TARJETAS SANTAS

Por Venezuela Real - 13 de Junio, 2008, 11:46, Categoría: Caricaturas/Humor

Otrova Gomas
TalCual - Portada
13 de junio de 2008

Una de las características de las tarjetas de crédito venezolanas en el extranjero es que son santas.

Los mesoneros, los cajeros, los empleados de hoteles y negocios de cualquier país en donde usted se encuentre y trate de usar la tarjeta con los dólares preferenciales, se impresionan de que cuando los venezolanos se las entregan en el acto ponen las manos en actitud religiosa, bajan la cabeza y empiezan a murmurar alguna oración solemne. Lo que ellos no saben es que cada vez que pretendemos hacer uso del derecho a los miserables cinco mil dólares que nos asignan para viaje, el cincuenta por ciento de las veces rechazan la tarjeta la.

Yo descubro a mis compatriotas de vacaciones cuando estoy en un sitio y de pronto empiezo a oír en voz bajita: “Padre nuestro que estás en los cielos…” y por ahí se mandan. Apenas volteo, me doy cuenta de que son venezolanos pagando con la tarjeta. Claro, hay quienes prefieren el Ave María, los judíos se ponen el gorrito y lanzan sus propios rezos y los musulmanes criollos de inmediato se inclinan e invocan a Mahoma. Una vez vi a un chamán piaora que se puso a hacer bolitas de pan y mezclándolas con restos de postre las tiraba hacia arriba murmurando la oración del cambur topocho. Esto, que desde todo punto de vista es una inmoralidad que le ocurra a una persona proveniente de un país lleno de divisas, supone tres actitudes de parte de los usuarios a los que se la devuelven: o se abstiene de hacerlo por lo traumatizante de esa forma de pago, o demanda al organismo responsable ante los tribunales, o ante la ausencia de un sistema judicial confiable se venga directamente en los empleados de Cadivi o del banco que estén comprometidos.

Como yo soy medio ateo y no me voy a poner a rezar cada vez que pago, dejé de confiarme en ella y ni pensar en molestarme en demandar el daño producido. La última vez que me pasó, lo que hice fue que me regresé enfurecido y le causé un infierno familiar a un alto funcionario que averigüé que era responsable. Él se habrá dado su gusto de fastidiarme, pero yo me di el lujo de vengarme en frío. Después de un breve seguimiento hice que se enredara con una hembra de locura pagada para tal fin, le hice grabaciones y les tomé fotografías que cuando las vio la esposa de inmediato causaron su divorcio.

Hoy el sueldo no le alcanza para vivir, debe pasarles la pensión a la ex mujer y a los hijos, y como es obvio, al quedarse sin la joven que causó el problema también tiene los gastos de buscarse una nueva novia; pero cada vez que consigue una le pido a un apuesto levantador profesional amigo mío que se la quite. No es nada personal, sólo es para que aprenda que con mis dólares preferenciales nadie se mete impunemente.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog