Casas que crujen

Por Venezuela Real - 14 de Julio, 2008, 11:18, Categoría: Dimensión Social

ROMMEL MENDOZA
TalCual
14 de julio de 2008

El barrio Píritu, en Petare, sigue deslizándose. A pesar de las promesas del alcalde de Sucre, la ayuda no llega
Los habitantes del barrio Píritu rechazan que la solución sea trasladarse a un refugio

El Consejo Comunal "Píritu Unido", del barrio Píritu, en Petare, tuvo que cerrar la autopista Francisco Fajardo, a la altura de la salida hacia Guarenas, para llamar la atención sobre su desesperada situación. Eso fue en noviembre. Y es que en lo más alto del cerro un derrumbe se había llevado la escalera, dejando a quince familias viviendo en el borde de un abismo de unos 600 metros en caída libre, y condenando a otras doscientas familias a vivir incomunicadas.

La señora Yamileth Vivas, miembro del Consejo Comunal "Píritu Unido", se autodefine como chavista, pero no oculta su rebeldía: "Ese 2 de noviembre, cuando tomamos la autopista, el alcalde Rangel Ávalos prometió el desembolso de dos millardos de bolívares para hacer frente a la emergencia. Todavía lo estamos esperando". Ya estamos en julio y aún siguen esperando respuesta por parte del alcalde.

Además de protestar por el derrumbe que afecta a toda la comunidad, Yamileth reclamaba entonces, y lo sigue haciendo ahora, solución también para su drama particular.

"Mi casa está toda fracturada, como una galleta", nos dijo, mientras nos mostraba las innumerables grietas que atraviesan todas las paredes de su humilde vivienda, así como el piso de todas las habitaciones. "La solución que me ha ofrecido el Gobierno es trasladarme a un refugio: ¿Cómo me voy a ir yo a un sitio de esos, teniendo mis hijos pequeños, entre ellos una hija adolescente?" Su hija se llama Dayana. La puerta de su cuarto (o lo que queda de la puerta) está en el aire, pues la pared que la sostenía se vino abajo hace tiempo. "Cuando llueve", cuenta Yamileth arrugando el ceño, "mando a mis hijos a dormir y monto una olla de café y me pongo aquí en la sala, a ver televisión con una caja de cigarrillos, escuchando cómo la casa cruje, lista para salir volando con mis muchachos".

A la inmensa mayoría de los "dirigentes" chavistas (alcaldes, diputados y ministros) el drama de personas como Yamileth sencillamente no les importa. Su vigencia como dirigentes depende no de atender las necesidades del pueblo, sino de estar en primera fila en los eventos que se hacen en Miraflores o en el Teresa Carreño, para que el Presidente los vea aplaudiendo cada una de sus ocurrencias y riendo cada uno de sus chistes. Y ya se sabe que al Presidente también le gusta que esto sea así.

La consigna del poder es algo así como "Con mis burócratas no te metas". Mientras Yamileth y centenares de miles de madres como ella, chavistas, opositoras e independientes, tienen que seguir sentándose muy quietas cada vez que cae un aguacero, escuchando cómo ruge la quebrada, cómo gime el cerro, cómo cruje la casa, listas a salir corriendo para salvar la vida de sus hijos y uno que otro "corotico", mientras que los burócratas siguen en sus casas lujosas, en sus camionetas blindadas, aplaudiendo como focas en cuanto acto sean invitados o se puedan colear, pues ya se sabe: En este Gobierno se mantiene no quien más trabaje, sino quien más "jale", quien más adule.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog