Para un país viejo - Unidad anémica

Por Venezuela Real - 16 de Julio, 2008, 12:00, Categoría: Electorales

El Editorial
El Nacional
16 de julio de 2008

Los venezolanos de oposición y también aquellos que aún siendo pro oficialistas siguen atentamente los vaivenes electorales de la política nacional, lamentan que las elecciones del próximo noviembre se hayan convertido en el viejo son de "quítate tú para ponerme yo", que nos cuelga otra vez en la memoria tantas desgracias pasadas. El PSUV y sus aliados, así como los grandes sectores de la oposición, han ido construyendo sus ofertas a los electores de la misma manera que un cirujano de guardia en un hospital de Catia opera a un herido grave, es decir, con lo poco que tiene al alcance de su mano.

Así que esta competencia electoral comienza mal, a retazos y puntadas de aguja, entre curitas y algodones. En ninguno de los dos bandos ha habido la suficiente responsabilidad y atención a lo que puede ser crucial en la cita de noviembre, valga decir, la persistencia en la búsqueda de un país mejor, más acoplado en sus emociones y tendencias, y de alguna manera encaminado hacia su reconciliación.

Si quienes están al frente de los partidos políticos van a los comicios de finales de año tan fracturados y llenos de odios internos, entonces ¿cómo pueden aplacar y dar respuesta a las necesidades de una Venezuela unida, democrática y sensata, con la cual todos soñamos? Los líderes más reconocidos (oficialistas y de oposición) no han podido siquiera entenderse con sus propios militantes, a pesar de que con los resultados de noviembre pueden desaparecer o reducirse, a la luz de sus resultados finales, tanto el actual ímpetu socialista y revolucionario como los avances democráticos logrados luego de la derrota de Chávez en diciembre pasado.

Pareciera que nada de esto le interesa a los dos grandes bloques de fuerzas políticas en pugna, empeñados en arrimar la brasa para su sardina aunque ello le cueste la derrota a su propia corriente. La falta de espíritu amplio y de desprendimiento, el sacrificio de las ambiciones personales, y la entrega total a un proyecto de largo plazo que favorezca a Venezuela no parece existir hoy en día. Tanto en el Gobierno como en la oposición se nota una lucha trenzada entre manipuladores de vieja data, procuradores rudimentarios de un pragmatismo que sólo les conviene a ellos.

Si algo necesitan los venezolanos que no militan obligatoriamente en partido alguno, o que se afilian a ellos por simple audacia de participación civil, es que se juegue sin máscaras, que no haya un "as en la manga", que como lo exigen y lo han exigido los grandes momentos de la historia, se coloquen sobre la mesa las cuestiones que, en verdad, nos inciten a los ciudadanos a participar rotundamente.

Lo que provoca todo este juego entre partidos, candidatos y mandatario, fastidioso y obvio, es que la gente desinfle sus ánimos, rebajen sus ganas de participar y sometan a dieta sus ímpetus electorales. Si seguimos fatalmente por ese camino, no existirá diferencia entre quienes tienen el poder y aquellos que hoy se empinan por obtenerlo.
 
 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog