Delincuencia desatada - Sálvese quien pueda

Por Venezuela Real - 11 de Julio, 2008, 16:09, Categoría: Seguridad/Inseguridad

El Editorial
El Nacional
11 de julio de 2008

Tal como era de esperar, la Conferencia Episcopal Venezolana se refirió en términos claros y exigentes al grave problema de la delincuencia que hoy, como nunca antes, ejerce una violencia cotidiana, humillante y exterminadora contra la población venezolana. Nadie pone en duda lo preciso y significativo de esta protesta de la Iglesia porque, de acuerdo con las estadísticas disponibles, pocos ciudadanos escapan a las diversas formas de la violencia que las bandas de delincuentes le imponen al país.

Con toda razón, la Conferencia Episcopal le exige al Gobierno bolivariano "enfrentar la situación de violencia desatada y sin control en la que viven los venezolanos". Nada más justo que pedirle al Estado un poco de protección y de seguridad de vidas y bienes. Así como el Seniat nos enseñó a pagar mayores impuestos y a cumplir con las reglas impositivas, antiguas y recién inventadas, de la misma manera los ciudadanos le recuerdan al Presidente y a los ministros que cumplan con su trabajo, que dejen la flojera, la habladera de paja y tonterías, las supuestas invasiones del imperialismo y las preocupaciones por la salud de Fidel.

Pagamos impuestos para que el jefe del Estado se ocupe de la seguridad del país y no de la comercialización de la coca que siembra su amigo Evo. También pagamos impuestos para que se equilibre el presupuesto, se limpien las cuentas públicas, se cancelen las deudas y se financien los cultivos y la cría de ganado. En fin, se pagan tributos para que el excedente petrolero se dedique, no a mantener el tren de vida de presidentes de Ecuador, Bolivia, Cuba y Nicaragua, sino para que se invierta aquí en seguridad, transporte y salud.

Estas son cuestiones fundamentales que deben definirse ante los insistentes desatinos del Gobierno, es decir, la regaladera de dinero a cuanto supuesto revolucionario aparece por allí, el financiamiento oculto de productos como urea y fertilizantes para los cultivos de coca en Bolivia, los robos de la parejita presidencial centroamericana de la ayuda destinada a Nicaragua, los auxilios financieros a Argentina y el apoyo descarado a las narcoguerrillas de las FARC en Colombia Todo este cuadro internacional configura un mapa delictivo que no sólo afecta a los dineros venezolanos regalados en el exterior, sino que pone de manifiesto las diversas redes de la corrupción latinoamericana, que se disfraza de revolucionaria. Con los petrodólares venezolanos se financian actos contrarios a la ética administrativa, a las leyes de contraloría de esos países, a las declaraciones obligatorias de ingresos de esos gobernantes y sus familiares, que trasladan esas partidas en dólares a paraísos fiscales en el Caribe.

¿Cuál es la diferencia entre quienes en el pasado metían la mano en el tesoro público y quienes hoy, llegados al poder para acabar con la corrupción, fomentan los mismos vicios y se reparten el botín del auge de los precios del petróleo? Son caimanes del mismo río, pero uniformados y ascendidos.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog