Inflación mundial

Por Venezuela Real - 6 de Julio, 2008, 10:41, Categoría: Economía

Domingo Fontiveros
El Universal
06 de julio de 2008

Pareciera que el mundo calcó el disparate inflacionario en que el Gobierno metió al país

El precio del crudo se ha convertido en punto álgido de la economía mundial. En cinco años, su valor se ha cuadruplicado, superando todos los pronósticos. Y continúa subiendo, porque la presión de demanda sigue alta y la producción no reacciona lo suficiente. Las repercusiones de esta situación son generales. Los mayores precios del combustible se trasladan a los costos de transporte y de la energía en general, y de allí se extienden al resto de las mercancías y servicios. Algo similar, aunque menos vertiginoso en su ascenso, ocurre con los precios de otras materias primas y los alimentos. Se está en presencia de un fenómeno inflacionario mundial.

¿Qué está ocurriendo? El tema es complejo, pero pueden hallarse tres argumentos de base. En primer lugar, un aumento desmesurado de la liquidez mundial, originado principalmente por el enorme déficit fiscal americano y su muy laxa política monetaria, aunque multiplicado por políticas del mismo signo en casi todo el resto del mundo. En consecuencia, el crédito ha sido superabundante y barato, y la demanda en general ha crecido en forma muy robusta, casi sin interrupciones durante varios años.

La expansión de la demanda ha terminado excediendo al ritmo de la oferta en algunos rubros clave, como el petróleo, otras materias primas, y los alimentos. Y aunque los aumentos de productividad previnieron durante un tiempo las presiones inflacionarias subyacentes, ya ese no es el caso.

Se hace imprescindible ampliar la capacidad instalada de producción, pero ello toma tiempo, más del disponible para detener la onda inflacionaria que recorre al mundo.

Hasta hace poco se pensó, por ejemplo, que en la OPEP existía suficiente capacidad de producción incremental de corto plazo como para compensar cualquier "shock" en los suministros. Ha quedado en evidencia que no es así, y que apenas Arabia Saudí tiene algo de petróleo adicional que ofrecer. No obstante, a pesar de haberse anunciado que este país elevará su oferta en el futuro inmediato, el mercado reaccionó como si tal cambio va a ser insuficiente para corregir los precios.

Lo que ocurre con petróleo ocurre con casi todo lo demás. Elevar la producción de leche cruda, por ejemplo, implica aumentar el tamaño de los rebaños, y por restricciones biológicas ello puede tomar varios años.

El caso particular de los alimentos está vinculado al volumen de población que emerge de niveles de consumo de subsistencia. En países como China e India, se han incorporado unos 500 millones de personas al mercado de alimentos superiores durante los últimos años, llevando a la demanda de estos productos a crecer muy por encima del crecimiento demográfico, como es lo usual en países sin cambios ostensibles en el poder de compra de los estratos de ingresos más bajos.

Pareciera que el mundo hubiese calcado el disparate inflacionario en que el Gobierno metió a Venezuela en el último lustro. La oferta monetaria creció desorbitadamente, al igual que el gasto fiscal. La demanda interna se disparó y superó la capacidad nacional de producción. La inflación continúa aumentando, a pesar de todos los planes, y de que Venezuela puede importar para complementar la oferta, lo cual es una ventaja respecto al mundo como un todo, que todavía no puede importar lo que le falta desde otro planeta.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog