El "regateo" es capitalismo puro

Por Venezuela Real - 23 de Julio, 2008, 11:00, Categoría: Economía

Carlos Corao
El Universal
23 de julio de 2008

El ministro Elías Jaua nos sorprendió con su fórmula imbatible para contrarrestar la inflación. La política del "regateo" es digna de un premio Nobel de Economía.

Esta propuesta se parece al chiste de la mujer que decide vender el sofá en el cual encontró a su esposo con la secretaria. El ministro vendió el sofá porque no pudo ponerle el cascabel al gato. El gobierno no ha logrado detener al monstruo de la inflación, ni mucho menos revivir el aparato productivo de la nación.

El ministro, con sus declaraciones, coloca la responsabilidad última de la inflación en el consumidor final, casualmente el peón más golpeado de la cadena productiva. Así  el muchacho con labia y rapidez para el regateo comprará más barato que el tartamudo introvertido.

El precio final de la cesta básica queda a merced de lo que suceda entre el ama de casa y la cajera del supermercado. Si la compradora se pone las pilas, compra leche a mejor precio; de lo contrario, tendrá que resolver con lo que tiene. De esta manera el gobierno reduce su política económica al espacio íntimo del "regateo", donde todo se vale y todo se puede.

Intentando profundizar en la idea, a "regatear" también se le puede llamar "cultura de consumo". Cuando Jaua dice "si todos comenzamos a regatear, los especuladores van a comenzar a sentir la presión", imagino que se refiere a la capacidad que tiene el consumidor para cambiar conductas de consumo y ejercer presión sobre la oferta para finalmente reducir los precios.

Ahora bien, una cosa es que el precio del producto lo fije la Ley de la Oferta y la Demanda y otra es que a través del "regateo" el ciudadano común logre poner en su sitio a los especuladores, como lo dice el ministro.

Me parece justo recordar que el especulador debe ser tratado como delincuente, y en tal sentido el único que puede meterlo en cintura es el gobierno a través de los organismos competentes. No podemos "vender el sofá" y pasar el testigo de nuestra responsabilidad a terceros.

Todo esto del "regateo" apesta a capitalismo salvaje. La propuesta del ministro deja a cargo de "la mano invisible del mercado", el precio final de los productos de la cesta básica. Detrás de su maravillosa idea se esconden los valores económicos de un sistema antisocialista en el cual el Estado y las leyes abandonan al consumidor (el soberano) en medio de una selva de especuladores, acaparadores y contrabandistas.

¡Cordero de Dios! ¡No puedo con las contradicciones de este gobierno!





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog