Ismael Pérez Vigil: "La industria nacional está aguantada"

Por Venezuela Real - 14 de Julio, 2008, 10:11, Categoría: Economía

MARIELA LEÓN
EL UNIVERSAL
14 de julio de 2008

Entrevista a Ismael Pérez Vigil, presidente ejecutivo de Conindustria
"Me atrevo a afirmar que el Estado es más dependiente del aporte fiscal generado por las empresas que a la inversa"
En dieciocho trimestres continuos de expansión económica, la manufactura registró su más bajo crecimiento en el período enero-marzo de 2008.

Acostumbrada a acompañar y más aún a engrosar el Producto Interno Bruto (PIB) no petrolero en estos cuatro años, la industria reportó un comportamiento minúsculo de 1,8%, comparado con el 6,8% de 2007, el 14,7% de 2006, el 3,3% de 2005 y el 50,9% de 2004; en esta oportunidad, el discreto desempeño se deriva del retraso en la entrega de divisas, la conflictividad laboral en los centros de producción y la prolongada vigencia de controles y regulaciones.

Ismael Pérez Vigil repasa en voz alta las vicisitudes del sector. Dice el presidente ejecutivo de Conindustria que en la última Encuesta Coyuntura (1er. trimestre 2008) se refleja por vez primera una desmejora, esta vez cualitativa, en la percepción actual y futura de esa actividad. Los valores resultaron negativos al considerar la situación de la manufactura, las expectativas de ventas y de carteras de pedidos, en los niveles de inventarios, de producción y de empleo, en la capacidad utilizada. Es decir, en todas las categorías.

"Este saldo nos da indicios de una cierta recesión", señala. "Las industrias están esperando qué va a pasar para invertir, para contratar nueva gente, para hacer nuevos pedidos".

-¿Está aguantada?
-Sí, está aguantada.

-¿Aun conociendo las expectativas de un crecimiento económico y de altos precios del petróleo?
-No se crece nada más por las expectativas. Se crece sobre la base de que se necesita capital de trabajo: vas al banco, lo pides, y no lo consigues. La industria tiene menos acceso al crédito, el Gobierno está contrayendo la liquidez. Los bancos, me imagino, ante la decisión de que tienen que vender notas estructuradas -se habla de unos 3.500 a 4.500 millones de dólares- están esperando qué es lo que se va a decidir respecto a eso.

Hay muy poco financiamiento y muchos no quieren ir al sector público porque no saben cuáles son las condiciones extraeconómicas a las que van a estar sometidos esos créditos.

-¿Algunas otras razones que sustenten la apreciación errática de los industriales?
-La incertidumbre política y social, la falta de proveedores, de divisas y de mano de obra capacitada, controles de precios. La falta de proveedores pasó a ser una de las primeras preocupaciones de los industriales porque no se sabe qué va a pasar, por ejemplo, con el cemento una vez se estatice. Te van a decir que hay cemento para construir casas pero no para oficinas o locales comerciales; hay cabillas para esto pero no para lo otro. O simplemente los proveedores no tienen insumos, no han podido importar, no tienen divisas. Si se da al último de la cadena, pero no a los eslabones intermedios se para la planta. Allí está la General Motors paralizada desde el lunes por falta de insumos. Son unos seis mil automóviles que salen del mercado.

-El Gobierno ha mostrado interés en impulsar la producción nacional.
-La idea la compartimos, lo que no sabemos es cuáles son las políticas. La idea no puede estar dirigida a bajar la inflación reduciendo el consumo, eso significa que no doy más dólares y si no doy más dólares entonces habrá más gente buscándolos al precio que los consiga y los precios finales van a aumentar.

-El diferencial entre el dólar oficial y el permuta se ha sincerado, y los precios no dejan de ajustarse.
-No tiene mucho que ver con el precio de ese dólar. Ese es un mercado muy pequeño, uno que intervenga más o menos poderoso lo puede modificar y aquí tenemos la prueba: el Gobierno comenzó a emitir bonos y a dar más dólares a Cadivi y eso fue bajando. Los precios aumentan porque se está consumiendo más y no hay producción interna, y segundo, porque muchas de las importaciones también vienen con precios aumentados, ya que los insumos en el mundo también se han incrementado y están más escasos.

-¿Cuál es la relación entre producción y demanda?
-Los sectores que más generan empleo, como la manufactura, no están creciendo en la magnitud esperada. La brecha continúa (...) no está aumentando la producción, lo que está bajando es la demanda. Si se restringen los dólares se detiene la demanda.

-¿Han aprovechado la agilización en la autorización de divisas para importaciones iguales o menores a $50.000?
-Nadie puede hacer uso de esos dólares porque no se ha implementado Lo que ha salido es una decisión en la Gaceta en la que dice que se van a flexibilizar los trámites y que saldrá una lista de productos que van a aplicar para esa normativa.

Ha transcurrido un mes desde el anuncio y no ha salido la resolución especificando los rubros que se van a beneficiar.

La otra cosa es que con $50.000 se puede comprar un carro más o menos lujoso. No es algo que va a incentivar una mayor producción, la compra de maquinaria, de bienes de capital para invertir en el país. Creo que es una medida destinada a aligerar los procesos internos de Cadivi, que se le han empastelado.

-¿En cuánto crecerá la manufactura al cierre del año?
-Si el crecimiento esperado es de 4 a 5% del PIB general, el del sector va a ser más bajo. Estaríamos hablando de 2%.

-Se ha dicho que la industria y la actividad privada en su concepto más amplio dependen mucho del Estado. ¿Están en condiciones de zafarse de ese tutelaje?
-Eso depende de los sectores. Hay algunos que están muy ligados a la inversión petrolera.

-Les debe ir muy bien.
-Siempre y cuando cobren. El problema es que muchas veces no cobran. Y también muchos de los que están ligados al sector de alimentos, con los Pdval y los Mercal, se pudiera pensar que les está yendo bien. Pero cuando hablas con ellos dicen que nos les pagan. Claro y si no les pagan no se puede vender.

La industria ha aprendido a moverse un poco más por su propia cuenta y a ser menos dependiente del Estado. En términos generales yo creo que la industria es hoy más independiente del Estado. Me atrevo a afirmar que el Estado hoy es más dependiente de los ingresos fiscales generados por las empresas que a la inversa.







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog