La historia del vaso

Por Venezuela Real - 20 de Julio, 2008, 18:11, Categoría: Política Nacional

TULIO HERNÁNDEZ
El Nacional
20 de julio de 2008

"Mientras haya corrupción, hay esperanzas"
Anónimo

Desde la perspectiva de quienes entendemos que el actual Gobierno es al mismo tiempo una amenaza para la democracia y una catástrofe para el futuro nacional, existen por lo menos dos maneras de evaluar lo que nos ha ocurrido en esta ya larga década de Hugo Chávez. Una es la del vaso medio vacío. La otra, la del vaso medio lleno.

Desde la perspectiva del vaso medio vacío, el balance es un tanto desolador. Los venezolanos disidentes del régimen seríamos una suerte de colectivo de ineptos que no hemos contado con el suficiente valor para terminar con este Gobierno, sacarlo por cualquier vía –ya sea legítima o ilegítima– del juego político o, incluso, apretar la pistola con el balazo decisivo que pondría punto final a la historia de oprobios que el chavismo ha traído consigo.

En esta línea, podríamos ubicar desde aquellas señoras que en el año 2002 les tiraban pantaletas a los militares en sus cuarteles, exhortándolos a actuar como hombres, es decir, a dar un golpe de Estado, hasta los promotores de los diversos tipos de abstencionismo que, entre otras cosas, nos han legado una Asamblea Nacional huérfana de representación opositora, pasando por los autores del Carmonazo y otros exabruptos políticos.

Desde la perspectiva del vaso medio lleno, otra es la historia que se puede contar. Habría que reconocer que, efectivamente, ninguno de los sectores de oposición ha logrado construir un proyecto alternativo que le dispute a Chávez el apoyo mayoritario con el que todavía cuenta. También, que hemos aceptado en este período una serie de abusos antidemocráticos –las arbitrariedades políticas del contralor Russián, los abusos de poder del Presidente y sus cadenas radioeléctricas, la trágica suspensión de la autonomía de poderes, la criminalización de la protesta popular y la actividad política opositora, el despilfarro del presupuesto nacional, la ineptitud en la lucha contra la delincuencia– que han minado seriamente la institucionalidad pública y nuestra calidad de vida.

Pero junto a esto habría que aceptar también que han sido esos mismos opositores, con todo y sus deficiencias, quienes han actuando como un inmenso muro de contención que ha impedido que el delirio estatista, militarista, colectivista, centralista, anticapitalista, nacionalista, sectario, de partido único y culto a la personalidad, acabe de una vez por todas con el modelo de sociedad democrática por el que los venezolanos optaron mayoritariamente en enero de 1958.

A pesar de contar con los más grandes recursos económicos y el más grande aparato comunicacional que haya dispuesto gobierno alguno en la historia de Venezuela; a pesar de haber convertido la FAN en una guardia pretoriana condenada a gritar consignas políticas para intimidar a los civiles disidentes; a pesar de que la Asamblea Nacional le haya conferido al Presidente plenos poderes para hacer y deshacer a su gusto las leyes que necesita para imponer su modelo; a pesar de que la nueva élite en el poder se haya acostumbrado a jugar rudo en lo que a la persecución de los opositores se trata y del grosero reparto populista de bienes y dinero; a pesar de todo esto, diez años después, Chávez y sus seguidores aún no han logrado imponer su modelo socialista militar por una sola razón, porque el sector más activo de la casi mitad de los venezolanos que le adversa y una buena parte de quienes le siguen, se lo ha impedido con su movilización, su voto y su protesta.

La mayoría de los ciudadanos se aferra a su cultura y su tradición democrática y se niega a claudicar en su rechazo al autoritarismo y la intolerancia como mecanismo de ejercicio del poder. La sociedad en su dinámica no ve aparecer por ningún lado la pregonada economía socialista y, por el contrario, como una bofetada fatal, la sociedad venezolana es ahora más rentista, capitalista y consumista que nunca. Poco a poco, con grandes dificultades, es cierto, la política retornará al cauce imprescindible de la alternancia en el poder y el reclamo de unidad opositora que como viento fresco recorre el país y parece ir preparando el escenario para que el vaso de la democracia muy pronto esté mucho más que medio lleno.
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog