Por esto echaron atrás la Ley Sapo

Por Venezuela Real - 13 de Junio, 2008, 12:44, Categoría: Política Nacional

ROMMEL MENDOZA
TalCual / Radar de los Barrios
13 de junio de 2008

El Radar de los Barrios hizo un análisis de la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia. Este es el resultado

Según el Diccionario de la Real Academia Española la palabra "prolija, prolijo" tiene tres acepciones: "Largo, dilatado, con exceso; cuidadoso o esmerado; impertinente, pesado, molesto". Las tres le vienen como anillo al dedo a la ilegal cobertura que el canal del Estado brindó al acto partidista realizado en la tarde del sábado 7 de junio en Maracaibo para "oficializar" los candidatos con los que el PSUV participará en las elecciones regionales, si es que llegan a realizarse en el venidero mes de noviembre.

¿Que cómo es eso de "si es que llegan a realizarse"? Muy sencillo: Usamos esta expresión por la misma razón por la que en el mencionado acto el ciudadano Presidente anunció que "retiraría" y "revisaría" el Decreto-Ley que crea el llamado Sistema Nacional de Inteligencia y Contrainteligencia, texto (i)legal llamado popularmente en Venezuela "la Ley Sapeo" y mejor conocido en el exterior como la Ley Patriota de Chávez".

Efectivamente, pareciera evidente que el oficialismo lanza esta Ley el 28 de mayo para luego retirarla el 7 de junio, por el mismo motivo por el que decretó una explosiva disminución de tarifas para el transporte público el lunes 2 de junio para luego retirarla el jueves 5, y por la misma razón por la que encarcelaron a 17 maestros en Los Teques el miércoles 4, para luego liberarlos 24 horas después. ¿Puede existir una raíz común para todos estos aparentes desatinos, estas idas y venidas, este errar hoy para "rectificar" poco después, cuando ya el escándalo ha sido causado? Es prudente no especular sobre motivaciones presuntas, y en vez de ello referirnos a lo concreto, a los efectos: Cada una de estas medidas, aparentemente inconexas, tienen en común que generan irritación, molestia e indignación en vastos sectores de la población, por lo que han producido protestas y rechazos que a su vez se han traducido en zozobra e inestabilidad.

Ahora, ¿por qué razón estaría un gobierno interesado en promover inestabilidad y zozobra en su propio país? Pues para evitar algo peor. Y para el proyecto de poder personal del presidente Chávez al parecer no hay nada peor que tener que entregar el gobierno en el año 2012, tal y como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Voceros calificados del partido del señor Presidente han sido claros al afirmar que obtener una amplia victoria en las próximas elecciones regionales y municipales es fundamental para crear piso político a la presentación de un nuevo proyecto de enmienda constitucional que le permita al señor Chávez lanzarse de nuevo como candidato para un tercer período de gobierno.

La crónica debilidad de nuestras instituciones, la aguda y confesa subordinación de los poderes públicos a los designios del Poder Ejecutivo y, sobre todo, la lamentable sujeción del sistema de administración de justicia a las "líneas" emitidas desde el despacho presidencial son circunstancias que no plantean al Poder Ejecutivo en nuestro país la necesidad de camuflaje legal alguno para el ejercicio de la arbitrariedad pura y dura.

A conciencia de que es una provocación, ésta debe sin embargo seguir siendo enfrentada de manera resuelta. La Ley que crea el Sistema Nacional de Inteligencia y Contrainteligencia ha pasado, como otras amenazas autoritarias, a un estado de hibernación del cual será sacada apenas la burocracia oficial crea que ha llegado el momento de opinión favorable.

La lucha democrática tiene que ser victoriosa. Para ello, es indispensable no perder de vista que la única garantía real de que leyes como la del "Sapeo" o currículos como el "bolivariano" no sean finalmente implantados es derrotando electoral, política, social y culturalmente al proyecto autoritario.

Para ello es muy importante que las elecciones regionales y locales de noviembre próximo se realicen, y que en ellas los sectores alternativos a la burocracia autoritaria obtengan un número importante de sólidas victorias. En los barrios, donde la delación se paga con la vida, estamos felices de vivir en un país sin la "Ley Sapeo".

Pero nuestra felicidad sólo será completa cuando vivamos en una Venezuela en la que leyes como esas, así como los "liderazgos" que las invocan, redactan y justifican, sean sencillamente impensables.

Ese es el reto.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog