Cuando masacran gatos

Por Venezuela Real - 25 de Junio, 2008, 11:30, Categoría: Dimensión Social

Elio Gómez Grillo
Ultimas Noticias
25 de junio de 2008

Ha provocado conmoción en el país la atrocidad que acaba de perpetrarse en las residencias Sans Souci, en Chacaito, al ser matados docenas de gatos domésticos al parecer, incluso, con venenos que les causaron terribles sufrimientos a los pobres animales antes de morir.

Se trata de un hecho monstruoso que desdice, incluso, de la condición humana. El delito más grave es el homicidio, que es la muerte que un hombre le causa a otro hombre. Pero el homicida conlleva riesgos porque mata enfrentando a otro hombre, que es su igual, y puede defenderse. Además, el homicida recibe el peso de la ley que le priva de su libertad, sepultándole en una prisión, o le priva de su vida, si hay pena de muerte. También está expuesto a la venganza de los familiares de la víctima y por último, la vindicta social le condena al rechazo y al desprecio permanente. En cambio, al asesinar a un animal, el biocida o zoocida no arriesga nada. Satisface su sadismo matando a una criatura indefensa e inocente que no puede ofrecerle ninguna resistencia y su crueldad no es penada por la ley ni por la sociedad ni por nadie. Por eso es una vileza cobarde y miserable.

Universalmente han sido consagrados los derechos de los animales. Está vigente una primera Declaración Universal de los Derechos del Animal aprobada por la Unesco y por la ONU. Existen la Liga Internacional de los DerechosdelAnimalylasLigasNacionales afiliadas con motivo de la Tercera Reunión sobre los Derechos del Animal celebra en Londres del 21 al 23 de septiembre de 1977 y de la declaración proclamada en 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional y los Convenios de Washington, Berna y Bonn. En Venezuela, se halla en la AN un proyecto de ley para la Protección de los Animales Domésticos, Dominados, Silvestres y Exóticos Libres y en Cautiverio, que ojalá sea aprobado cuanto antes.

Espíritus selectos como el sabio Isaac Newton, los escritores Ernest Hemingway y Julio Cortázar, el filósofo Juan David García Bacca, nuestro Andrés Bello y muchísimos más, compartieron su vida con gatos. Todos los humanos asociamos nuestra infancia a un perro, a un gato, que nos cubrió de cariño y de alegrías y nos hizo felices. En la vejez, en la discapacidad, en la invalidez, en la invidencia, en todas las desgracias de la vida, un animal es nuestro mejor compañero. El más noble y el más leal. Respetemos y defendamos su derecho a la vida.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog