Chávez y Uribe - ¿Voltear la página?

Por Venezuela Real - 12 de Julio, 2008, 18:13, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
12 de julio de 2008

Este jueguito entre los gobiernos de Venezuela y Colombia terminará por estropearnos las conexiones cerebrales. Ya no sabemos qué pensar y cómo debemos modificar nuestras actitudes ante el presidente colombiano, Álvaro Uribe, porque las señales que se disparan desde Miraflores lo presentan una vez como un hombre bueno, hermano y amigo, y luego, por arte de birlibirloque, sale de la manga de Chávez un enemigo atroz, un capo del narcotráfico y, para peor, gran padrino de los paramilitares que se infiltran aquí para tumbar al Gobierno.

De manera que, como decía el hombre aquél del famoso chiste, es necesario pronunciar la frase: "Vamos a organizarnos", para saber a quién le toca dar y recibir, a partes iguales. Lo cierto es que el presidente Uribe llega en una posición extremadamente favorable, no sólo en el plano nacional sino también en el internacional. En Venezuela, su popularidad crece como la espuma y la gente que se adhiere a sus posiciones son cada día más expresivas. Es curioso cómo, ante un presidente supuestamente izquierdista, como Chávez, aumente entre los venezolanos la estimación por un hombre colombiano de públicas e indudables convicciones de derecha.

¿Cuál es el secreto de Uribe, criticado a diario en su país por una claque izquierdista, sempiternamente derrotada, y por una sector de la derecha que se siente preterida en sus afanes de llegar a la presidencia en tanto Uribe siga triunfando, para bien de Colombia? Los deseos y los actos erráticos tanto de la gente izquierdista que le hace el trabajo propagandístico en la ciudades a las FARC, como de aquellos que desean su fracaso desde el lado liberal y de derecha, no le convienen a Venezuela ni a Colombia.

Tanto la izquierda colombiana como latinoamericana han hecho la vista gorda de los permanentes secuestros de venezolanos, de los ataques contra soldados y campesinos, agricultores y ganaderos. Se trata de actividades delictivas de la guerrilla. De igual manera, deberían condenar el maridaje de las FARC con el narcotráfico, el contrabando de gasolina y el lavado de dinero. Todas esas actividades mafiosas (condenadas por Fidel Castro) golpean a los sectores populares de los barrios caraqueños y de las capitales del interior. Nuestros jóvenes y niños se deterioran cada día más, física y moralmente, por culpa de los narcotraficantes protegidos por las FARC. De ello tenemos suficientes pruebas.

De manera que voltear la página significa no sólo entenderse con el presidente Uribe, ávido de reconocimientos y aplausos internacionales, sino colocar las cosas en su justo sitio: no más refugio a los embajadores de las FARC, a sus contactos en Venezuela que le suministran papeles de identidad, lavan su dinero y garantizan su tránsito libre y protegido por las carreteras del país. También destruir las pistas clandestinas del narcotráfico y reafirmar el control de vuelos ilegales por parte la Fuerza Aérea Venezolana. Ese es el problema central para el que sólo Chávez puede ordenar de inmediato una solución.

 






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog