Consumidores de bajos ingresos prefieren los productos de marca

Por Venezuela Real - 2 de Julio, 2008, 11:29, Categoría: Dimensión Social

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
02 de julio de 2008

Los más pobres gastan 56% de su presupuesto en alimentos
Para los estratos D y E adquirir artículos reconocidos es una forma de hacer rendir el dinero
"Lo barato sale caro". Es lo que piensan los consumidores de bajos ingresos a la hora de decidir cuál producto comprar.

Un estudio de Datos, presentado en el foro Estrategias y Nuevas Tendencias de Branding (marcas), organizado por la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria (Venamcham), revela que 80% de los venezolanos de estratos socioeconómicos D y E prefiere los productos de marca porque les brindan confianza y les asegura que su dinero será bien invertido. Alie Charr, gerente de la empresa Datos, explicó que este reconocimiento y opción de compra a productos que tienen una posición en el mercado depende del presupuesto con que se cuente.

"En los últimos 3 años esa población registró un crecimiento del poder adquisitivo, lo que hace que las compras se dirijan hacia esos productos".

Detalla que el ingreso real de la clase E, que representa 58% de la población, registró un incremento de 181% en los últimos 3 años, mientras que la clase D (23% de los venezolanos) experimentó un alza de su poder de compra de 12%. Un hogar del nivel socioeconómico E, tiene un ingreso mensual de 1.500 bolívares fuertes como grupo familiar.

En cuanto a los alimentos, productos como la mayonesa, la harina de maíz precocida, aceite, salsa de tomate, margarina, leche y arroz son los más susceptibles a ser adquiridos por las marcas que por el precio.

En el caso de los programas sociales como Pdval y Mercal indica que son opciones válidas, más cuando se ha generado escasez de productos. Sin embargo, los consumidores de estratos bajos siguen siendo fieles a las marcas tradicionales de alimentos, como las de harina de maíz y el aceite.

Incluso, Charr aclaró que hay una creencia de que los consumidores de bajos recursos compran presentaciones pequeñas, cuando la realidad es que tratan de adquirir grandes cantidades para garantizar el abastecimiento en el hogar de esas marcas que le son afines.

"Con el tiempo, estos consumidores se han vuelto planificadores de la compra. Restringen algunos gastos y realizan compras sistemáticas. Han pasado de las mensuales a las semanales, asociadas al tiempo en que reciben sus ingresos.

Por ejemplo, van al supermercado hasta 2 y 3 veces por semana, pero saben perfectamente lo que quieren y en qué productos invertir su dinero", señala.

Comentó que al consultar a los consumidores se constató que las amas de casa prefieren el arroz tipo Premium, porque rinde más, frente a las presentaciones con menos granos partidos y de menor calidad que son más económicas.

Gasto mensual.

El estudio de Datos indica que en promedio 56% del presupuesto familiar en los estratos socioeconómicos E y D se destina a la adquisición de alimentos, 6% a artículos de cuidado personal o higiene, 10% al pago de servicios (agua, luz, teléfono, etcétera), 5% a salud, 3% a artículos del hogar, 3% a educación, 5% para el pago de alquileres y entre 1% y 2% para entretenimiento.

Cuando se reduce el ingreso lo primero que dejan de adquirir estos consumidores son los productos de cuidado personal y limpieza del hogar.

En alimentos recortan los gastos en galletas, refrescos y otras bebidas no alcohólicas.

Mientras que cuando se eleva la capacidad de compra se incrementa la demanda de bebidas achocolatadas, cereales, avena, enlatados y galletas.

Del anaquel a la alacena del cliente

La tendencia para afianzar una marca en la población se basa en lograr entender lo qué los consumidores quieren y necesitan. "las empresas deben pensar creativamente para acceder al mercado de las mayorías o de bajos ingresos. Lograr llevar la marca del anaquel del supermercado o del exhibidor de la tienda a la alacena del hogar", señaló Alie Charr, gerente de Datos. Además de alimentos el gasto en vestido y calzado es fundamental. La especialista explica que individualmente quienes aportan al presupuesto familiar, se quedan para sí 30% de recursos que dirigen a la compra de productos para satisfacer sus gustos y preferencias. Nuevamente en esta área, las marcar juegan un papel importante, de allí que los zapatos deportivos de firmas internacionales o la ropa de determinada empresa textil, encuentren en los consumidores de bajos recursos un mercado cautivo. 18% de esa reserva individual se destina a ropa y calzado, 13% a transporte, 23% a misceláneos, 14% al ahorro (a través de sanes), 4% a peluquería, 4% al envío de dinero y 4% adicional para comida fuera del hogar.

 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog