FLAICITO AL PITCHER

Por Venezuela Real - 16 de Junio, 2008, 15:49, Categoría: Política Nacional

Teodoro Petkoff
TalCual - Portada
16 de junio de 2008

El monologo del otro día, entre el presidente y un grupo de empresarios, vino a ser, a la postre, un ritual de espiritismo. A medida que el hombre hablaba se podía ver como por detrás de él se levantaba la figura espectral de Jorge Giordani. Su espíritu fantasmático iba haciéndose materia a medida que Yo-El-Supremo daba lecciones a los capitalistas allí reunidos sobre las virtudes del socialismo del siglo 21.

El paquete del 2008 es prácticamente el mismo que aquel machineado por Giordani, allá por los comienzos de "la década de plata".

Termina ésta, más cerca del lodo que del noble metal, con la economía pistoneando y con una inflación del diablo y todo lo que se le ocurre a El Troudi es exhumar los restos mortales del paquete de su antecesor. Apartando la eliminación del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) -lo cual no fue propiamente un rasgo de genio sino la comprobación de la increíble estupidez que fue su promulgación-, todo lo demás se resume en la promesa de dos fondos estatales para financiar proyectos industriales y agrícolas. Barajita repetida.

Como entonces, hasta el lenguaje es el mismo: "Tráiganme proyectos; quiero tener proyectos en mi escritorio". Al margen de que los tales "fondos" no llegan ni a pantaletas (¿qué son hoy mil millones de dólares?), la única respuesta que conoce el gobierno para los males del país es la de los realazos. Los afanosos "empresarios" de Empreven, Fedeindustria y Confagan, entrenados antaño en el ordeño de la ubre adeca y más recientemente la chavista, ya se aprestan a saltar sobre esos fondos.

Gozosos, "Alito" Uzcátegui, Pérez Abad y Campos, se frotaban las manos rojas de aplaudir. ¡Meta la mano, meta la mano!

El auge económico de los últimos tres años nada tuvo que ver con las recetas de Giordani sino con la cascada de petrodólares que llovió y llueve sobre el país. Pero, cuando en medio de la orgía petrolera, la economía muestra signos de desfallecimiento es porque al gasto público se le agota el poder dinamizador y se impone una terapia que parta, ante todo, de la identificación de la enfermedad –cosa, por lo demás, no muy difícil, porque lo que está a la vista no necesita anteojos.

En lugar de ello, el presidente prefirió echarle gasolina a la candela. A un sector privado lleno de incertidumbre por el rumbo ultra estatizante que lleva la política económica, atemorizado por la hostilidad del estado, le administró cucharadas para caballos de la misma medicina, en los mismos términos de hace ocho o siete años.

Más capitalismo de Estado; fantasmagóricas empresas mixtas entre el estado y los privados; empresas "socialistas" (¿cómo esos fracasos llamados Alcasa e Invepal?); empresas de producción social...Pura paja. De modo que entraremos en la "década de oro" cojeando de la misma pata.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog