En Venezuela el control de precios impide la práctica del regateo

Por Venezuela Real - 17 de Julio, 2008, 18:00, Categoría: Economía

KATIUSKA HERNÁNDEZ
El Nacional
17 de julio de 2007

Anauco señala que el Estado no puede trasladar su responsabilidad a la población
Los comerciantes señalan que no es viable aplicar este método cuando hay poca oferta de productos

El arte de regatear para lograr que los comerciantes reduzcan los precios de los alimentos encuentra cabida en una economía de libre mercado, donde prive la competencia entre los oferentes y los consumidores pueden escoger dónde comprar y cuánto pagar por un producto. Es lo que opinan representantes del sector comercial y empresarial, ante la propuesta del ministro de Agricultura, Elías Jaua.

El presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, Roberto León Parilli, considera que en Venezuela no están dadas las condiciones para que la población exija a los comerciantes una rebaja de los precios. "Para que haya la posibilidad de regatear debe haber una oferta amplia de productos, con muchos proveedores compitiendo en el mercado. Pero en el caso venezolano, con un mercado deprimido y en el que la demanda sobrepasa la oferta, es muy difícil conseguir rebajas de precios. El control de precios no permite que la oferta se imponga", aclaró.

En los países desarrollados los usuarios se organizan incluso para promover no sólo rebajas, sino para boicotear negocios, tiendas y cadenas de supermercados, ante un hecho que consideran que atenta contra sus derechos.

Debido al control de precios las ofertas en el sector de alimentos son escasas y la mayoría de los comercios formales ofrecen los mismos productos, a los mismos montos. No así cuando hay artículos que tienen el precio liberado o cuando hay suficiente inventario.

León Parilli advierte que cuando la capacidad de inversión de los empresarios disminuye, mientras se produce un aumento del consumo, se crea una situación propicia para que actúen los especuladores. "Es lo que ocurre con los carros, hay un precio sugerido pero nadie lo respeta y ahora hay restricciones para importar vehículos".

El presidente de Anauco considera además que el Estado no puede trasladar al consumidor la responsabilidad de luchar contra la inflación. "No se puede obligar a los comerciantes a dar rebajas. El Indecu debe supervisar, el Banco Central y el Gobierno también deben actuar y revisar por ejemplo la política de control de precios. No puede ser que el consumidor genere presión para que bajen los precios, en este caso los usuarios son los débiles jurídicos y deben estar protegidos por el Estado", puntualiza.

León Parilli recordó que es un derecho constitucional que los consumidores tengan acceso a servicios de calidad y con precios asequibles.

Inviable.

El director de la Asociación Nacional de Supermercados, Luis Rodríguez, considera que es difícil aplicar esta medida y más cuando los comercios tienen precios regulados.

"Es impensable que una persona llegue con todos los productos que incluye en su lista de mercado a pedir rebaja para cada uno de ellos, en el mostrador".

Sostiene además que cuando se trata de comercios formales, en los que los precios se manejan por sistema y con códigos de barra, es difícil que se pueda dar rebaja a los consumidores que la pidan, salvo en aquellos casos donde se ofrecen productos más económicos por promociones especiales, o el famoso dos por uno.

"El regateo es una actitud de vida de algunos venezolanos, que suele pedir rebaja, pero eso se puede hacer con buhoneros y en algunos rubros como verduras y frutas en los mercados municipales, pero en los supermercados, si un consumidor pide rebaja por cada producto, tardaría horas en concretar la compra", sostuvo Rodríguez.

El presidente de Consecomercio, Nelson Maldonado, recordó que el famoso regateo era una práctica frecuente en los pueblos. "Me acuerdo que en San Cristóbal cuando mi abuelo iba al mercado municipal inmediatamente lo comenzaban a llamar para ofrecerle productos y comenzaba el regateo. ¡Lleve la yuca que está a medio el kilo y está mejor que la carne, 3 kilos por un real! Él pedía rebaja".

Maldonado considera que los consumidores están concientes de los problemas que tienen los vendedores, más después de que se ha presentado escasez de productos.

"Los consumidores saben lo que cuestan las cosas. Es cierto que el regateo es un derecho placentero que todos hemos tenido siempre, lo que es preocupante es que se establezca como una política de Estado para reducir la inflación. ¿Acaso los comerciantes podemos ir a regatear rebaja de la unidad tributaria, o del impuesto sobre la renta o de la patente de industria y comercio?".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog