El ministro Rodríguez Chacín vive en otro planeta al no reconocer la delincuencia existente en el

Por Venezuela Real - 28 de Julio, 2008, 18:56, Categoría: Política Nacional

Zaida D. Arias Molina
El Carabobeño
28 de julio de 2008

Afirmó monseñor Roberto Lückert, arzobispo de Coro

La Iglesia Católica venezolana ha expresado constantemente en sus asambleas ordinarias de la Conferencia Episcopal su preocupación por el incremento excesivo de la inseguridad en el país, esa violencia desatada que está acabando con la vida de los venezolanos, llenando de zozobra y dolor a los ciudadanos que se ven obligados a salir desde tempranas horas de la mañana de sus casas para cumplir con sus obligaciones laborales, estudiantiles y de cualquier tipo, sin que sea "blanco" de una bala perdida o del robo de los "amigos de lo ajeno".

Ante esta situación, el arzobispo de Coro y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Roberto Lückert, expuso en la sección Foro de los Lunes, de El Carabobeño, sus puntos de vista sobre esta inquietante situación.

En su diálogo con el rotativo regional realizado en la Casa de Retiros "Monseñor Ibarra", en Montalbán, el prelado venezolano rechazó de plano las reiteradas afirmaciones del ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín, de negar que en Venezuela hay inseguridad, como también de rechazar los reportes que emiten los medios de comunicación social dando a conocer las largas "listas" de los venezolanos que mueren diariamente en manos del hampa.

Por un momento se llevó las manos a la cabeza y expresó: "¡Por el amor de Dios!, en estos momentos tengo tres amigos secuestrados, dos en Maracaibo y uno de Mene de Mauroa (Falcón), y entre ellos hay una persona enferma. ¡Cómo va a decir eso el ministro Rodríguez Chacín!, el secuestro se ve como el gran negocio. En Falcón, que era una zona tan tranquila, pacífica, se ha convertido en un lugar para la aprehensión de personas sin ningún control. En la frontera con Colombia secuestran continuamente, la gente no denuncia esta situación, y se entienden directamente con los "choros" para salir del problema, porque no hay una respuesta efectiva de parte del Gobierno Nacional. Creo que el señor ministro vive en otro planeta, en otra "esfera".

De igual manera, se preguntó a sí mismo monseñor Lückert "si el titular del MIJ se ha paseado por las cárceles, si conoce el recinto penitenciario de Coro, debe saber que aquí no mandan el ministro de Relaciones Interiores, la Guardia Nacional, ni mucho menos el director de la penal, los que "mandan" aquí son los propios reos, quienes están armados hasta los dientes, y lo que se respira aquí es una total anarquía".

Reveló también que "yo no puedo entrar a los pabellones del recinto carcelario, porque los propios reos me lo impiden".

¿Qué le pediría a las autoridades gubernamentales?
-Creo que debe haber de parte de las autoridades del MIJ, verdaderamente un trabajo de garantizar la seguridad a todos los venezolanos, porque uno no puede salir de noche porque te atracan, te roban. Los ganaderos no pueden llevarle ni siquiera la comida a sus peones, porque la delincuencia le hace detener el vehículo y le quitan los alimentos que llevan consigo.

Añadió de igual modo que "la gente, ante la ineficacia del Gobierno Nacional de no ofrecer seguridad, obliga a la población a armarse para no ser "víctima" de la delincuencia, y esto yo lo considero muy grave, que se tome la justicia por sus manos".

Solicitó a los venezolanos promover la cultura de la vida, generar actitudes y comportamientos que hagan posible la civilización del amor, en el encuentro fraterno y respetuoso entre todos.

Iglesia Reformada pretende confundir al venezolano

Otro de los temas tratados en esta amena conversación fue lo referente a la creación de una Iglesia Reformada propuesta por algunos "disidentes" de organizaciones eclesiales del país, entre ellos la Católica y la Anglicana.

De forma directa, como es su estilo en el hablar, monseñor Lückert señaló que "esa nueva confesión tiene un objetivo político y pretende confundir al pueblo venezolano, pero estoy seguro de que no lo van a lograr. En el pasado, esto fue un proyecto político de Guzmán Blanco que no llegó a cristalizarse".

Sostuvo de manera contundente que "el pueblo venezolano es católico, a pesar de sus debilidades, de su falta de formación, cree profundamente en Cristo resucitado. La unidad de la Iglesia Católica se mantiene en nuestra comunión con el romano Pontífice, y esta nueva confesión por supuesto está desvinculada de la comunión romana, por lo tanto, ha perdido la unidad que hoy caracteriza a la Iglesia Católica, que es santa, católica y apostólica".

Consideró también que "si se va a hacer una Iglesia Reformada, los fundadores tienen que ser personas que tengan una conducta incorrupta, honesta, cónsona con los principios que llenaron su vida y su compromiso religioso y sacerdotales cuando fueron ordenados ministros del culto católico, y no buscar en esa Iglesia Reformada una justificación a su actitud un tanto deshonesta en el cumplimiento de sus obligaciones como sacerdote católico".

La unidad debe prevalecer en las elecciones regionales

En el preámbulo de los comicios regionales previstos para el 23 de noviembre, en los cuales se elegirán gobernadores, alcaldes y diputados a los consejos legislativos, monseñor Roberto Lückert consideró pertinente decir que "le pido al mundo político, ya sea oposición o gobierno, que en las próximas elecciones prevalezca la unidad respetando la diversidad".

Señaló que "si quieren hacer un papel de reconstrucción de la democracia venezolana, se hace necesario pedirle a las dos tendencias políticas que no pueden ir defendiendo pequeñas parcelas, sino que deben proteger la gran parcela que es Venezuela".

Del mismo modo, instó a los venezolanos en general a tener una actitud democrática y cívica, especialmente cuando el Consejo Nacional Electoral les pida el servicio de trabajar en las mesas electorales, y no se nieguen a prestar esa función, "nos necesitamos trabajando cívicamente por consolidar la democracia a través de este hermoso servicio que nos ofrece el Poder Electoral".

Inhabilitaciones son un atropello a la Constitución

El Arzobispo de Coro se pronunció en torno a las inhabilitaciones ordenadas por el contralor general de la República, Clodosbaldo Russián, en contra de un grupo de hombres y mujeres del ámbito político que está interesado en optar a los cargos de elección popular (gobernadores, alcaldes y diputados a los consejos legislativos en los comicios regionales del 23 de noviembre.

A tal efecto, sostuvo que "las inhabilitaciones son un atropello a la Constitución Nacional. Los artículos 42 y 65 consagran la vida política del venezolano, y establecen que para poder inhabilitar políticamente a un ciudadano debe haber sentencia firme penal, cosa que hasta los momentos no se ha hecho a los supuestos inhabilitados".

Sin embargo, dijo que "en el supuesto caso que estos señores cometieron un delito, ¿por qué el representante del Poder Moral no ordenó estas inhabilitaciones hace cuatro años y lo viene a hacer ahora, en vísperas de las elecciones regionales, para descalificarlos como candidatos? Aquí se entiende que es una "jugada política" muy vista, muy manifiesta por parte del señor Clodosbaldo Russián de querer impedir la participación de venezolanos y venezolanas en los comicios regionales".

Insistió en afirmar el prelado venezolano, que "el Contralor General de la República quiere dejar por fuera a personajes que puedan hacerle 'sombra' a los posibles candidatos del partido al cual pertenece".

La educación no debe ser estatizada

El tema educativo constituyó de igual manera un asunto de debate en esta entrevista con monseñor Roberto Lückert, especialmente en lo que tiene que ver con la reforma curricular y el incremento en la matrícula escolar.

Al respecto precisó que "le entendí al ministro de Educación, Héctor Navarro, que esta reforma del currículum iba a ser abierta, se van a escuchar los planteamientos en este caso de la AVEC y de la Iglesia. También aseguró que la misma no iba a ser impuesta por una línea política determinada por el Gobierno Nacional, y espero que eso se cumpla".

Enfatizó la autoridad eclesial, que "creo que el pueblo venezolano le ha hecho sentir al Ejecutivo que no puede estatizar la educación, ya que en el campo de la enseñanza debe haber libertad. Tú como padre o madre de familia tienes el derecho de escoger la educación para tus hijos. Estoy en desacuerdo con la pretensión del Gobierno Nacional de meter en una sola línea el sentido de la formación filosófica, tanto del docente como la del niño, y eso es lo que precisamente rechaza el pueblo venezolano".

Dejó claro monseñor Lückert, que "el educador del hijo no es el Estado, sino el papá y la mamá; el Estado complementa la educación de la familia, no le impone la formación de ésta. Lo grave de esto es que se utiliza el mismo esquema de Cuba para estatizar la educación e imponer una formación en una sola línea, y eso ciertamente no es democracia".

En cuanto al incremento de la matrícula escolar, el Arzobispo de Coro analizó por un momento la situación económica por la cual atraviesa la mayoría de las instituciones educativas del país, y los esfuerzos que hace para ofrecer sueldos dignos a su personal docente.

A tal efecto, afirmó que "si el Gobierno Nacional no les permite aumentar las matrículas, sencillamente la escuela privada, llámese católica o laica, se verá obligada a cerrar sus puertas".

En tal sentido, instó al Gobierno a sentarse a dialogar con las organizaciones privadas del ramo educativo para buscar una salida a la situación planteada.






TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog