¿Dormilón, arterioesclerótico o mentiroso?

Por Venezuela Real - 22 de Junio, 2008, 11:26, Categoría: Gente de Chávez

Manuel Caballero
El Universal
22 de junio de 2008

Las tres posibles definiciones del Contralor (sin incluir la de rufián)

No se puede defender lo indefendible" dice ahora alguien que no había tenido empacho en hacerlo antes con la pandilla de traficantes (de drogas y de personas) que hasta sus nada gloriosas muertes dirigieron "Tirofijo" y "Raúl Reyes". Pero parece evidente que a sus secuaces más íntimos no les haya todavía "caído la locha", como se decía (cuando todavía existía la locha) de esos individuos duros de oír o de entender. El caso más evidente, o por lo menos más inmediato, muestra serlo ese pobre diablo cuya chatura intelectual lo ha hecho el funcionario ideal para atornillarlo en su poltrona de la llamada, por antifrase, Contraloría. Cuando, a falta de mejor, alguien se arriesgó a invitarlo a la televisión, mostró que en el circo del Gobierno, su papel es el de contorsionista.

Impedir que muerdan el polvo

Porque las suyas no fueron respuestas, sino contorsiones con el fin de "defender lo indefendible". Arguye entre otras cosas que no se puede comparar su decisión "inhabilitadora" con la de la antigua Corte Suprema de Justicia negándose a hacer lo mismo con un Chávez procesado militar, porque aquél lo era por razones políticas y estos "por manejos irregulares de fondos públicos" ¿Y cómo, si no, se puede calificar el uso de bienes públicos, cómo son las armas que a Chávez le dio la República, para atentar contra ella? Para justificar esto, en la entrevista dio su definición del madrugonazo del 4 de febrero de 1992: "fue", dijo, "una insurrección cívico-militar".

Para explicar esa interpretación suya, hay tres posibilidades: primero, que el sujeto, como toda Venezuela, estaba dormido y al revés del resto de sus compatriotas, no despertó en los días siguientes, y que no lo hizo hasta que, por esa misma cualidad, lo nombraron Contralor. Segundo, que el endurecimiento arterial ya esté haciendo sus estragos en un cerebro que por lo demás, nunca se distinguió por su lucidez.

Mintiendo a sabiendas

Tercero y tal vez lo principal, que esté mintiendo a sabiendas. Porque el movimiento del 92 no solamente no fue (ni en febrero ni en noviembre) una insurrección "cívico-militar", sino que ni siquiera sus autores pretendieron que lo fuese. El sábado siguiente a la intentona, publicamos un artículo que hoy cometeremos la inelegancia de citar in extenso. No es propiamente un "refrito", ni para "darnos pelota" de proféticos, ni mucho menos para pronunciar una de las frases que más detestamos escuchar y por lo tanto también decir: "yo lo había dicho". No: vamos a citar las partes en donde priva la descripción del hecho sobre la opinión que él nos merecía.

Decíamos entonces: "En la madrugada del 4 de febrero se produjo una asonada militar. Veamos entonces en primer lugar qué cosa quiere decir eso. Comenzaremos con una tautología. Asonada militar, en este caso, quiere decir una sola cosa: asonada militar. Ya estamos un poco creciditos para saber que no existe golpe militar "bueno", o para ser lo más objetivos posible, que nuestra historia no los conoce". (...)

Ni se trató de decirlo

"En el caso de la intentona del teniente coronel Chávez, ni siquiera se trató de hacernos creer que fuese un golpe "bueno", ni tampoco nada que llegase más allá de los cuarteles. (...) Hasta el momento de redactar estas notas, no hay indicios o acusaciones de civiles comprometidos. Es difícil creer que no hayan podido encontrar alguno de esos que siempre están a la espera de que un movimiento de ese tipo los proyecte a escala nacional, como secretarios de la junta, como ministros o incluso como simples consejeros. Todo hace pensar entonces que el golpe estaba destinado a excluir de la política a los civiles". (...) "Aparte de eso, sólo las habituales generalidades político-religiosas a que son tan dados todos los primitivismos fundamentalistas: "nacionalismo bolivariano". (...) "La pintura anterior no es (...) ni siquiera exagerada: es sólo descarnada. O para ser más exactos, es un desnudo. La mostramos porque creemos que el descontento popular, la simpatía que siempre puede despertar el vencido (...), pueden comenzar a vestir de un programa o cuando menos de una intención a quienes no se tomaron el trabajo de mostrarlos antes".

Cualquiera de nosotros

Y eso que en el campo civil, decíamos, "Cualquiera de nosotros puede llenar esta página con los defectos, los vicios, las lacras de esta democracia y de este Gobierno en particular. Incluso, una página igual con sus posibles soluciones, sean acertadas o no. (...) Esto no significa que la presentación de un tal programa hubiese cambiado lo esencial de la situación y que nuestro análisis sería muy diferente del que ahora hacemos: sólo estamos mostrando el asunto tal y como se presenta en el momento actual". "Si algo debemos agradecer al comandante Chávez y a los suyos es no haberse embarazado con inútiles y verbosas hojas de parra". (...) "Así, los venezolanos cuya memoria pudiese haberse embrumado, tuvieron una muestra viva de lo que sería un régimen militar: ordeno y mando".

Dejemos lo escrito antaño y volvamos hogaño a la entrevista. Tengamos paciencia: bastará que el Héroe del Museo Militar se eche para atrás en esto de las inhabilitaciones, para que nuestro pequeño rufián se ponga sin vergüenza a aborrecer lo que antes adoró.

Por el momento, repitámoslo: ¿qué privó en aquella definición del Contralor: sueño profundo, arterioesclerosis o mentira? En cuanto a lo primero, ser dormilón no es delito; en lo segundo, no somos médicos para afirmarlo o negarlo. Queda una sola explicación. Punto.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog