BAJÓ EL COGOTE

Por Venezuela Real - 28 de Julio, 2008, 12:22, Categoría: Política Internacional

Teodoro Petkoff
TalCual
28 de julio de 2008

En la literatura política existe una suerte de figura metafórica, "viaje a Canossa", que se refiere a la circunstancia en que un mandatario determinado inclina la cerviz ante otro, al cual ha agredido o insultado previamente. La expresión viene desde 1077, cuando el emperador germánico Enrique IV fue a Canossa, pequeña ciudad situada en lo que hoy es Italia, para implorar el perdón del Papa Gregorio VII, cuya investidura había sido desconocida por el emperador. "Viaje a Canossa" puede ser una adecuada denominación para el de Ego Chávez a España.

En su empeño por mostrar la faz de un Chávez más conciliador fue a solicitar –y a obtener, por supuestoel perdón tanto del rey Juan Carlos como del presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero.

Página pasada, según todos los interlocutores.

Pero el episodio permite recordar el modo caprichoso e irresponsable como Chacumbele maneja los más delicados asuntos de estado y el daño que hace a nuestra política exterior. Pedir perdón, adornándolo, de paso, con unas cuantas gracejadas de dudoso gusto –como esa de mostrar con sonrisa forzada la franela que le regaló el rey–, es la consecuencia de la conducta grosera, absolutamente inaceptable de nuestro jefe de estado, frente a los dos principales representantes del reino de España.

Nadie olvida la tonelada de insultos y provocaciones lanzadas por Chacumbele tanto contra Juan Carlos como contra Zapatero, así como las amenazas vacías lanzadas contra las empresas españolas localizadas en nuestro territorio. Eso, desde luego, no se hace y ningún jefe de estado lo hace, porque, una vez cometido el estropicio, quedan sólo dos opciones: o mantener la postura derivada de la boconería o pasar por la humillación de pedir perdón. Cualquiera que se escoja deja malparado al charlatán. Fidel Castro, quien ha tenido cualquier cantidad de desencuentros con Europa (aunque sin utilizar jamás el lenguaje chocarrero y brutal de su supuesto "sucesor") siempre espera que sea Europa la que haga el primer gesto hacia la reconciliación. Jamás ha pedido disculpas y ha vivido para ver como es Europa la que ha buscando siempre el reencuentro.


Chacumbele no podía escoger esta postura porque sabía perfectamente que sus ofensas fueron tan imperdonables que ni siquiera una "razón de Estado" crematística, que explica tantas vueltas y revueltas en la política internacional, iba a mover a España a hacer el primer movimiento. Sólo le quedaba una jugada: humillarse y viajar a Canossa. Esperemos ahora su próxima burrada –porque puede apostarse que habrá otra. Está en su naturaleza, como en la del alacrán que picó a la rana que lo transportaba al otro lado del río.

eria con nuestra línea aérea bandera. Ahora, por lo que he sabido, les vuelven a echar la partida pa’trás, porque han cambiado los vientos. Pero así es nuestra justicia, Majestad, fluctúa en la bolsa de los intereses gubernamentales.

Señor: de todas maneras, aunque hoy se reescriba la historia del "¿Por qué no te callas?", usted no tiene idea de la enorme contribución que la expresión de S. M. trajo en nuestra lucha por que la humanidad comprenda lo que verdaderamente sucede en Venezuela. Usted fue una especie de punto de inflexión. Alertó al mundo sobre lo que por estas latitudes venimos señalando hace mucho tiempo: el tío es insoportable, para decirlo castizamente. Y eso que usted no ha visto nada, señor. Para nosotros ya no hay cosa que asombre a estas alturas.

En tal sentido, aunque tenga que dar usted hoy un paso atrás, en un momento en que la economía española entra en crisis y la amistad con multimillonarios es conveniente, reciba nuestra sincera expresión de gratitud por los favores recibidos. Espero que S. M. pase un magnífico verano en el Mediterráneo de Serrat. Nosotros seguiremos llevando la vida por estos lados con la pequeña esperanza de que, más temprano que tarde, volvamos a tener otro verano.

P.S.: No se cohíba usted de mostrar a su homólogo las maravillas del palacio del mar y viento pensando que a él le disgustan esas cosas exquisitas que aparecen en la revista Hola. Es pura pose, le encantan.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog