El famoso regateo

Por Venezuela Real - 19 de Julio, 2008, 20:43, Categoría: Gente de Chávez

RAMÓN HERNÁNDEZ
El Nacional
19 de julio de 2008

L as farragosas explicaciones de ese as de la piedra y la capucha que fue Elías Jaua navegan más en las contrariedades de esos genios del humor que fueron Moe, Curly y Larry (los tres chiflados), que en los resquicios de Gramsci, Proudhom y Althusser, a quienes conoció en lecturas volanderas mientras pasaba el sofoco de las bombas lacrimógenas. Sus amigos le reconocen virtudes de buen político en ciernes, pero se rompen la cabeza tratando de explicarse por qué no lo nombraron viceministro de Seguridad Ciudadana y le dieron el despacho que ocupa, el de Agricultura y Tierras, a alguien que supiese, por lo menos, que la yuca, siendo tubérculo, se reproduce por palo y no por semilla. Saca la pata, mesié.

Su aprendizaje de los jueves de capucha y piedra en la plaza Las Tres Gracias tiene relación con la herramienta económica, tan famosa como antiquísima, que le implora a los consumidores que utilicen para ayudar al Gobierno en el combate contra la inflación: el regateo. Tanto las piedras que usaba en sus tiempos de desobediente, para intentar derrocar el segundo gobierno de Rafael Caldera, como el que aconseja ahora para darle viabilidad existencial, comida, a los venezolanos, son inútiles en su esencia e infructuosos en "su accionar", como nunca dijo Carlos Lanz.

Desconozco cuántas veces ha ido Jaua al supermercado a comprar algo más que la botella de pecho cuadrado, la pepsicola y un par de limones, y si alguna vez hizo la cola para sacar la cédula en la Misión Identidad, pero no quiero imaginar la terrible cotidianidad que me espera si las cuatro señoras que siempre me anteceden en la caja "regatean", como implora Jaua que hagamos, el precio de cada uno de los ochenta productos que llevan en el carrito. Si cada rubro toma tres minutos de porfía, cada una durará cuatro horas en el combate, y serán doce las horas que tendré que esperar para comenzar mi pugna.

Quizás para entonces la cajera se habrá cansado y preferirá regalarme el mercado antes que enfrentarse con mi testarudez. Bingo. No quiero aburrir al lector, tampoco queda espacio, describiendo qué torturantes colas nos esperarían en las carnicerías, si tuviesen bistec en lugar de carne para guisar, cuando aplicáramos la técnica Jaua de abaratamiento. Por su incompetencia, estoy convencido de que Jagua es un agente de la CIA. Permuto vacante de anónimo y pésimo libretista de humor de TVES por carro con chofer, o viceversa.

Discreción garantizada.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog