El régimen y la violencia

Por Venezuela Real - 15 de Junio, 2008, 11:56, Categoría: Imagen gobierno / Chávez

Juan Martín Echeverría
El Universal
15 de junio de 2008

Hay viraje táctico con miras al 23N y el régimen va a guardar la violencia en el bolsillo?

La violencia se mimetiza e impregna a las autoridades, por ello termina por potenciarse y crece a costa de la gobernabilidad. En el caso venezolano el escenario lo copan la logia militar y los precios del petróleo, pero siguen sobre el tapete los nexos entre la política y la violencia: ahí están los grupos armados en las áreas urbanas y ese aire de impunidad, que arropa cual mullido colchón la criminalidad desbordada.

La realidad es que el régimen se desenvuelve, como lo señaló Luis Castro Leiva en alguna oportunidad, igual que un "guerrillero mental" que usa los mecanismos del poder con su toque de anarquía. Eso explica la inquietante paradoja de un régimen que se apoya en el aparato militar y deja abierta la opción del FBL y de los grupos violentos.

El discurso reciente del Ejecutivo muestra el mismo viraje táctico de la guerrilla de los 60, al modificar el discurso ante el desconcierto de sus radicales; se trata de un pragmatismo que se orienta a la recuperación del centro político, de allí el reciente retroceso en un conjunto de decisiones contrarias a la Constitución y a los resultados del 2D. El discurso y la acción gubernamental se unifican y se contradicen, lo que puede confundir a quien no conozca la naturaleza intrínseca del socialismo radical, capaz de arrepentimientos similares a las lágrimas de cocodrilo.
 
Para Montesquieu la tiranía culmina por destruirse desde adentro, ya que la traiciona su propia naturaleza. Lo mismo podríamos decir del autoritarismo, que subyuga a la multitud, hasta que vive en carne propia como se benefician unos pocos y siguen pendientes las expectativas de la nación. En consecuencia millones de simpatizantes oficialistas dan marcha atrás y hay una negación de cuerpo y alma, frente a la intención jamás escondida de imponer la reelección perpetua.

Las lecciones que se desprenden de los últimos acontecimientos, revelan que el radicalismo está perdiendo la iniciativa y la está ganando la mayoría ciudadana; sin embargo, a la hora de la verdad, las autoridades deciden lo que les da la gana y nos enteramos tarde y a través de la Gaceta Oficial. Por eso el Jefe máximo ha perdido convocatoria y ahora se cuestiona el secreto, el personalismo y el despilfarro de recursos que se le escamotean al ciudadano de a pie.

El sentido común desconfía de las revoluciones, porque son ineficientes y generan frustración y rabia, por eso hay que respetar ese magnífico centro político que constituye la mayoría de la población. Entre el radicalismo minoritario surge espléndida la mayoría, que quiere trabajo, seguridad, vivienda, servicios y vivir en paz. Esa mayoría la perdió el régimen y por eso avanza y retrocede mordiéndose la cola, todo lo cual explica la aparente contradicción entre el discurso y la acción, llámese pragmatismo o miedo a la contraloría social.

El Jefe máximo calificó de desastrosa a la Ley de Inteligencia y Contrainteligencia, por lo que ordenó derogarla y dejar en manos de la AN la elaboración de la normativa que articule los cuerpos de inteligencia. El disparate radical provocó la reacción de la sociedad civil, alerta y movilizada en defensa de las libertades. Definitivamente triunfó la presión popular. ¿Hay viraje táctico con miras al 23N y el régimen va a guardar la violencia en el bolsillo?





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog