Pobres y en desamparo - Ancianos olvidados

Por Venezuela Real - 22 de Junio, 2008, 11:39, Categoría: Dimensión Social

El Editorial
El Nacional
22 de junio de 2008

Envejecer en la pobreza es una de las más grandes desgracias que le suceden a miles de venezolanos en la época dorada de la revolución bolivariana. Además de pobres, solitarios. Desamparados. No ha alcanzado para los ancianos pobres el delirio del petróleo en esta primera década del siglo XXI, a pesar de que alguna "misión" atienda ciertas necesidades de un grupo limitado de ancianos y el IVSS haya aumentado las modestas pensiones.

La inflación más alta de América Latina es el paisaje que sirve de fondo a este retrato de la vejez sin dolientes. Para ellos es el tiempo del desamparo. A las pensiones magras (cuando las tienen), un proceso inflacionario que corroe el poder adquisitivo convierte en agua los ingresos y acentúa el drama de la vejez en la pobreza. Mientras no se reconozca que la inflación es un factor degradante de la calidad de la vida y, en especial, de los pobres, habrá pocas esperanzas de que sea enfrentado. Hay diversas misiones, pero no hay una específica para los ancianos, que no sólo se encargue de subsidiarlos, sino de considerarlos seres humanos que deben ser atendidos como tales y rescatarlos de la aridez a que están condenados.

Como se expresa en el reportaje de Adriana Rivera en Siete Días, el problema de los ancianos es patético. Frente a la realidad actual, hay gente que se preocupa de alguna manera por conjunto de seres humanos olvidados que son los asilos. Pero son excepciones y carecemos de una visión más general y de proyecciones, porque esos segmentos de la población crecen día tras día.

"Poco a poco Venezuela deja de ser un país joven". 8 venezolanos entre 100 pasan de 60 años de edad. Para 2013 se calcula que de los 100, serán 10, y para 2050 representarán 22%. Ya este dato es importante para que se comience a pensar frente a un desafío que demanda sensibilidad y comprensión.

No se trata de resolver únicamente los problemas de supervivencia, de alimentación y de salud. Cuando se habla de ancianos es preciso pensar, paralelamente, en las otras necesidades de la vida humana. Ya vemos, según este reportaje, que más de la mitad de los adultos mayores no recibe ningún tipo de ingresos. Que, como se ha señalado, su número crece y se proyecta a unas magnitudes que desde ahora deben ser objeto de preocupación.

Si este drama de la vejez en la pobreza no se ha resuelto en los años de la bonanza petrolera, con precios que sobrepasan los 100 dólares el barril, no existen razones para pensar que tengan un porvenir diferente. Pero dado que el porcentaje calculado anuncia su peso, nadie podrá evadir su consideración.

Quizás las precarias circunstancias por las que atraviesan tantos miles de ancianos sean producto de la falta de planeación gubernamental frente a problemas sociales que se han tratado de resolver en forma improvisada o caótica. Es preciso hacer mayor ponderación en el análisis, menos demagogia y manipulación de los problemas. Resolverlos no es una gracia revolucionaria, sino una obligación.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog