La tormenta del 5 de agosto

Por Venezuela Real - 28 de Julio, 2008, 12:08, Categoría: Electorales

ARMANDO DURÁN
El Nacional
28 de julio de 2008

Leopoldo López contiúa inhabilitado como candidato

A medida que nos aproximamos al 5 de agosto, día a partir del cual los aspirantes a alcaldes y gobernadores podrán inscribir sus candidaturas en los registros del CNE, el clima político nacional se vuelve más turbio.

Tal como van las cosas, en el campo opositor ya se ha tomado la decisión de sustituir a los inhabilitados en la lista Chávez-Russián por otros candidatos. Los efectos exactos de este pragmatismo, llevado hasta sus últimas consecuencias por el oportunismo y las ambiciones electoralistas, todavía están por verse, pero sin duda tendrán efectos muy notables. En Caracas, por ejemplo: ¿los votos de Leopoldo López se transferirán automáticamente a su suplente? Más aún: ¿cuál será el daño real de su inhabilitación? Si, como todo lo indica, el proyecto del alcalde de Chacao trasciende los límites de la Alcaldía Metropolitana, esta exclusión, en caso de que sus asesores sepan aprovecharla, podría catapultarlo hasta el extremo de arrebatarle a Manuel Rosales la candidatura presidencial de la oposición. De ahí la prudencia política de López al tratar el tema. La situación de los otros candidatos inhabilitados, sin embargo, es muy otra. ¿

Acatarán así como así la decisión "superior" de ser abandonados en el limbo de la inhabilitación hasta quién sabe cuándo? Por su parte, ¿cuál será la reacción de los dirigentes locales y regionales de la oposición que se niegan a aceptar y reconocer el mandato ilegítimo del todavía gobernador del Zulia, resuelto a imponer a la gente de su partido en todos los ámbitos de la vida política nacional? En las filas del oficialismo ocurre otro tanto. La siniestra lista Chávez-Russián incluye los nombres de algunos aspirantes rojos rojitos, pero son tan pocos y de significación política tan insignificante, que uno puede afirmar que en las filas del oficialismo no existe la figura del inhabilitado. Una realidad que, por supuesto, responde a la verdadera naturaleza de una lista que sólo existe para garantizarle al oficialismo la victoria en las urnas de noviembre, meta electoral que de otro modo resultaría inalcanzable. Como lo hemos señalado varias veces, la moderación de los dirigentes opositores ante esta grosera violación de los derechos políticos y constitucionales de los electores venezolanos ha contribuido a que Chávez, con el lógico silencio del TSJ, parezca estar a punto de salirse una vez más con la suya.


Ahora bien, si en el chavismo no se vive ni se sufre de inhabilitación política aguda, virus presidencial que diezma a la oposición y la divide, en el universo del chavismo sus habitantes no han logrado que la revolución y el socialismo los inmunice contra otras enfermedades igual de graves. Por ahora, la infección del descarte, cuyas dos manifestaciones más representativas son, bien del tipo Acosta Carles, personaje a quien de pronto se le descubren vicios que durante años de pródigo servicio a Chávez habían pasado inadvertidos; bien del tipo Patria Para Todos, aliado "patriótico" arrinconado hasta en su más natural feudo regional, tanto para saldar viejas cuentas pendientes que desde hace mucho pagan sus compañeros de Podemos, como para poder premiar la incompetencia orgánica y sin remedio de William Lara con la Gobernación de Guárico. En ambos casos se trata, por supuesto, del equivalente pesuvista de los inhabilitados. Descartes e inamovilidad como las dos caras de una moneda excluyente, todo o nada, camaradas, puesta en circulación por la gracia del comandante en jefe, incapaz de soportar la supervivencia política de quienes no escuchen ciegamente su voz de mando.

En el fondo, estos son los ingredientes que alimentan la crisis política y electoral en ciernes. La desaparición de los grandes partidos de antaño y el hecho de que los nuevos partidos, llámense PSUV, Nuevo Tiempo o Primero Justicia, no hayan podido sustituirlos, ha eliminado del proceso político venezolano la presencia indeseable de aquellos "cogollos" todopoderosos. Sólo que han sido sustituidos por una expresión política aun menos democrática, la del dedo hegemónico de los presuntos caudillos, llámense Chávez o Rosales, y en mucho menor grado Julio Borges. Al margen de los resultados de noviembre, inciertos porque dependen de la actual trampa institucional de los excluidos y de la futura trampa electrónica del CNE a la hora de contar los votos, esta realidad, y la consiguiente nueva decepción de los ciudadanos, es lo que dejará a su paso la tormenta que comenzará a desarrollarse el próximo 5 de agosto.
 
 
 
 





TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog