En seis meses al "bolívar fuerte" se le evaporó 15,1% de su valor

Por Venezuela Real - 20 de Julio, 2008, 11:48, Categoría: Economía

VÍCTOR SALMERÓN
EL UNIVERSAL
20 de julio de 2008

La inflación devora al principal objetivo de la reconversión monetaria

El 30 de diciembre de 2007 Gastón Parra Luzardo, presidente del Banco Central de Venezuela, encadenó la radio y la televisión para anunciar el nacimiento del "bolívar fuerte", el signo monetario llamado a representar la solidez de "una economía fuerte", de "un país fuerte", donde el tiempo en que los precios devoraban al salario pasaría a ser un recuerdo lejano.

"La reconversión monetaria es una expresión del compromiso que asumen el BCV y el Ejecutivo nacional para fortalecer la moneda", dijo con voz solemne, acompañado por sus compañeros de directorio.

Pero la economía marcha en otra dirección. Las mismas estadísticas del Banco Central registran que, en promedio, a seis meses de su nacimiento, el bolívar fuerte ha perdido 15,1% de su poder de compra, es decir, para pagar los mismos productos que en diciembre se compraban con 84,9 bolívares fuertes, al cierre de junio ya hacen falta 100.

Si sólo se observa el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas, nuevamente en promedio, lo que en diciembre se adquiría en los supermercados y abastos con 80,7 bolívares ahora representa un desembolso de 100 bolívares.

Frente a un "bolívar fuerte" que cada día pierde músculo, que se derrite frente al alza de los precios, la reconversión monetaria, después de la aprobación de créditos adicionales en la Asamblea Nacional equivalentes a $307 millones y estimados que apuntan a un desembolso de $400 millones por el sector privado para adecuarse, sólo ha servido, gracias a la resta de tres ceros a la moneda, para simplificar cálculos y registros contables en el país.

Lo que no fue

Confiado en que la economía había ingresado a un brillante ciclo de alto crecimiento y estabilidad de precios, Rodrigo Cabezas, para ese entonces presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, presentó el 9 de agosto de 2006 el proyecto del "bolívar fuerte" y aseguró que la moneda nacería con mínima inflación.

"Por supuesto, el Banco Central y el Gobierno deberán coordinar un conjunto de políticas sectoriales que acompañen la reforma monetaria. Que nos permita entonces cumplir la meta de que en 2008 tengamos inflación de 3%", voceó Rodrigo Cabezas en la plenaria que, en minutos, aprobó la iniciativa.

Armando León, miembro del directorio del Banco Central, se encargó de anunciar que ya existían las medidas: reducción de la alícuota del IVA, reorientación de los ingresos petroleros, reducción de los recursos públicos no utilizados y emisión de títulos de deuda pública para disminuir la liquidez.

A principios de año el Gobierno reforzó las medidas de 2007 con acciones dirigidas a restringir la cantidad de dinero y evitar que muchos bolívares detrás de pocos productos impulsen los precios; fue así como incrementó las tasas de interés, disminuyó la proporción de los depósitos que los bancos pueden prestar, bajó el ritmo del gasto y vendió bonos en dólares.

Al mismo tiempo, mantuvo el control de precios y el control de cambio.

No obstante, la inflación de 2008, lejos de tender hacia 3%, ya acumula un avance de 15,1% en el primer semestre, se proyecta sobre 30% para el año y es la más alta de América Latina.

Se los dije

Domingo Maza Zavala, quien estuvo en el directorio del Banco Central hasta finales del año pasado y afirmó públicamente que no había condiciones para lanzar al mercado una moneda fuerte, considera que "hay que enfrentar las causas de fondo, se confía en medidas monetaristas para controlar la inflación".

Inmediatamente agrega que es necesario aumentar la oferta de bienes creando "un clima que estimule la inversión y la producción privada".

José Guerra, ex gerente de Investigaciones Económicas del Banco Central, quien tildó a la reconversión de "chucuta" y al igual que Maza Zavala alertó que no estaba controlada la inflación, explica que es vital desmontar el discurso antiempresarial, mejorar la oferta de bienes y servicios y moderar la demanda para evitar que el alza de los precios fulmine por completo al bolívar fuerte.

Las perspectivas no son buenas. Repleto de petrodólares por el alza histórica en el precio del crudo e inmerso en una campaña electoral donde se juega el control de las gobernaciones y alcaldías, todo apunta a que el Gobierno abrirá las compuertas del gasto público.

De esta forma, la moderación en la liquidez se perdería y, según analistas, la inflación tendría más combustible.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog