Fuegos fatuos - Militares y hampa

Por Venezuela Real - 19 de Junio, 2008, 11:40, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Editorial
El Nacional
19 de junio de 2008

Luego de 13.000 asesinatos ocurridos durante el año 2007 en Venezuela, al Gobierno se le ocurrió la brillante idea de poner en práctica un novedoso plan de seguridad en Caracas, que entre otras cosas, obliga a colocar como agentes de seguridad a 500 integrantes de la Guardia Nacional en los autobuses y busetas que prestan servicio de transporte urbano e interurbano en la capital. Como reza la conseja popular, la lengua es castigo del cuerpo, porque en innumerables oportunidades el Presidente de la República ha condenado el uso de las fuerzas militares en labores policiales.

Y aquí lo vemos mordiéndose la cola: casualmente, una de las causas de la matanza del 27 de febrero de 1989 (el famoso Caracazo) y días posteriores, fue el uso de integrantes de la Fuerza Armada en labores de represión. La FAN le respondió con fuego indiscriminado y le dio categoría de masacre a un hecho que debió ser controlado por cuerpos de policiales bien entrenados.

Para peor: muchos de los jóvenes oficiales que luego acompañarían al jefe del Estado en su aventura golpista y supuestamente revolucionaria, se convirtieron en verdaderos gatillos alegres a la hora de disparar a mansalva contra la gente de los barrios.

Hoy se repite el error, colocando las cargas malucas en la Guardia Nacional, un componente militar maltratado, mal pagado y mal visto entre el resto de las fuerzas militares.

El comandante general del Comando Regional 5 de la GN, general de brigada Alirio José Ramírez, dijo que durante el Operativo Ruta Segura un par de guardias nacionales, armados con fusiles FAL, estaría acompañando a los buses y busetas. Incluso reveló que los integrantes de la GN aprovecharán para dictar charlas a los pasajeros y choferes con el fin de prevenir el robo de joyas y celulares, y adoctrinarán a los conductores para que identifiquen a los sospechosos y no los dejen subir a la unidad de transporte.

Pero ¿qué le puede enseñar un GN a un chofer que lleva años sufriendo atraco tras atraco, que mira como a sus compañeros de trabajo los asesinan día a día, y que ante una pistola de alta potencia no puede reaccionar en contra? Y en cuanto a las joyas y celulares, la gente se pregunta por qué debe dejarlos en casa.

En el caso de los celulares, son parte de la red de seguridad que la ciudadanía ha establecido para ayudarse entre sí y a sus familias cuando son víctimas de un atraco o sufren un accidente.

Si se les restringe el uso en los transportes públicos quedan más desprotegidos.

El jefe del Estado en su programa dominical afirmó alegremente: "Si tuviéramos que montar dos guardias y un policía en cada autobús, vamos a montarlos, porque hay que cuidar a la gente". A buena hora. Pero vamos a ver cuánto va a durar esa medida porque hasta ahora al Gobierno le ha importado poco la muerte de pasajeros y choferes. Sólo la gente de los barrios y los gremios de transportistas, así como los medios de comunicación, han luchado por revertir esta indefensión en que se encuentran.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog