Jaque en Falcón - Miedo al pueblo

Por Venezuela Real - 14 de Julio, 2008, 11:29, Categoría: Política Internacional

El Editorial
El Nacional
14 de julio de 2008

Este fin de semana el jefe del Estado amaneció de mal talante, quizás porque el presidente Álvaro Uribe, de Colombia, resultó más favorecido con la visita relámpago que hizo a Venezuela el viernes pasado. El aplauso de la opinión pública se inclinó hacia el mandatario del hermano país. Si bien los cancerberos de Chávez lograron encerrar a Uribe en la refinería de Amuay, en el estado Falcón, de manera que nadie pudiera acercársele a conversar y saludarlo por su triunfo en la "Operación Jaque", no pudieron evitar la trascendencia de su visita a este país, donde es bien querido.

El miedo de los oficialistas era que si se permitía la presencia del presidente Uribe en Caracas, ello daría pie a que frente al lugar de hospedaje del mandatario visitante acudieran los miles de colombianos aventados de su país por la violencia guerrillera de las FARC y el ELN, así como las decenas de familiares de venezolanos víctimas de secuestros.

Por ello, la Casa Militar venezolana y los oficiales de inteligencia cubanos recomendaron "secuestrar" virtualmente a Uribe y retenerlo en una zona de seguridad, como las instalaciones de Pdvsa.

No es esta una modalidad estrenada con Uribe, aunque sí recientemente perfeccionada a través de la seguidilla de visitas de Kichner, Lula Da Silva, Correa y Evo Morales, a quienes recluyen en las instalaciones aisladas y bien custodiadas de las grandes empresas del Estado, no para protegerlos (porque el pueblo venezolano respeta y trata bien a los visitantes), sino para no someter a una peligrosa prueba de popularidad en la calle al mandatario venezolano, que anda de capa caída.

Lo insólito es que, al igual que en Cuba, los mandatarios visitantes vienen y van, firman acuerdos y programas conjuntos en nombre de los pueblos, y la gente sólo se entera por radio y televisión, y al otro día por una foto en la prensa. ¿A qué le tienen miedo? ¿O será que el presidente anfitrión le tiene pavor a unos gritos y protestas en su contra en el transcurso de una visita? Aquí, al principio de los años sesenta, en medio de las balaceras de la guerrilla urbana, nos visitó el presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy. Estrechó las manos de muchos venezolanos e incluso fue a La Morita, cerca de Maracay, a entregar con Rómulo Betancourt unos títulos de propiedad de la tierra a campesinos de ese asentamiento. Pero Kennedy era un presidente civil, un demócrata que no le temía a mezclarse con la multitud: por ello murió en su ley, sin lloraderas ni chalecos antibalas.

Ayer, para variar, el presidente Chávez intentó darle órdenes en público a Uribe. Refiriéndose al titular de la Defensa de Colombia le dijo: "Si fuera mi ministro estaría destituido". Calificó a Juan Manuel Santos de "francotirador". ¿Y qué dijo el señor Santos? Pues algo muy sencillo: "Ojalá que Chávez cumpla y no siga apoyando a las FARC". Y eso lo decimos también la mayoría de los venezolanos. Que quede claro.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog