ESCANDALO DE LA VALIJA: "Nos van a matar a todos", le dijo un socio a Antonini

Por Venezuela Real - 2 de Julio, 2008, 12:51, Categoría: Corrupción

Hugo Alconada Mon
La Nación - Argentina
02 de julio de 2008

WASHINGTON.? Guido Alejandro Antonini Wilson no podía creer lo que acababa de escuchar.

"¿Matarnos?", le preguntó a su socio Carlos Kauffmann, quien, a su vez, no sabía que el protagonista del caso de la enigmática valija con 800.000 dólares espurios colaboraba ya con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI). Era la primera cena que tenían desde que había estallado el escándalo en Buenos Aires y la tensión era palpable.

-Nos van a hacer mierda, nos van a matar? Nos van a quitar Venoco [empresa petroquímica proveedora del Estado venezolano], dijo Kauffmann delante de Franklin Durán, tercer socio de negocios y aventuras de ambos, y de Moisés Maionica, el abogado señalado por Caracas para atar los cabos. Era la noche del 23 de agosto del año pasado. El escándalo crecía y crecía en la Argentina y en Venezuela, y los cuatro eran grabados por el FBI dentro del exclusivo restaurante Jackson?s Steak House, en la ciudad de Fort Lauderdale, en el estado de Florida.

-¿Matarnos?, repitió Antonini.

Y Kauffmann, ya algo molesto, incómodo quizás ante la aparente incredulidad de su socio, o a lo mejor para convencer a Antonini de que colaborara con Caracas para acallar el origen y el destino de aquella maleta, ahondó la advertencia:

-Matarnos. Un tiroteo, pepazos.

El diálogo, textual, lo revela el abogado defensor de Durán, Ed Shohat, en su último escrito ante la Corte Federal de Miami. Lo incluyó para fortalecer su planteo de que su cliente no era un agente encubierto de Venezuela y que, como máximo, actuaba presionado por las amenazas "de muerte o serias lesiones físicas" contra él y su familia.

Esas amenazas, abundó Shohat, eran por demás creíbles desde que habrían sido proferidas por funcionarios chavistas urgidos por acallar el destino de los 800.000 dólares, al parecer la campaña presidencial de Cristina Kirchner, algo en lo que el presidente Hugo Chávez estaría "personalmente" involucrado, según la misma fuente.

"En un interrogatorio del FBI, cuyo reporte ha sido proveído a la defensa -explica Shohat-, entre otras cosas Kauffmann sostiene que este caso involucró un encubrimiento para proteger a los gobiernos de Venezuela y la Argentina. Basado en ese reporte, puede esperarse que Kauffmann testifique que Juan Bracamonte, un abogado venezolano, le dijo que «esto podría ser un gran lío para la campaña [presidencial argentina] y el rol de Venezuela en esa campaña»".

Para Shohat, sin embargo, el desafío es elevado. Por un lado, busca mostrar que Durán, si actuó mal, lo hizo bajo presión venezolana y sin cometer un delito en Estados Unidos. Pero por otro lado debe debilitar todo aquello de los testimonios de Maionica y Kauffmann que compliquen a su cliente. Por eso dice que el segundo busca garantizarse que, tras cumplir su condena, no sea deportado con su familia a Venezuela, "el mismísimo país al que va a despellejar" con su testimonio durante el juicio oral.

Pero ¿quién es Bracamonte? Según confirmó LA NACION, es un abogado de fluidos vínculos con el gobierno venezolano, en particular con la Dirección de Inteligencia (Disip) y amigo de otro protagonista de esta historia enrevesada, Diego Uzcátegui, el ex jefe de la filial argentina de la petrolera estatal venezolana (Pdvsa) y padre de Daniel, uno de los pasajeros de aquel vuelo del 3 de agosto.
Personaje clave

Bracamonte también mantiene vínculos con el actual embajador de su país en Bolivia, Julio Montes, y él o un homónimo fue sometido a prisión preventiva durante 2002 acusado de enriquecimiento ilícito como gerente general del Fondo de Desarrollo Urbano de su país, según consta en copias judiciales que cotejó LA NACION.

Pero las revelaciones provenientes de Miami no se acaban allí. Shohat también adelantó que "Maionica les dijo a él [por Kaufmann] y a otros que el presidente Chávez estaba involucrado en el asunto y había puesto a cargo al director de la Disip, Rangel Silva [general, Henry] y que Rangel le dijo que el presidente Chávez estaba personalmente involucrado".

Maionica detalló mucho más durante aquella cena en Fort Lauderdale. Le dijo a Antonini que los gobiernos de Néstor Kirchner y Chávez le garantizarían la impunidad si asumía como propios los 800.000 dólares que hoy, a casi 11 meses de su hallazgo, siguen huérfanos. "Ya el gobierno venezolano conversó con el argentino. Una vez presentado un escrito de cargo por quien vaya a ser tu abogado, que tú elijas, van a levantar los cargos."

Ya era demasiado tarde. Antonini ya había optado por ceder ante las autoridades norteamericanas antes de cerrar ese supuesto acuerdo espurio con Buenos Aires y Caracas.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog