La casa de todos los vicios

Por Venezuela Real - 6 de Julio, 2008, 12:36, Categoría: Derechos Humanos

GABRIELA ROJAS
Ultimas Noticias
06 de julio de 2008

"El tema carcelario no es un problema aislado ni de pertenencia a un determinado grupo. Sin ánimo de justificar, es una deuda social que tiene el Estado principalmente con las clases menos favorecidas, ya que han sido ellas las que han sufrido las consecuencias de las profundas desigualdades, y esto, sin lugar a dudas, las ha llevado a un círculo vicioso, yendo a parar a recintos carcelarios que no contribuyen de modo alguno a la rehabilitación del individuo, sino que, por el contrario, lo predispone de manera negativa ante la sociedad", se lee en una carta enviada el 5 de junio de 2008 por los reclusos de Rodeo II (Miranda) al ministro de Interior y Justicia (MIJ), Ramón Rodríguez Chacín.

La misiva concluye con esta petición: "Acabar con el concepto errado de que hacer justicia es mantener encerrado en condiciones infrahumanas al individuo, porque en ese momento nos convertimos todos en transgresores de la ley".

Y la transgresión se paga caro. El crítico panorama de la situación carcelaria del país hace que los más de 21 mil internos luchen por sobrevivir en el hacinamiento, con la violación constante al debido proceso, el ocio, la violencia y la extorsión dentro de los penales.

"La exclusión de las exclusiones".

Según cifras suministradas por la Dirección General de Custodia y Rehabilitación del Recluso del MIJ, para mayo de 2008, la población penal en Venezuela era de 21.483 personas privadas de libertad, distribuidas en los 30 centros de reclusión que tienen capacidad para 10 mil.


A pesar de que existe una diferenciación en el sistema carcelario, se recluye a la población indistintamente entre los 17 internados judiciales que deberían ser sólo para procesados, nueve centros penitenciarios para los penados (tres cárceles femeninas) y los cuatro restantes son una penitenciaría (San Juan de los Morros), una cárcel nacional y un centro experimental.

El abogado y especialista en el tema carcelario, Elio Gómez Grillo, explica que, a pesar de que este es uno de los pocos países que tiene una proporción menor en el número de presos en relación con su población (la media es un preso por cada mil habitantes), las condiciones generales son más que críticas.

"Estánencondicionesinfrazoológicas.Esehombre recluido se dedica a drogarse, a envilecerse sexualmente, a estar armado, ocioso, hambriento porque la comida es infame y constantemente enfermo porque no tiene acceso a la salud".

La situación ha generado que, desde la Defensoría, esta población sea de prioridad. Por eso, implementaron hace tres meses el programa Haciendo Comunidad para los Derechos Humanos, que funciona en las cárceles de Los Pinos (Guárico), Rodeo II (Miranda), Uribana (Lara) y pronto en Yare (Miranda).

Carlos Molina, coordinador de políticas públicas de la Defensoría del Pueblo, y al frente del programa, explica que la violación de los derechos humanos "no es un problema técnico, ni de leyes, sino un problema social y político. Sabemos que hay sectores más vulnerables que otros, y son básicamente los sectores populares".

Molina explica que, por eso, la cárcel será el principal lugar hacia donde la Defensoría dirija su política, "porque la cárcel es la exclusión de las exclusiones", y agrega que casi 98% de los que pagan condena son de los sectores populares, independiente mente de que sean culpables o no.

En opinión de Gómez Grillo, "la cárcel es clasista porque se paga más ser pobre que ser delincuente. Hay quienes dicen que lo grave no es el delito, sino la pena".

Molina expone la cadena de irregularidades con base en los problemas identificados por los propios reclusos.

"Ellos exigen ser debidamente procesados porque esa irregularidad jurídica produce un clima de incertidumbre, una situación de tensión dentro del penal que de alguna manera se convierte en un activador de la violencia interna, y a medida que no sean debidamente procesados se suscita más hacinamiento, lo cual genera ocio y a la vez violencia. Por eso, esta no puede ser vista como una causa, sino como un efecto que tiene que ver con las condiciones de vida de los internos", señala Molina.

Lo que buscan las autoridades de la Defensoría es convertirse en un ente articulador y vigilante de que las responsabilidades de las instituciones correspondientes se cumplan, sin necesidad de que los presos tomen medidas extremas.

Pero están conscientes de lo que demoran las soluciones. "Ellos no piden que les abran las puertas, sino que sean debidamente procesados y que mientras estén allí tengan una vida digna, porque del único derecho del que han sido privados es de la libertad, no de ningún otro", apunta Molina.

Por su parte, el titular del MIJ, principal autoridad en materia carcelaria, y el viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek El Aissami, han declarado, a raíz de las recientes situaciones de autosecuestros de familiares en las cárceles de Mérida y Vista Hermosa (Bol), que mantienen el compromiso asumido por el Estado para mejorar las condiciones de reclusión, agilizar los mecanismos procesales, promover actividades deportivas y culturales, y mejorar los protocolos de reinserción.

En rueda de prensa y visita hecha por la corresponsalía de ÚN al penal de Yare, el ministro Rodríguez Chacín afirmó que la inauguración de un nuevo centro penitenciario en el estado Miranda forma parte del nuevo modelo de humanización de las cárceles y que ahora sí se cumplirá con la clasificación de los reclusos, entre procesados y penados.

El viceministro El Aissami aseguró que se hará una nueva selección de custodios para tener personal socializador, no represivo.

Una luz al fondo.

Pero mientras el compromiso se hace tangible, otras iniciativas buscan el camino para dignificar y ayudar en la reinserción social de los presos.


Gómez Grillo señaló que "la verdadera pena comienza cuando el hombre sale de la cárcel", y la experiencia le enseñó a José Sánchez que debía dar una mano a los que no tenían ayuda de nadie.

Sánchez es un ex recluso que estuvo nueve años preso, y hoy en libertad se dedica a liderar una iniciativa llamada Liberados en Marcha.

"Ese fracaso que uno tuvo en la vida me dio un destello de luz, una esperanza para que naciera el sueño de construir un hogar para las personas que salieren de la cárcel". Sánchez explica que la razón principaleraencontrarunamaneradecortarelcírculo vicioso que se genera dentro de las cárceles.

Ese círculo al que se refiere Sánchez lo explica Gómez Grillo: "En la cárcel, se `metastasian’ los vicios del país, el preso paga por respirar, por el colchón, por el traslado a tribunales, por mantenerse vivo, y también tiene que pagar por lo ilegal para sobrevivir".

Con ese conocimiento, Sánchez expresa que su preocupación era que muchos salían pero, a los pocos meses, volvían o los mataban afuera. "Pero ¿qué es lo que pasa? Es que en la calle no le brindan oportunidad, las empresas cierran sus puertas porque es un expresidiario, la familia y la sociedad se cierra y el hombre, aunque tenga las ganas, llega a casa y la realidad es otra. Quizá tiene hijos, esposa, y no hay comida, no tiene casa, no hay dinero, no puede buscar trabajo y dice `yo prefiero hacer lo que aprendí a hacer, vender droga o robar’, y cae de nuevo en el círculo vicioso", explica.

Luis Maldonado, vicepresidente de la asociación, concluye que desde 2002 están trabajando con ex reclusos porque "los mismos presos trabajaron honradamente y fueron ellos los que dieron esos primeros aportes. Cuando nadie nos apoyaba, ninguna institución, nosotros mismos nos dimos la mano".

 LIBERADOS EN MARCHA
La asociación Liberados en Marcha cuenta con una sede propia en Guatire, en la cual se encuentran actualmente ocho jóvenes. Desde 2002, han recibido a 45 muchachos, de los cuales 95 % está reinsertado a la sociedad. Luis Maldonado, vicepresidente de la asociación, afirma que "uno se cansa de llevar plan, de que la familia pase necesidades y problemas por nuestra culpa, uno mismo se llama a conciencia".

Por lo que Maldonado destaca: "Estamos sembrando una semilla, porque quizá uno llevó las amargas, pero esperamos que los que vienen puedan tener oportunidades mejores".

12.943 en proceso
Cifras del Ministerio de Interior y Justicia colocan este número entre hombres y mujeres que aún atraviesan alguna de las etapas del sistema judicial y no han recibido condena, pero que de igual manera permanecen recluidos en las diferentes cárceles.

7.104 penados
Las estadísticas recopiladas por el Ministerio de Interior y Justicia indican que del total de 21 mil, sólo se le ha dictado condena al 33% de la población penitenciaria del país y que conviven con el resto que aún está procesado por algún delito.

 SISTEMAS PENITENCIARIOS
Sistema nórdico
(Suecia, Dinamarca, Noruega, Finlandia): No cree en la cárcel como sistema de justicia.

Sistema de Europa Central y Occidental
Son establecimientos en excelentes condiciones y se busca que no parezcan cárceles.

Sistema de los bloques socialistas (Europa)
el preso es primordialmente un trabajador privado de libertad.

Sistema japonés
Es predominantemente un sistema paramilitar.

Sistema latinoamericano
Hay constante comunicación con el exterior y visitas, pero tiene profundas fallas estructurales en los procesos judiciales.

Un millón de presos
Es la cifra aproximada de los reclusos que integran el sistema penitenciario en América Latina, de los cuales Brasil tiene unos 400 mil internos, México cuenta un aproximado de 200 mil reclusos y los demás países del área los restantes 400 mil.

20.165 hombres
En Venezuela, datos del MIJ revelan que de los 21 mil internos que están recluidos en los 30 centros penitenciarios, sólo 1.300 son mujeres (distribuidas en tres centros de reclusión), por lo cual 94 % de la población penal del país es masculina.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog