¿Hermanos?

Por Venezuela Real - 15 de Julio, 2008, 10:26, Categoría: Política Internacional

BEATRIZ DE MAJO C.
El Nacional
15 de julio de 2008

La esperanza de que un relanzamiento sincero de la relación bilateral entre Colombia y Venezuela pudiera tener lugar como corolario del encuentro presidencial de Coro puso a soñar a muchos. Pero no a los colombianos. Ya no. Los vecinos de al lado ya entendieron que las relaciones son mucho más que comercio. Y fue con ese ánimo que se acercó el Presidente de los colombianos a estrecharle la mano al jefe de la revolución.

Lo de los cuantiosos intercambios comerciales, lo de las inversiones conjuntas, lo del ferrocarril binacional, fue relleno para la galería y para el que no quiera ver que la relación está fracturada. Que mientras el bastón de mando esté entre las manos de Uribe y de Chávez la relación va a ser volátil y que más les vale a los colombianos estar atentos a lo que pueda estarse urdiendo desde más acá del Arauca en relación con su proyecto de paz.

Los titulares de muchos medios fueron promisorios sobre el futuro de la binacionalidad, porque esa debe ser la tónica entre países que tienen tanto histórico en común y tantas complementariedades que explotar.

Pero otros sí captaron que en Coro lo que se debe haber gestado es un malestar muy profundo entre los dos mandatarios por los justos y firmes reclamos que el Presidente neogranadino debe haber puesto en la mesa en las dos horas en las que la soledad facilitó examinar con sinceridad la coyuntura.

Porque es que la hora que vive Colombia, una hora en la que la expectativa de los colombianos es la de que su Presidente los vaya acercando al momento del inicio de un país que florezca en paz y no en guerra, puede llenarse de la más triste decepción y de fracaso si de este lado de la frontera no se hace algo contundente para detener a la guerrilla en desbandada, débil e incomunicada. Porque su poder destructor es aún inimaginable y porque además los anima el deseo de mostrar fuerza de combate si lo que le toca –como ineluctablemente se avizora– es sentarse a convenir con el Gobierno una fórmula para su desarme.

Es apenas justo que el ministro de la Defensa Juan Manuel Santos señalara a la prensa en el "pos-Coro" que su país está atento a que las palabras del Presidente venezola no se acompa ñen con actos.

La réplica desde la Presidencia venezolana fue una vez más la de la agresión, la de la descalificación y la de la soberbia.

Así que no nos queda otra que seguir adelante con el comercio floreciente que llena de optimismo la relación, mientras esperamos un nuevo estallido. Al menos en ese terreno sí podemos sentirnos hermanos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog