La tos inflacionaria - Alegrías de tísico

Por Venezuela Real - 10 de Julio, 2008, 15:49, Categoría: Economía

El Editorial
El Nacional
10 de julio de 2008

En Venezuela, la inflación es como una gripe que no se quita nunca. Pueden médicos o curanderos ofrecer tratamientos científicos o brebajes extraños, lo cierto es que esta afección económica no cede, ni cederá en el futuro. Quizás se debe a la manía presidencial de cambiar de ministros de Finanzas como un cantante se cambia de traje durante un show. En verdad, cualquier advenedizo llega a ese ministerio sólo por ser amigo de Hugo Chávez, pero sin tener la menor idea de lo que significa manejar una materia tan compleja.

De allí que no nos extrañe el hecho de que los precios hayan subido 15,1% durante el primer semestre de este año, un alza que supera ampliamente la meta de 11% anual que se había fijado el Gobierno en enero. Y desde luego, hace imposible alcanzar la meta revisada de 19,5% anunciada hace tan sólo dos meses atrás.

Hoy la inflación se sigue comiendo los ingresos de los venezolanos mientras el "bolívar fuerte" se convierte en débil.

Una muestra de la falta de control que se tiene sobre el proceso inflacionario es la alegría que exhibe el Banco Central porque en junio la variación de precios fue de "2,4%, significativamente menor a la registrada en el mes anterior (3,5%)". Esa aparente satisfacción se parece mucho a la actitud de silbar en la oscuridad para ahuyentar el miedo.

Si se toman en cuenta las otras cifras suministradas y se analiza por qué el incremento de precios durante mayo fue tan alto, resulta claro que el costo de la vida, lejos de estar disminuyendo, se ha agravado. En el primer semestre de 2008 la tasa mensual promedio de inflación fue 2,36%, ligeramente inferior a la del mes junio. Esta última, por tanto, se encuentra dentro de la tendencia del año, la cual refleja lo que los economistas llaman "inflación subyacente".

En mayo los aumentos fueron mayores porque a finales del mes anterior se autorizaron alzas de precios en algunos productos y se liberaron otros. Ese ajuste se produjo como respuesta al desabastecimiento, particularmente agudo durante el primer trimestre.

Tomando en cuenta las cifras para el área metropolitana de Caracas (las únicas disponibles para el año pasado), tenemos que en los últimos 12 meses la inflación ha sido 32,2%, lo que le permite a Venezuela mantener el record de mayor alza de precios en América Latina y quizás en el mundo.

Y, lo que es más grave: los aumentos más pronunciados se han dado en el rubro "alimentos y bebidas no alcohólicas", en el cual alcanzan un incremento anual de 49,6%. De esta manera la inflación perjudica particularmente a los más pobres, sin que haya una misión para salvarlos.

Tanto el Presidente como los ministros de la economía han declarado que no sacrificarán el crecimiento para reducir la inflación. Y como el crecimiento tiende a ser menor, no harán nada para detener los precios. A los venezolanos no les queda otra salida que sacar cuentas y ajustarse el cinturón. Porque hoy, con los bolívares fuertes, cada vez se puede comprar menos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog