Las primeras letras - Violencia aprendida

Por Venezuela Real - 6 de Julio, 2008, 10:54, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Editorial
El Nacional
06 de julio de 2008

La escuela no podía ser un mundo aparte de lo que es, en líneas generales, la sociedad a la que pertenece. Somos una sociedad donde la violencia impera, desde el discurso político de los más altos niveles hasta las expresiones de la calle. No hay un discurso que no sea amenazante, una palabra que no sean las palabras de la ira. Se apagaron las sonrisas, de ellas no quedan vestigios. El buen humor, incluso, está desterrado del lenguaje del alto poder como una herejía. En un país de estas características, nadie debe extrañarse que la violencia se haya convertido en una de las ordalías habituales en que trascurre la vida de los venezolanos. Son innumerables los factores que generan este clima indeseable. No todo parte del discurso, claro está. Sería absurdo pensarlo. Pero sucede que cualquier medida gubernamental que se tome, se dicta fatalmente como castigo y por lo general viene acompañada del escarmiento adicional de las palabras.

La violencia está instalada en la sociedad y es poco lo que hacemos por desterrarla.

Uno de los aspectos más inquietantes de la violencia es objeto de análisis este domingo en Siete Días. Es un tema que interesa a todos, especialmente a los padres que padecen sus implicaciones y viven en vilo, conscientes de que en sus mentes ronda el temor por la suerte de los hijos.

La periodista Mireya Tabuas escribe sobre la violencia juvenil en su reportaje "La violencia con uniforme escolar". Es una investigación objetiva y factual que no nos deja indiferentes, un campanazo sobre un fenómeno que reclama la atención de la sociedad y de quienes tienen en sus manos las facultades y las obligaciones de enfrentarlo.

Basta uno de los datos aportados por la periodista para alarmarse. 40% de los alumnos de bachillerato ha sido objeto de acoso, de un modo o de otro, víctima de la violencia que penetra a los más jóvenes. 59% se siente afectado por esa espada que cuelga sobre cada uno. Tabuas ilustra el drama con ejemplos como el del estudiante Pedro Carrero. Fue agredido por tener una insignia escolar distinta, y alrededor de 30 alumnos castigaron esa "osadía". Necesariamente la insignia fue algo que podríamos considerar como excusa, algo banal que se convierte en un objeto que debe ser castigado de la manera más salvaje posible.

Dos psicólogas fueron consultadas para este reportaje, Geraldine Morillo y Mireya Lozada. Según ellas, la violencia es más visible en la prensa y son más graves los casos. Lozada piensa que "es una expresión de lo que ocurre en la sociedad en general: la violencia se está estableciendo como forma cultural, se legitima en la televisión, en los juegos, en Internet, además de la violencia social del país".

Para Morillo, "es una respuesta a la escalada de violencia generalizada, y se da en todos los estratos sociales, con sus diferencias". Siendo la violencia escolar expresión de la violencia generalizada que predominante en la sociedad, la alarma suena para todos.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog