El arte de hacer mercado

Por Venezuela Real - 27 de Junio, 2008, 14:38, Categoría: Caricaturas/Humor

Otrova Gomas
TalCual - Portada
27 de junio de 2008

En estos días de inflación desatada, cuando alguien va a hacer mercado está obligado a mantener una actitud de sensatez y equilibrio extremo. Por lo general, antes de salir, la gente suele tomarse una pastilla tranquilizante para evitar que le empiece la taquicardia o se le desate un ataque de ansiedad; pero lo más importante es la actitud inteligente que han logrado asumir las amas de casa para no perder los estribos o entrar en estado de depresión profunda al enfrentarse al cajero del automercado.

Si es por las posibilidades de conseguir productos básicos, conozco amas de casa que antes de salir preparan una lista sustitutiva. Ya he visto varias. En cada rubro de la dieta familiar ponen dos productos alternativos y hasta tres, por si también faltan los sustitutos; por ejemplo, al lado del azúcar colocan papelón y al lado de papelón, chicle con azúcar y un mini rallo para volverlo polvo dulce, al lado de la leche, yogurt y al lado del yogurt, pintura blanca. Una amiga llegó a extremos insólitos, puso cuatro sustitutos a las caraotas negras: primero garbanzos manchados, luego caraotas blancas podridas, de seguidas pedacitos de carbón de parrilla y al final perlas negras, que es a lo que más se le parecen por lo escasas. Sé de gente que en reemplazo de la carne de res pone la de pollo, luego la de lagartijas y hay hasta quien la termina con pellejitos de uñas de gordos.

En mi casa, que son muy prácticos, no hacen lista sino llevan un papel en blanco que van llenando con lo que haya. Lo interesante de este método es que uno experimenta nuevos platos que hasta podrían quedarse fijos en una lista de época normal.

La semana pasada tomamos jugo de perejil, comimos huevos de hormiga, por primera vez saboreamos anime con salsa de soya y en un avance hacia el futuro se prepararon papas revueltas con petróleo de la faja del Orinoco.

Si de precios se trata, lo mejor es no calcular nada sino disfrutar comprando de todo para hacerse ilusiones y empezar a devolver cosas en la caja cuando llega la suma total.

Aunque las empleadas se enfurecen cuando tienen que volver a empezar a registrar la compra por las devoluciones del ajuste, ya se han ido resignando y muchas de ellas al ver los productos en la correa móvil no marcan, sino le dicen al cliente que de una vez empiece a devolver cosas. Más de una vez se han negado a venderle salmón y alimentos exóticos a un comprador ilusionado, bajo el argumento de que no va a poder pagar eso y ella no va a volver a empezar la suma.

Lo que yo le recomiendo a la gente que vive con un salario fijo, es que para no sufrir traumas, antes de ir al mercado trate de probar sustitutos alimenticios naturales y abundantes, como las hojas de helecho, las flores silvestres y las enredaderas, bien sea preparándolas al ajillo, en caldo o ensaladas, porque con el desborde de los precios y mientras tengamos la inflación más alta del mundo después de la de Zimbabue, o regresamos a la condición alimenticia de los indios o empezamos a adelgazar en serio.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog