Bolivia, país ocupado

Por Venezuela Real - 27 de Julio, 2008, 17:50, Categoría: Injerencia de/en Venezuela

SIMÓN ALBERTO CONSALVI
El Nacional
27 de julio de 2008

Cuando uno lee las noticias de lo que ocurre en Bolivia tiene la tentación de preguntarse por qué en un país de historia tan dramática, de contradicciones sociales y de vastas desigualdades, un signo oscuro se cierne de manera permanente sobre esa tierra. A escasos 20 días del referéndum revocatorio del 10 de agosto, recurso al cual apeló el presidente Evo Morales en un frustrado intento de allanarse el camino, el Tribunal Constitucional ordenó su suspensión. Como consecuencia, la situación del país se asemeja a un volcán que no esconde la lava a punto de estallar.

Trágicamente, uno de los factores más perturbadores del clima político y social de Bolivia es el intervencionismo del Gobierno de Venezuela que ha puesto en juego el destino de Evo Morales. El Principio de No Intervención tuvo su origen en los abusos de potencias extranjeras en los asuntos internos de las naciones. Pues bien, lo que está haciendo el Gobierno de la revolución bolivariana en Bolivia sólo puede compararse con las antiguas ocupaciones que los marines del Imperio llevaban a cabo en el Caribe.

En una palabra, el tema central de la campaña sobre el referéndum revocatorio no es otro que el intervencionismo venezolano, y la primera víctima de estos desmanes no será otro que el presidente Morales por haber cohonestado y haberse beneficiado indebidamente de esa intervención extranjera. El descenso de su popularidad ha sido tal que anda a tres puntos escasos de los necesarios para ser revocado. Quién sabe si la postergación del referéndum termina favoreciéndolo, al precio de prolongar la anarquía de la nación.

Una derrota de Morales sería traumática para Bolivia, porque fueron millones quienes confiaron en él y vieron en su ascenso al poder la vindicación en una historia de viejas iniquidades y de viejas inequidades. Entre las maldiciones que se han abatido sobre Bolivia el intervencionismo extranjero es quizás la más notoria, y va desde los oscuros tratos de los "barones del estaño" hasta la excursión libertadora de Ernesto Guevara. Interferencias negras y rojas. Ahora es el intervensionismo venezolano que una vez más entra en el juego prohibido de dictar desde afuera lo que sólo concierne determinar a los bolivianos, con iguales derechos que los demás para que nadie interfiera y se sienta protector como Teodoro Roosevelt de las repúblicas caribeñas, y como aquella ignominiosa Enmienda Platt inscrita en la Constitución de Cuba que autorizaba a Estados Unidos a intervenir cuando lo juzgara conveniente a sus intereses.

Estos son los antecedentes del intervencionismo. No sé si alguien alegará que el intervencionismo del primer Roosevelt era malo y los otros son buenos. Que otros tienen derecho a las enmiendas del arrogante senador Platt. Para los teóricos de la intrusión convendría advertirlos de que los países no se recuperan de estas heridas.

La injerencia del Gobierno de Venezuela en los asuntos de Bolivia ha llegado a límites extremos. Vale la pena consultar los periódicos de ese país, del credo que fueren. Venezuela forma parte del debate político. Está presente en los helicópteros militares, de la "cooperación" entre los ejércitos, en los petrodólares que "sin las trabas burocráticas" (Evo dixit), fluyen secretamente desde Caracas para ser distribuidos por el Presidente y por el partido oficial.

Esto está generando escándalos que no se acallarán, porque a diferencia de Venezuela, Bolivia (todavía) es un Estado de Derecho, y ante las confesiones del propio Presidente el régimen se ha visto precisado a rendir cuentas.

De ahí que un supuesto "donativo" venezolano de 100 millones de dólares han tenido que registrarlo como préstamo. Y, claro, comienza a arder Troya. Paralelamente al trágico accidente del helicóptero militar, el periódico El Diario denunció la importación por la Embajada de Venezuela en La Paz de 140 vehículos, para los cuales solicitó exención de impuestos.

Abundan las conjeturas sobre el destino y costos de los 140 automóviles último modelo.

Veamos lo que se lee en El Diario del 22 de julio: "Por lo que se viene revelando es indudable la injerencia del Gobierno venezolano en los asuntos internos de Bolivia.

Es el caso de los técnicos en informática especializados en registros electorales, a los que se los responsabiliza de haber manipulado los registros de identificación de los bolivianos, `con la finalidad de construir una gigantesca maquinaria del fraude electoral’ el 10 de agosto próximo en el referendo revocatorio de mandato del Presidente y vicepresidente de la República...".

Estos son fragmentos de una historia que apenas comienza.

Póngasele el nombre que se quiera, pero Bolivia tiene todos los signos de un país ocupado, y no por los "barones del estaño".





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog