Vivienda de los barrios: se enfrentan dos teorías

Por Venezuela Real - 24 de Julio, 2008, 13:05, Categoría: Vivienda

Ultimas Noticias
24 de julio de 2008

Dos maneras de enfrentar el problema: ¿se contraponen o se complementan?
Miles de personas esperan por una respuesta

Los barrios de nuestras ciudades -contienen la mitad o más de la población urbana- han sido construidos al calor y al valor de la improvisación. Improvisación necesaria, con sus añadidos de riesgos, de accesos imposibles y falta de servicios, pero también de años invertidos por los pobladores para asentar su hábitat, sus relaciones, sus amistades, sus problemas, sus soluciones, sus vivencias de vida y de muerte.

Para ellos se defienden dos soluciones aparentemente contradictorias.

La primera tiene una larga historia, constelada de fracasos. Comienza con Pérez Jiménez y su "erradicación del rancho". Y llega hasta hoy con el "programa de casas por ranchos". En el fondo se basa en la incomprensión del fenómeno de la vivienda improvisada a partir de invasiones; considera al rancho símbolo de la miseria y defiende una visión redentora-bienechorista y también racionalista del problema de la vivienda popular. Proclama una política de bienestar público sustentada en el ingreso rentista petrolero que se supone da para todo, o casi. Su consigna generosa es eliminar el rancho y sustituirlo por una "vivienda digna". Para ello en la historia del país ha habido diferentes versiones, desde el superbloque hasta la casita de PVC.

La segunda se sostiene en una larga experiencia de investigación y en un gran esfuerzo de acercamiento y de comprensión de lo que ha sido y es el fenómeno del rancho y de la conformación urbana de los barrios. Su práctica es el análisis minucioso de las condiciones concretas de cada caso y la intervención casi micrométrica, articulada con operaciones quirúrgicas que no destrozan ni destruyen un tejido urbano lleno de problemas pero también cargado de vida. Su consigna es el respeto por una realidad indiscutible, el rechazo a la erradicación y la insistencia en la necesidad de atender más al problema de la carencia de servicios que al de la vivienda individual.

Ahora que tenemos un arquitecto en el Ministerio de Vivienda y Hábitat, es prioritario que se abra de inmediato un debate sobre las dos teorías y sus correspondientes prácticas históricas. Para una política de la vivienda que sea coherente con los postulados de una orientación socialista, por lo tanto profundamente democrática, es necesario que se expongan las ideas y que se confronten con respeto y documentación, sin acudir a eslogans emocionales del tipo "discutir es perder el tiempo" o "nosotros ya tenemos la solución".

En nuestra humilde opinión, no hay una oposición real entre las dos maneras de plantear el asunto. Con la perspectiva de diseñar una política de avanzada con resultados visibles a corto plazo, ambas teorías pueden combinarse, caso por caso, ciudad por ciudad, región por región. Ambas poseen ventajas y ofrecen extraordinarias oportunidades. Hasta ahora lo que ha faltado, entre otras muchas cosas, es la voluntad y la cultura política y profesional para enfrentar los problemas de la vivienda dentro de un marco coherente e integral. Y no hablemos aquí de lo que se refiere a las nuevas urbanizaciones, las nuevas ciudades, etc. Temas adicionales y candentes sobre los cuales volveremos.





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog