Preocupa a EEUU plan de hidroeléctrica iraní en Nicaragua

Por Venezuela Real - 28 de Junio, 2008, 18:52, Categoría: Política Internacional

BLAKE SCHMIDT
El Nuevo Herald
28 de junio de 2008

RIO BLANCO, Nicaragua - El plan de Irán para construir una presa hidroeléctrica a un costo de $200 millones en este país con escasez de electricidad ha suscitado preocupaciones aquí y en Washington sobre la influencia cada vez mayor del país árabe en América Latina.

La propuesta de la planta forma parte de un impulso para liberar a Nicaragua de su dependencia del crudo --80 por ciento de la electricidad la generan plantas a petróleo-- y ayudar a resolver una crisis que constantemente provoca apagones debido al racionamiento de la electricidad.

La presa es el último de varios proyectos que Irán tiene planeado construir en el país más pobre de Centroamérica. Otros proyectos incluyen la construcción de 10,000 casas para los pobres, la entrega de 4,000 tractores para la agricultura y un esfuerzo conjunto con Venezuela para unir a puertos de gran calado de las costas del Caribe y el Pacífico. A su vez, Nicaragua exportaría café y otros productos a Irán.

Sin embargo, la presa hidroeléctrica, cuya construcción debe comenzar en el 2011, se enfrenta a una fuerte oposición por parte de un grupo de ganaderos que dicen que las aguas inundarían sus tierras.

La oposición local a la represa se está consolidando a medida que funcionarios estadounidenses y observadores internacionales expresan preocupaciones sobre la forma en que Irán puede aumentar su influencia en países latinoamericanos de izquierda como Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega asumió el cargo en el 2007.

Thomas Shannon, subsecretario de Estado para las Américas, dijo en una conferencia el 10 de junio en Coral Gables que Estados Unidos observa los pasos de Irán "con gran interés y preocupación'' a medida que "se acerca más a nuestro continente''.

Por su parte, los expertos dicen que los lazos que Irán profundizando en la región son más que simples gestos de amistad.

"Las relaciones cada vez mayores de Irán con los gobiernos izquierdistas de América Latina no son ad hoc'', dijo Arshin Adib-Moghaddam, ex profesor de la Universidad de Oxford y experto en Irán.

"Estos gobiernos han evolucionado en función de las preferencias estratégicas de Irán después de la revolución, como los esfuerzos por colocar al país con más firmeza dentro del llamado Tercer Mundo''.

Joe Azel, profesor de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami (UM), dijo que Irán y sus aliados izquierdistas de América Latina --entre ellos Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua-- realizan grandes esfuerzos para "socavar las democracias occidentales'' y la influencia de Estados Unidos.

Ortega ha sido criticado por no informar al Congreso nicaragüense del empleo de fondos venezolanos e iraníes para realizar obras públicas. Hace poco, algunos líderes de la oposición dijeron que aprovechó su influencia como jefe del Partido Sandinista para ayudar a entorpecer a los partidos de minoría en las próximas elecciones.

La presa destruiría las tierras fértiles donde el ganado pasta, obligando a una de las comunidades más productivas de Nicaragua a mudarse a las montañas cercanas, al tiempo que también quedarían bajo las aguas terrenos sagrados de sepulturas, afirman los activistas.

"Si eso ocurre, entonces tendríamos que vivir en islas'', dijo Agosto Artola, líder de la Comisión Contra la Represa, que representa a unos 30,000 rancheros.

Por primera vez Ortega reconoció públicamente en un discurso el 7 de junio que la construcción de la presa llevaría a un desplazamiento masivo de la población que vive en la zona: "Si la gente tiene casas allí, tendremos que darle mejores casas en una área cercana'', dijo.

Sin embargo, Artola se muestra escéptico sobre las promesas de Ortega.

"Si el gobierno promete que nos va a pagar, pues es mejor que nos pague'', dijo Artola.

Un grupo de campesinos de la comunidad rural de San Andrés de Boboke, cerca del río Tuma, donde estaría la represa, también están preocupados por un helicóptero sin identificar que continuamente aterriza en el futuro lugar de la represa sin dar ninguna explicación.

Situado entre verdes montañas cubiertas de intrincadas selvas y de sábanas para el ganado, San Andrés de Boboke es mayormente una comunidad indígena al noreste de Managua, a 10 horas en autobús. Allí a los lugareños les preocupa la presencia de forasteros. Artola dijo que el gobierno no ha hablado de forma clara sobre el proyecto de la represa mientras parece que los militares vigilan el lugar con un helicóptero. Alrededor de la localidad circulan rumores que algunos vecinos le han disparado al helicóptero, que según la gente de la zona es del Ejército de Nicaragua o de Irán.

Cesar Zamora, director de la mayor compañía eléctrica de Nicaragua, Corinto Power, dijo que el sector de la energía está desesperado por inversiones pero tiene dudas de que el proyecto iraní sea realizable porque el gobierno de Irán está pidiendo garantías de precio que al gobierno nicaragüense le costará trabajo cumplir.

Los que se oponen al proyecto exigen que se debata en el Congreso. Ortega ha sido ampliamente criticado por la falta de transparencia en el manejo de más de $520 millones de ayuda financiera que le entregó Venezuela sin la aprobación del Congreso.

"Irán y Venezuela han prometido muchas cosas, pero no hay control ni transparencia en lo que dicen. Todo es un misterio'', dijo Samuel Talavera, legislador de la oposición. "¿A qué costo recibimos esta ayuda?"

El embajador estadounidense Paul Trivelli dijo que Irán puede ser un socio ‘‘problemático'' y le ha recordado al gobierno de Nicaragua que Irán ha sido sancionado por las Naciones Unidas y calificado de un Estado que patrocina el terrorismo.

Hace dos décadas Nicaragua tenía poco en común con Irán, salvo las casi simultáneas revoluciones de los dos países en 1979, y el célebre escándalo Irán-contras, cuando el gobierno del presidente Reagan usó las ganancias de ventas ilegales de armas a Irán para apoyar la lucha de los rebeldes que luchaban contra el gobierno sandinista de Ortega. En la actualidad los dos países están unidos contra lo que el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, ha calificado de "enemigos comunes''.

Tras llamar a Ortega "un símbolo de justicia'', Ahmadinejad visitó Nicaragua poco después que el ex jefe guerrillero asumió el poder en enero del 2007.

Aunque los que se oponen a la presa esperan que el gobierno ofrezca más información sobre el proyecto, Artola y los demás recogen firmas contra la represa.

"Lo que nos preocupa es que el gobierno no nos dice qué sucede'', dijo Artola.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog