Los misterios de la frontera marítima y sur oriental

Por Venezuela Real - 18 de Junio, 2008, 11:49, Categoría: Política Internacional

Pompeyo Márquez
TalCual
18 de junio de 2008

Se quiere desconocer la soberanía venezolana sobre la Isla de Aves. La delimitación con Trinidad y Tobago no es del conocimiento público. Para Guyana no hay derecho a reclamación sobre el Esequibo por la unión ideológica con el gobierno de Chávez

El coronel Torrealba considera que el Territorio Esequibo es nuestro y por tanto todo aquel que nazca allí debe dársele la cédula venezolana. Además, extender los programas sociales hasta esa zona. Y concluye que no se trata de una frontera física sino de una frontera social. Silencio absoluto de Maduro.

I

El Caribe Insular es una región a la vez plural y singular.


Forma un conjunto geográfico: se trata de un vasto archipiélago en el mar Caribe, un conjunto de islas con paisajes similares y fenómenos naturales. Unidad y diversidad tal es la doble características del Caribe" (A. Bansart, USB).

Todas estas islas formaron parte de un gran complejo colonial donde las potencias europeas (Gran Bretaña, Francia, Holanda) pusieron sus pies en esta área. El proceso descolonizador permitió diferentes variantes en cuanto a su soberanía política, económica y militar. Podríamos tomar como ejemplo al Caribe Oriental que permanece con lazos aún muy fuertes con Gran Bretaña.

En el curso de décadas se han ido conformando diversas organizaciones que agrupan a todo el Caribe y Venezuela tiene participación en algunas de ellas como la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y Petrocaribe, y otras como la Comunidad del Caribe (Caricom) y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), con las cuales sólo tenemos relaciones. Venezuela es el único país que tiene representación diplomática en todas estas islas, absolutamente en todas.

Las dificultades de idiomas con Aruba, Curazao y Bonaire (influencia holandesa), con las francoparlantes y angloparlantes no han sido obstáculos para adelantar esas relaciones. Si nos remontamos al pasado, a las luchas por nuestra independencia, encontraremos el papel desempeñado por muchas de ellas a favor de tal objetivo.

Venezuela ha sido a lo largo de su historia un gran aliado en la exigencia de independencia de estas islas. Dentro del proceso descolonizador nuestro país fue abanderado. Nunca faltó nuestra voz para reclamar la independencia de Guyana Británica. Betancourt en la Conferencia Panamericana (1948) celebrada en Bogotá (cuando el asesinato de Gaitán, El Bogotazo e inicio de nuevo de las confrontaciones armadas en Colombia), logró la resolución exigiendo la Independencia de Guyana Británica.

III

Hacemos estas breves consideraciones para colocar un problema sumamente grave que está planteado con el Caribe Oriental.

Vamos a traer a colación un trabajo llamado Reflexiones, rico en contenido e información, del vicealmirante Elías Daniels, jefe de la Unidad Guyana de la Cancillería, muy fresco, es de abril de este año. Dice: "Consciente de sus limitaciones como Estados, ocho países (Anguila de las Islas Vírgenes Británicas, Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Montserrat, Saint Kits y Nevis, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas constituyeron el 4 de julio de 1981, la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO)".

Este bloque de países cuestiona que Isla de Aves sea una isla, la califican de "peñasco", razón por la cual no genera plataforma continental ni zona económica exclusiva, sino doce millas.

Escribimos hace unas semanas en el diario Últimas Noticias (20/5/2008) las siguientes consideraciones: "Barbados, con el apoyo de otros países-islas del Caribe Oriental, ha desatado una campaña contra Isla de Aves. Reiterando una posición absurda de querer negarle la condición de isla a la que ha sido reconocida como tal muchísimo antes de que existiera el Derecho del Mar como lo conocemos en el presente".

La historia de Isla de Aves no ha sido fácil. Tanto Inglaterra como Holanda la han reclamado para sí.

Hubo un tiempo en que Estados Unidos la ocupó, y la explotó, sacó el excremento de decenas de millares de aves que la habitan, como fertilizante.

El 14 de enero de 1859 es reconocida la soberanía de Venezuela. El 30 de junio de 1865, la reina Isabel II de España dictó la sentencia arbitral en la cual declaraba que la propiedad de la Isla correspondía a la República de Venezuela, pero que este país quedaba en la obligación de indemnizar a los pescadores neerlandeses, en el caso de que fueran privados en el ejercicio de sus actividades en la citada isla. Holanda aceptó.

"Isla de Aves es el punto septentrional más extremo de la frontera de Venezuela. Situada en plena área central del Caribe, su posición la convierte en punto de referencia para la elaboración de muchos de los acuerdos limítrofes con los Estados caribeños" ( Las Dependencias Federales. Fernando Cervigon).

Venezuela, en función de Isla de Aves, limita en el Mar Caribe con Estados Unidos (Puerto Rico e Islas Vírgenes); Holanda (Saba y San Eustaquio); San Cristóbal-Nevis; Gran Bretaña (Monserrat); Francia (Martinica y Guadalupe); Dominica; Santa Lucía y San Vicente.

El último mapa de Cartografía Nacional (que parece que Chávez desconoce pues se pone a dibujar lo ya estampado, como si estuviera descubriendo el agua tibia) trae el arco completo de nuestro mar territorial, de la zona económica exclusiva y de la zona contigua.

Existen estudios en el antiguo Seconasede, con la cooperación del hoy desaparecido CNF, que plantean desarrollar la frontera norte, la marítima.

Lo grave de toda esta situación es que Barbados desconoce la delimitación con Trinidad-Tobago, quiere cerrar totalmente nuestra salida al Atlántico e incursiona en aguas venezolanas.

Ante todos estos hechos, que se vinculan con Guyana, Chávez guarda el más absoluto silencio. La Cancillería ni se diga. Este tema, como el guyanés, debemos colocarlo en el centro del debate sobre las fronteras hoy amenazadas por la guerrilla, el narcotráfico, los paramilitares y el hampa común.

¿Dónde está la Armada? No se entiende esta terquedad por parte de un grupo de islas que ha recibido, y recibe, de Venezuela toda clase de consideraciones. Estas agresivas posiciones han sido llevadas hasta Naciones Unidas.

En estas materias existía una política de Estado con un amplio respaldo nacional. Hoy la situación es más delicada porque la política exterior venezolana es personalista, ideologizada y partidista. La Cancillería prácticamente ha sido desmantelada. Esa política no expresa a la nación venezolana, sino los intereses sectarios de un grupo que rodea a un individuo que se cree dueño del país.

El vicealmirante Daniels precisa esta situación: "Durante 1997 Dominica, Antigua y Barbuda, St.

Kits y Nevis, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas enviaron comunicación al Secretario General de la ONU cuestionando el status concedido a Isla de Aves. A partir de 2001 y especialmente durante la 42º reunión de la OECO (8 de noviembre de 2005) esta posición se ha ido ampliando hasta la pretensión de desconocer los derechos venezolanos de soberanía sobre Isla de Aves".

IV

Este grupo de países no se detiene y también cuestiona la Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas con Trinidad y Tobago, que contiene una pequeña apertura hacia el Atlántico y que se vincula con cualquier arreglo práctico que hagamos con Guyana.

Esta fue la última obra de Isidro Morales Paúl. Este gran amigo desaparecido hoy, me concedió en ese entonces el honor de presentar el folleto donde está explicada esta operación.

Consecuencia práctica de este desconocimiento es que Barbados incursiona en aguas venezolanas.
V

Entremos al tema de las relaciones con Guyana. En síntesis lo que han planteado el embajador, el Presidente y el Primer Ministro Guyaneses es lo siguiente: Que en estos momentos Guyana y Venezuela están unidas política e ideológicamente.


Que están en un proceso de integración.

Que en consecuencia no hay cabida a ninguna reclamación.

Este es tema que está en manos del Secretario General de Naciones Unidas. Se rige jurídicamente, además, por el Acuerdo de Ginebra y el Protocolo de Puerto España.

Esta controversia data de 1999, cuando Chávez, apoyándose en la desclasificación de unos documentos de Estados Unidos en los que se traslucía que la reclamación se había acentuado por presiones norteamericanas, olvida que la reclamación surgió en el mismo momento cuando se dicta un Laudo Arbitral donde no tuvimos representación. En ese mismo instante lo declaramos írrito y nulo. El Acuerdo de Ginebra reconoció que había lugar para el reclamo y que la solución debía ser pacífica y práctica, insinuando que Venezuela no debía pensar en la posibilidad de rescatar los 159 mil kilómetros cuadrados de los que el imperio inglés nos había despojado.

Cuando Venezuela reconoce la independencia de Guyana, deja a salvo la controversia.

El Dr. Kaldone G. Nweihed, uno de los más calificados expertos en Derecho del Mar, en el prólogo al libro del general y doctor Oscar Márquez, escribe: "Han pasado más de 35 años desde que la bandera de los triángulos de Guyana fuera izada a medianoche en Georgetown, tras ser arriada la del imperio británico, Venezuela nunca podría agredir a una nación vecina que nace volteando la página de un pasado colonial. En eso jamás se ha pensado ni se pensará. Pero otra cosa sería la búsqueda, por vía de la diplomacia y en un ambiente pacífico, ponderado y amistoso, de esa solución honrosa que satisfaga las aspiraciones de ambas partes hasta un punto compatible con los compromisos contraídos con sus pueblos y con la comunidad internacional" ( La venezolanidad del Esequibo. O. Márquez. 2002).

Esta era una política de Estado. No se conoce qué piensa Chávez al respecto.

VI

El vicealmirante Daniels recuerda que el 6 de septiembre de 2005 Petrocaribe se constituyó en una organización intergubernamental permanente. Y agrega: "El 11 de agosto de 2007 (nótese: dos años después, nota mía) durante la III Cumbre de Petrocaribe realizada en Caracas se adhieren Haití y Nicaragua. Diez países suscriben el Tratado de Seguridad Energética Petrocaribe (TSE). Belice, Cuba, Dominica, Haití, Jamaica, Granada, San Vicente y las Granadinas, Nicaragua, Surinam y Venezuela.

Mientras que Antigua y Barbuda, Bahamas, Guyana, República Dominicana, Santa Lucía y San Cristóbal-Nieves que habían participado activamente en los dos eventos anteriores no lo firmaron. Esta conducta demanda un análisis de los escenarios geoestratégicos venezolanos en el contexto de los intereses y las relaciones bilaterales y multilaterales" (Daniels, 2008).

VII

Unas palabras finales. Es evidente que no todo es "miel sobre hojuelas" en nuestras relaciones con el Caribe Oriental y Guyana.

Que no es una cosa cualquiera el desconocimiento de Isla de Aves y nuestra soberanía sobre ella tal como lo hemos relatado. Y tampoco son un detalle cualquiera las relaciones ambientales con Guyana que habían llegado a un grado de racionalidad, como era la propuesta de la explotación conjunta de las riquezas naturales de la zona en reclamación y una salida al Atlántico.

Soy testigo de que se estaba cerca de una solución práctica y pacífica cuando Carlos Andrés Pérez. Entonces ello fue frustrado por tesis extremas.

Existe una propuesta del embajador Francisco Kerdel Vegas consistente en construir un Parque de la Paz entre Venezuela y Guyana en esa zona fronteriza. Este Parque estaría en manos de Naciones Unidas y aumentaría pulmones vegetales para la humanidad. Esta tesis ha sido recogida por la doctora María E. Rodríguez Febres Cordero en su tesis de grado bajo la tutoría de la doctora Angelina Jaffé Carbonell y con el título de "La Reclamación del Territorio Esequibo: Una Propuesta Ambiental". Veamos la conclusión: "Debido a este rediseño del enfoque y en aras de buscar soluciones pacíficas y satisfactorias para ambas partes, así como la necesidad de impulsar la integración latinoamericana es que se puede afirmar que una Propuesta de Negociación Ambiental que incorpore un esquema de integración ecológico en el Territorio Esequibo podría ser viable, dado no solamente la experiencia de Guyana con la creación del Centro Internacional Iwokrama, sino la creciente preocupación de Venezuela".

La idea central del embajador Kerdel Vegas la desarrolla la tesista en esta forma: "Aplazaría indefinidamente su reclamación territorial con Guyana, siempre y cuando se rectifique la parte final de la frontera, la cual representaría una adquisición territorial pequeña para Venezuela, pero de importancia desde el punto de vista de la plataforma continental, la desembocadura en el Océano Atlántico del Río Orinoco".

Y agrega Rodríguez Febres: "En el caso de esta investigación, las ventajas más relevantes serían: El compromiso de crear un Parque Natural Universal en la Zona en Reclamación, negociando con Guyana la ubicación y dimensión del mismo; la creación del Parque Natural Universal ofrece ventajas ya que las cabeceras, la cuenca y la navegabilidad del Río Cuyuní quedarían resguardados y asegurados para el futuro. Asimismo, se evitarían problemas de indocumentados, contrabando, tráfico de drogas, entre otros; el mantenimiento y preservación de dicho Parque estaría a cargo de un Organismo Internacional como las Naciones Unidas; el financiamiento del Parque Natural Universal estaría integrado no solamente por las Partes, sino por las contribuciones que realice la Comunidad Internacional mediante aportes, donaciones y otros modos de financiamiento".

Es una idea que tiene simpatías en algunos sectores y vale la pena explorarla.

Lo que se conoce de Cancillería es lo expresado por el coronel Pompeyo Torrealba, que hoy se presenta como el principal asesor del canciller Nicolás Maduro en lo referente a Guyana. El planteamiento de Torrealba nos retrotrae a la época de Leoni, cuando se ceduló a decenas de guyaneses que votaron en aquel momento, en especial en el municipio Caroní. Tuve oportunidad de realizar esta investigación cuando Clemente Scotto era alcalde de dicho municipio y yo era senador.

Chávez, a quien tanto le gustan los temas internacionales, debe hablar sobre lo que acontece en nuestras fronteras marítimas y sur-orientales. Las fronteras venezolanas no son sólo las occidentales y, por cierto, debe aclarar si todavía Venezuela limita por occidente con las FARC.

Guyana, en un gesto sorpresivo, designó a su facilitador. Se espera que el Secretario General de Naciones Unidas designe al Buen Oficiante para que actúe en el marco de la Carta de Naciones Unidas sobre la solución de conflictos y controversias por la vía pacífica y que Venezuela nombre su facilitador. El silencio de la Cancillería, sus dudas, su ausencia de profesionalismo, dejan en suspenso la posición del gobierno. Como diría ese amigo de toda una vida, Oscar Yanes: "Así son las cosas".

Esta controversia data de 1999, cuando Chávez, apoyándose en la desclasificación de unos documentos de Estados Unidos en los que se traslucía que la reclamación se había acentuado por presiones norteamericanas, olvida que la reclamación surgió en el mismo momento cuando se dicta un Laudo Arbitral donde no tuvimos representación










TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog