Un banco en la lista negra

Por Venezuela Real - 23 de Julio, 2008, 11:14, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

AHIANA FIGUEROA
El Nacional
23 de julio de 2008

EE UU y la Unión Europea han vetado a otras instituciones de Teherán
Una entidad financiera iraní en Caracas es cuestionada por presunto apoyo al terrorismo

En septiembre de 2007, la Superintendencia de Bancos autorizó mediante resolución publicada en Gaceta Oficial el funcionamiento en el país del Banco Internacional de Desarrollo, institución de carácter universal pertene ciente al Estado iraní.

Como parte de los convenios de cooperación entre ambas naciones, estaba previsto que el Banco de Desarrollo y Exportación de Irán abriera una sucursal en Venezuela; sin embargo, la entidad consideró que eso era insuficiente para "prestar servicios dinámicos y extender su atención a todo el territorio nacional".

Por eso prefirió hacer los trámites para la apertura de una entidad universal, con un capital inicial de 40 millones de bolívares fuertes. Según la resolución, la nueva institución financiera tendría un plazo de 90 días para iniciar sus operaciones.

En febrero de 2008, el nuevo banco del sistema financiero local comenzó sus actividades, y un mes más tarde fue incluido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en la lista de las instituciones bancarias sospechosas de financiar el terrorismo y la proliferación de armas nucleares.

De Teherán a Caracas

El Banco de Desarrollo y Exportación de Irán (EDBI, por sus siglas en inglés) tenía planes de abrir una sucursal en Caracas desde 2006. En esa fecha, la agencia de prensa oficial Irna y una nota publicada en el periódico Tehran Times, que se edita en inglés en Teherán, informó que la apertura de una oficina del EDBI en la capital venezolana significaría el acceso de los productores y exportadores iraníes a los mercados de América Latina, el manejo de los asuntos financieros, el apoyo a las inversiones conjuntas y la ayuda a las exportaciones de servicios técnicos y de ingeniería.


"Estos son algunos de los principales objetivos de abrir una sucursal en el país latinoamericano. Las operaciones del EDBI en Caracas ayudarán a ampliar las relaciones entre Irán y Venezuela", destacó el periódico iraní en noviembre de 2006.

La decisión del Gobierno de Irán de abrir una oficina del banco en Venezuela formaba parte de los acuerdos suscritos entre ambos países, luego de un viaje que hiciera el presidente Hugo Chávez a Teherán y la posterior visita que realizó el mandatario iraní, Mahmoud Ahmadinejad, a Caracas.

En esas citas se suscribieron acuerdos bilaterales en las áreas diplomática, comercial, tecnológica y cultural, como parte de un acercamiento de Venezuela a las naciones del Medio Oriente. Pero es posterior a estos pactos que se concierta la apertura de un banco comercial que pudiera otorgar créditos al consumo y permitiera captar ahorros del público.

Para conocer detalles del cambio de la finalidad del banco iraní en Venezuela se contactó a representantes de la directiva de la entidad, pero éstos respondieron "no estar interesados" en conceder una entrevista a este diario.

Informe revelador Un reporte de la Red de Vigilancia de Crímenes Financieros (Fincen) del Depar tamento del Tesoro norteamericano dio a conocer en marzo que el Banco Internacional de Desarrollo, propiedad de Irán y activo en Venezuela, podría formar parte del "continuado esfuerzo" del Gobierno iraní de usar instituciones bancarias estatales para promover la "proliferación nuclear y el financiamiento de actividades terroristas".

En el informe se destaca el "creciente riesgo" que representa el sector bancario iraní para el sistema financiero internacional y se exige la aplicación de la resolución 1.803 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del pasado 3 de marzo, que solicita a los Estados miembros del organismo vigilar las actividades de instituciones financieras en sus territorios con todos los bancos domiciliados en Irán y sus sucursales y subsidiarias en el extranjero.

"A través de bancos de propiedad estatal, el Gobierno de Irán esconde su vinculación con la proliferación nuclear y actividades terroristas mediante una amplia gama de prácticas engañosas especialmente diseñadas para evadir su detección", precisó el informe titulado Guía pa ra instituciones financieras sobre la continua amenaza del lavado de dinero vinculada a actividades iraníes ilícitas.

La Unión Europea también congeló los activos de la principal entidad financiera de Irán, el Bank Melli; mientras que Estados Unidos le prohibió "toda transacción" y congeló "todos los activos" en territorio estadounidense.

Entre las prácticas ilegales denunciadas por el Fincen se encuentra la carencia de fuertes medidas "antilavado" por parte de las autoridades bancarias iraníes y los esfuerzos del Banco Central de Irán de excluir la identidad de las instituciones bancarias del país islámico en operaciones financieras globales, en parte "para dificultar que las instituciones financieras intermediarias determinen quiénes son los verdaderos participantes en las transacciones".

Además del banco iraní, la red de vigilancia del Departamento del Tesoro incluyó a otras 50 instituciones financieras controladas por Teherán y siete de carácter privado que funcionan en más de una docena de países, incluyendo Venezuela. En la lista "advertencia" se incluyó en el quinto lugar al Banco Internacional de Desarrollo de Caracas.

Ni un centavo en créditos El Banco Internacional de Desarrollo es sucursal del Banco de Desarrollo de Exportaciones de Irán, llamado también Banco Toseyeh Saderat Irán S.A. La institución tiene entre otras sucursales al Bank Saderat, en París, Francfort, Hamburgo, Atenas, Beirut y Doha; y el Bank Saderat, en Londres.

Su sucursal caraqueña se encuentra en la avenida Francisco de Miranda, urbanización El Rosal, municipio Chacao, estado Miranda.

Su sede no se presenta como una agencia bancaria tradicional a la que está acostumbrado el cliente venezolano.

Hasta ahora sólo cuenta con una oficina ubicada en un edificio de la localidad.

El banco lo preside Tahmasb Mazaheri, gobernador jefe del Banco Central de Irán y anteriormente ministro de Economía del régimen de Teherán. También figuran en su junta directiva: Mohammad Seif; Reza Raoi; Pervin Tavallaozaden; Rahim Faramarzi, quien funge de apoderado; Samad Vafaee; Mohsen Alavi; Hoseim Ghazzavee; Corteza Akbari; Mohammad Sayed; Morteza Zekavat, y Ghodamhssan Zaferani.

En la resolución 289.07 de la Superintendencia de Bancos, del 14 de septiembre de 2007, se lee el visto bueno de Alejandro Andrade, viceministro de Gestión de Finanzas del Ministerio de Finanzas, a la documentación relacionada con la solicitud del Banco Toseyeh Saderat para establecer en Venezuela un banco universal.

Una de las razones que se expone en la resolución (firmada por el ex superintendente Trino Alcides Díaz) para aprobar esta solicitud está relacionada con el objetivo de la entidad financiera. "Visto que la visión del banco es promover las exportaciones e importaciones iraníes-venezolanas y desarrollar intercambios económicos y de negocios, a través del apoyo a sectores productivos de Venezuela y de la República Islámica de Irán, para lo cual ofrecerá productos y servicios que resuelvan las necesidades de todos los clientes (particularmente exportadores-importadores)".

En un período de cuatro meses, el Banco Internacional de Desarrollo logró captaciones del público por un poco más de 1 millón de bolívares fuertes, de los cuales 823.000 bolívares fuertes se encuentran depositados en cuentas corrientes no remuneradas y 250.000 bolívares fuertes en cuentas de ahorro.

De acuerdo con cifras suministradas por la Sudeban en su informe mensual, la institución iraní no ha otorgado préstamo alguno. Sectores como el agrícola, microfinanciero, hipotecario y el comercial no han recibido aún financiamiento por parte de la entidad bancaria. Tampoco ha entregado créditos al consumo (vehículos, tarjetas).

Hasta el mes de mayo, sus ingresos por 1,7 millones de bolívares fuertes provienen exclusivamente de la inversión en títulos valores por 39,6 millones de bolívares fuertes.

El presidente Chávez advirtió el 4 de mayo de 2007 que la banca privada debe otorgarle financiamiento a los sectores industriales de Venezuela a bajo costo. "Si la banca no está de acuerdo con esto, es mejor que se vayan, y que me entreguen los bancos a mí, que los nacionalicemos y que pongamos a trabajar a los bancos en el desarrollo del país y no a especular y obtener grandes ganancias".

¿El mandatario venezolano estaría dispuesto a nacionalizar un banco iraní? Recientemente, el jefe del Estado dijo también que aplicaría la Ley Retorno y exigiría al Gobierno español que sacara sus inversiones de Venezuela, que mantiene específicamente en instituciones financieras, en caso de no revertir la ley de inmigración que aplica la Unión Europea.

¿En caso de comprobarse que Irán financia el terrorismo, exigiría igualmente cerrar sus operaciones en Venezuela?.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog