El tránsito de cocaína por Venezuela aumentó 400%

Por Venezuela Real - 20 de Julio, 2008, 11:44, Categoría: Seguridad/Inseguridad

JOSEPH POLISZUK
El Universal
20 de julio de 2008

En la fuerza antidrogas del sur de EEUU muestran un semisumergible que detectaron en el Pacífico
El mercado del narcotráfico ha crecido más que la economía nacional

Key West.- No sólo quiere decir que la geografía nacional y la falta de cooperación entre Miraflores y la Casa Blanca en materia antidrogas son una ecuación que sólo beneficia a los carteles de la droga. El director de la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial del sur de Estados Unidos, Joseph Nimmich, esta semana abrió las puertas de esa división, para destacar que el tráfico de cocaína por Venezuela se multiplicó por cinco.

Los datos de los que dispone indican que las 51 toneladas de cocaína que en 2002 registraron en el país han ido aumentando hasta cerrar el año pasado con 255. Esos son sólo los datos que refieren en Estados Unidos, pero no hay otros, porque Venezuela carece de una red de radares que especifique la cantidad de viajes ilícitos que hay tanto en el aire como en el agua.

El diferencial del Producto Interno Bruto que registra el Banco Central de Venezuela entre 2007 y 2002 precisa que la economía ha crecido 31%. La inflación aumentó 231% en esos cinco años, según el índice de precios del portal electrónico del mismo organismo y, aunque en este país no es legal hablar del precio de la droga, los datos del Norte dejan claro que el tránsito de cocaína por Venezuela suma un incremento de 400%.

Si las estadísticas no hablan solas, Nimmich agrega que la industria del narcotráfico se ha diversificado con nuevas tecnologías. Menciona, por ejemplo, la reingeniería que los traficantes están aplicando a algunos aviones, para que recarguen sus tanques de gasolina mientras ejecutan rutas nuevas que van precisamente desde lugares como la ciudad de El Tigre, estado Anzoátegui, hasta países del oeste de África, como Guinea, Mauritania y Guinea-Bissau, "donde un avión cargado de cocaína vale más que el producto interno".

Aunque en el mismísimo comando antidroga de Estados Unidos reconocen que el narcotráfico del país no supera al de Colombia e incluso Ecuador, en los últimos años ha habido un punto de quiebre: la República Bolivariana de Venezuela pasó de ser el puente por el que circulaba 6% de los estupefacientes del hemisferio en 2002 a una plataforma por la que pasó 17% en 2007, lo que para Nimmich es la mejor prueba de que Caracas y Washington tienen razones para sentarse a trabajar en conjunto.

Desde Key West o lo que los latinos bautizaron como el Cayo Hueso de Estados Unidos, la máxima autoridad de las fuerzas antidrogas que ese país despliega en los océanos Caribe y Pacífico reitera la necesidad de volver a recibir en sus instalaciones a un oficial de enlace de la Fuerza Armada Nacional.

"Ningún país, por muy poderoso que sea, puede combatir solo este problema", asegura, y como acepta que el consumo de droga le ronca a Estados Unidos en casa, agrega que se trata de un mal que no es ajeno al resto del mundo: "Donde hay droga hay crímenes, tráfico de personas y delincuentes".

Nimmich por eso dice, reclaca y repite varias veces que en sus oficinas aún hay un escritorio disponible para suplantar al militar venezolano que estuvo desplegado en el último de los islotes de Florida, donde los militares del Comando Antidrogas del Sur comparten las costas de la zona con los turistas que bailan a lo Living la vida loca en los bares de ambiente del pueblo o que buscan el famoso pub Sloopy Joe's, para sentirse entre los lugares donde el escritor Ernest Hemingway vivió e inspiró buena parte de su obra.

Puerto y aeropuerto

Los radares de Estados Unidos, Curazao, Puerto Rico y otros aliados detectaron que todos los 134 viajes de aviones que descargaron droga en República Dominicana y Haití provenían del estado Apure.

Se trata de un punto que no puede estar a más de una milla de la frontera colombiana, pero hasta en lo que el presidente Hugo Chávez ha definido como el mismísimo "Imperio" no es mucho lo que pueden hacer sin la colaboración de Caracas. "No podemos interceptar las aeronaves porque lanzan los bultos de droga al agua o a embarcaciones marítimas y en cuestión de minutos se devuelven otra vez a Venezuela", lamenta Nimmich.

Es el mismo esquema que critican con respecto a las embarcaciones sospechosas que portan Bandera venezolana a lo largo del Caribe. El caso de la embarcación Doña Antonieta y las más de 3 toneladas de coca que 7 venezolanos transportaban el pasado 24 de octubre en ella es uno de los ejemplos que muestran en Key West, para destacar que aunque existe un vínculo, la comunicación con las autoridades nacionales no es suficiente.

"Habíamos visto y grabado a un avión lanzando 4 bultos al mar pero no pudimos actuar", cuenta. México y Honduras reaccionan en 4 horas, Ecuador se lleva hasta 24 pero Venezuela tarda 27, lo que es demasiado.

No es un secreto que la brújula de América Latina haya cambiado de rumbo. Tampoco que entre esos vaivenes, el Gobierno nacional haya bajado la Bandera venezolana que hasta 2006 acompañaron las instalaciones militares de Key West. Sin embargo, los pabellones de Ecuador y Brasil permanecen colgados en la entrada, entre un grupo de 11 países de América y Europa que van desde Colombia a Gran Bretaña.

En la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial, adscrita al Comando del Sur, incluso se jactan de trabajar en conjunto con Nicaragua, cuyo gobierno les autoriza sobrevuelos cuando rastrean un avión sospechoso sobre su espacio aéreo. "Los narcotraficantes están aprovechando las diferencias políticas", concluye Nimmich. "Venezuela se ha vuelto muy atractiva para ellos".







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog