras, así como a los órganos de la administración pública, a cooperar y suministrar información cuando sea solicitada. ¿Si una persona se niega a cooperar lo vamos a meter preso? Es una extralimitación. Por lo tanto, yo decidí que vamos a corregir la ley de inmediato y he nombrado una comisión para corregir y redactarla de otra manera. Donde nos equivoquemos hay que aceptarlo y no defender lo indefendible". Para bien de la democracia, apenas horas después, la ley fue derogada.

En los días previos, chavistas más chavistas que Chávez, (muy peligrosos por lo demás) individuos de quienes se esperaba una mínima ponderación en razón de sus antecedentes académicos, profesionales, políticos, y por qué no decirlo, democráticos, no sólo guardaron un oprobioso silencio, sino que unos cuantos la avalaron. Salieron al foro público a "defender lo indefendible". Hubo, entre los más obcecados, quienes no sólo despotricaron de activistas de derechos humanos sino que acudieron al manido y obsceno expediente de denunciar intenciones desestabilizadoras, a colaboracionismo con la mano peluda del imperio.

Pero una vez que habló el comandante, ahora, algunos se atreven a reconocer que la ley sapo efectivamente, tenía algunos artículos innecesarios e impertinentes. Hasta este momento guardaron silencio: "defendieron lo indefendible".

Como defendieron lo indefendible con la Lista Tascón, y sólo abrieron la boca para decir que la Lista Tascón violaba derechos y bla, bla bla, cuando habló su Comandante y ordenó: "Entiérrese la Lista Tascón". Como defienden lo indefendible con la oprobiosa Lista Rufían (sic) hasta que Chávez, orientado por algún sondeo de opinión que valore el daño que le va a causar esta medida ordene al CNE inscribir a los supuestos inhabilitados. Es decir, que el teniente coronel Chávez ordene "no defender lo indefendible", una vez más. En ese momento quizá aparezca un nuevo coro de iluminados a reconocer que la medida punitiva del contralor era una grosera y flagrante violación de la Constitución.

Pero, repito, afortunadamente "habló el Comandante y mandó a parar": ponderó las críticas, reconoció su error, y tomó la decisión que la ciudadanía activa le reclamaba: derogó la ley. Bienvenida esa decisión.

Vale la pena subrayar que no es "defendiendo lo indefendible" que pueden producirse los consensos necesarios para lograr las verdaderas transformaciones que nos permitan combatir exitosamente la desigualdad, la injusticia, que condena a más de 80% de nuestros compatriotas al infortunio de una vida miserable. La lucha por la justicia y la equidad no es privilegio de chavistas. Pero justicia sin libertad es una perversa trampa que alimenta la tentación totalitaria.

El 2 de diciembre de 2008 marca un momento crucial en la historia política de Venezuela: el pueblo soberano rechazó la propuesta de reforma presidencial y, en consecuencia, ratificó la Constitución de 1999. Pero rechazada por el pueblo ahora el gobierno insiste en meterla de contrabando y el chavismo democrático calla, guarda silencio, "defiende lo indefendible" como lo hizo con la Ley Sapo.

"No defender lo indefendible" tiene que ser una consigna asumida con coraje, con lealtad a la Constitución, y con lealtad al pueblo venezolano y a su vocación de vivir en democracia.

Finalmente, celebramos la tenacidad de la ciudadanía, la oportuna voz de alerta de personalidades, formadores de opinión, iglesias, académicos, en rechazo a la ley sapo. Nuevamente queda confirmada la firme decisión mayoritaria de comenzar a construir una Venezuela sin educación ideologizada, con mayor transparencia en la gestión pública, sin amigos de las FARC, sin "sapos", que atienda los verdaderos problemas de los venezolanos. El 23N tenemos una cita ineludible.








TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog