El tráfico de tierras se apodera de Cojedes

Por Venezuela Real - 21 de Julio, 2008, 19:09, Categoría: Economía

El Mundo
21 de julio de 2008

El turno ahora es de los "liberadores de tierras", denunciantes de corrupción por parte del gobierno regional, maltrato ofrecido por los dueños de hatos e indiferencia del Inti, ente que al parecer se olvidó de sus necesidades

EYANIR CHINEA

San Carlos. Toda historia tiene tantas versiones como personas involucradas y el caso de Cojedes, donde tanto invasores de tierras, productores agropecuarios y Gobierno, luchan por la autoridad de varios miles de hectáreas, no es la excepción.

En el estado llanero la disputa por 54 hatos que hasta ahora se encuentran intervenidos, produjo un sinfín de teorías, destacándose las que describen actos de corrupción supuestamente cometidos por el gobierno regional, tráfico de tierras e indiferencia ante el conflicto por parte del Instituto Nacional de Tierras (Inti).

En la pasada entrega especial (Productores de Cojedes se sobreponen a las intervenciones) se mostraron los comentarios, pesares y acciones de algunos de los productores involucrados en esta problemática.

Pero esta es ocasión propicia para que las vivencias de un grupo de "liberadores de tierras", quienes no han escapado de las vicisitudes que supone una de las luchas más viejas del mundo: el pelear por un pedazo de tierra, sean también conocidas.

¿A QUÉ HORA LLEGO?

En la entrada de la unidad productiva Mafralex -uno de los hatos intervenidos- un grupo de liberadores de tierras dan una bienvenida recelosa a la comitiva de prensa que viene desde Caracas, y aunque en principio no están dispuestos a abrir ni sus bocas ni sus improvisados hogares, reconocen las acreditaciones de la Cadena Capriles y se abren a la interlocución, a pesar de que en días previos habían sido advertidos por un funcionario del Inti, para que no hablaran con ningún visitante.

Carecen de todo, hasta de lo más básico. Estos ranchos tienen mucho que envidiar a los de la ciudad.

No hay servicio de agua o luz y ni hablar de los sanitarios. Ya dentro de las viviendas de latón, madera y hasta plástico, muestran una Adjudicación de Tierras sellada por el Inti el 26 de marzo de este año, que los hace beneficiarios de alg! unas hectáreas que ellos reclaman como del Estado y no del propietario de Mafralex, Manolo Toledo.

Todo es política

Las denuncias no faltan en este estado llanero. Los productores pertenecientes a Adacojedes concuerdan en que las razones que motivan las invasiones que se vienen realizando desde el año 2003, se fundamentan en temas políticos. "Hemos notado que en años electorales se aumentan el número de invasiones. Incluso, responsablemente señalamos que los líderes de estos movimientos movilizan a personas de otras regiones hasta Cojedes y luego las incluyen en los registros estatales del CNE", concordaron.

Y al parecer años en eso sí que tienen, pues una de las mujeres que vive en el hato casi a la intemperie reveló que desde hace cinco años está "pasándola mal" para ver si consigue tierra para sembrar "lo que sea", y aunque se confiesa con muy pocos conocimientos agrícolas, está dispuesta a trabajar, comentó una supuesta María, pues no quiso revelar su identidad.

"Nos quemaron 20 ranchos, dañaron unos cultivos (organopónicos) que teníamos bien adelantados, y afectaron a 45 familias. Con el gobierno regional no contamos, porque son unos corruptos. Aquí vienen y hacen inspecciones falsas diciendo que las tierras son productivas, cuando aquí no siembran nada. Manolo (Toledo) les moja bien la mano mientras nosotros los campesinos somos maltratados. Lo que queremos es trabajar", señaló otro ocupante que prefirió usar el seudónimo de Rafael.

La escena que Rafael de s! cribió se remonta a una acción del pasado, cuando el propietario de Mafralex logró obtener una orden de desalojo que fue impuesta a los habitantes de la zona alta de su hato, quienes en gran parte son los mismos que ahora ocupan el borde de carretera de la unidad.

Linares defendió dicho proceso legal y desmintió el maltrato a los campesinos Muchos de estos ocupantes ya han sido parte de otras invasiones, no obstante y según lo revelado por María la cosa no es tan fácil, pues prevalece el orden de llegada.

No importa si has pasado un gran tiempo en alguno de los hatos, cuando viene el Inti a repartir las cartas agrarias, se quedan quienes llegaron primero.

No obstante Rafael aseguró que, no están dispuestos a rendirse y no descansarán hasta "que saquen a la gente (los productores) de aquí.

Esperamos que sea rápido, no queremos ponernos brutos".

¿SE VENDEN, NO SE VENDEN?

El principio de las invasiones es el de que las tierras no pertenecen a nadie sino a quién la trabaje, y si es así, la lógica supone que el terreno y mucho más el que fue obtenido mediante una invasión, no puede o debe ser vendido, bajo ninguna condición. En Cojedes se rompe con esa lógica. El caso de uno de los residentes de la finca El Charcote, antigua propiedad de una empresa inglesa que fue expropiada por el Gobierno, es muestra de ello.

Eduardo Carías es ahora dueño de unas 16 hectáreas de terreno apto para la ganadería, donde se cultiva maíz por consejo de los técnicos del Inti, pero antes de él, otras dos personas fueron dueñas de esa tierra.

Carías, oriundo de Choroní, pagó Bs. F. 5.000 por la propiedad, mientras su mujer se dedicó a realizar las diligencias necesarias en el Inti para que la carta agraria, que estaba a nombre de otra persona, fuera modificada haciéndoles beneficiarios a ellos.

La esposa de Carías comentó que afortunadamente "le cayó en gracias a una de las abogadas del Inti "! , quién les cambió el documento sin mucho reparo.

Casos como este son los que dan pie a los directivos de la Asociación de Productores Agrícolas de Cojedes (Adacojedes) para hablar del tráfico de tierras en el estado.

"De todos los campesinos que están en El Charcote, como 10 querrán trabajar, el resto se dedica a comprar y vender terrenos", afirmó Linares.

Ese no es el caso de los Carías, que a pesar de ver inundados sus cultivos de maíz y haber perdido esa inversión, siguen junto a tres hijos en el proceso de construcción de su vivienda.

¿GANADEROS O AGRICULTORES?

El caso del Hato Paraima, dónde funciona la productora de semillas para pasto Branger, es bastante similar. La otrora propiedad de la familia Branger, originalmente contaba con 53.000 hectáreas y hoy mantiene sólo 17.500.

El resto de la propiedad ahora pertenece al Estado y allí se estableció el complejo urbanístico y agropecuario Pueblo Paraima.

Rodolfo Barrios, gerente de producción de la productora, comentó que la nueva unidad productiva campesina presenta múltiples problemas operativos y de infraestructura.

"La desviación de recursos y las fallas técnicas no faltan en Pueblo Paraima. El uso de las tierras no es el indicado y tanto las empresas de producción social, como las cooperativas y los fundos zamoranos presentan grandes problemas.

Además, de las más de 2.000 personas que se encuentran en proyectos, sólo unas 300 realmente trabajan", describió Barrios.

El gerente también denunció un fuerte tráfico de influencias. "Hay cooperativas que poseen hasta 1.000 hectáreas, mientras que otras sólo tienen 50".

Ya en Pueblo Paraima se puede apreciar un pequeño complejo rural que posee no más de 10 modestas edificaciones donde funcionan colegios, patios para las reuniones de las cooperativas con los asesores técnicos del Inti y un Mercal que fue instalado hace muy poco.

Uno de los compradores ! del Mercado de Alimentos señaló que vive a unos nueve kilómetros y después de haberse hecho beneficiario de un crédito del Inti se dedica a la ganadería. "Tengo 20 vacas y con eso me defiendo, haciendo quesos que vendo a Bs. F. 15 el kilo".

Para los entendidos de la materia, como el productor agropecuario Orlando Licón, "con 20 vacas nadie vive", pero en Pueblo Paraima esa es la premisa.

En uno de los patios se lleva a cabo una reunión de cooperativa, donde el representante del Inti escucha a los trabajadores que señalan la necesidad de establecer potreros comunales, pues con la actividad agrícola ya no se puede subsistir. La asistencia no es numerosa.

Entre tanto, el técnico les repite una y otra vez que el poder es de ellos, que en la inclusión está el detalle y que juntos harán de Pueblo Paraima una unidad funcional. Sin embargo advierte que los recursos del Estado no han bajado.


 

 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog