LADYS JORGE DE CARMONA : "Nunca hemos querido que metan la política en el caso de mi esposo"

Por Venezuela Real - 28 de Julio, 2008, 12:05, Categoría: Estado de Derecho

VANESSA GÓMEZ Q.
El Nacional
28 de julio de 2008

A 30 años del asesinato del penalista Ramón Carmona Vásquez, su esposa e hijos esperan que se cierre el último capítulo judicial. Asegura que, a pesar del dolor, se siente satisfecha con la labor cumplida al luchar por justicia
El TSJ no ha ordenado el pago de la indemnización
Gladys de Carmona cree que un caso como el de su esposo habría sido más complicado de resolver en la actualidad

Hoy, 28 de julio a las 6:00 pm, en la iglesia de Cumbres de Curumo, familiares y amigos asistirán, como lo hacen anualmente, a la misa conmemorativa de los 30 años de la muerte del abogado penalista Ramón Carmona Vásquez.

Su esposa, Gladys Jorge de Carmona, y su hijo mayor, Ramón Carmona Jorge, aseguran haber sobrevivido con estoicismo a uno de los procesos judiciales más largos de la historia. Sin embargo, aún no ha sido cerrado el ciclo.

Consiguieron que los cuatro autores materiales del hecho, funcionarios del Grupo de Acciones Tácticas Operacionales (Gato) de la antigua PTJ, fueran condenados. Otros 27 miembros del cuerpo policial pagaron cárcel por complicidad y, finalmente, formularon cargos contra quien consideraban el autor intelectual del homicidio, el director de la PTJ Manuel Molina Gásperi.

"Lamentablemente murió en un accidente antes de ser enjuiciado", manifestó hace algunos años la viuda del penalista.

Después de todo el lapso judicial, sólo quedaba algo por hacer: resarcir a los familiares por la muerte de su ser querido. "Es verdad que el dinero no me lo devolverá, pero no se trata de eso sino de que no haya impunidad", certificó Gladys de Carmona también hace ya 10 años, cuando demandó al Estado por daños y perjuicios.

Hoy la familia Carmona aún espera que la Sala Constitucional ordene la ejecución de una sentencia que les favorece con una indemnización que, a pesar de ser por pocos miles de bolívares (un pago único de 40.000 bolívares fuertes para cada hijo y uno mensual de 1.380 bolívares fuertes para la madre) no ha sido cancelada.

Gladys de Carmona no descalifica el retraso y espera pacientemente que se haga justicia, sin atreverse a calificar de política la falta de celeridad.

–¿Qué balance puede hacer hoy sobre el manejo del caso de su esposo asesinado?
–Yo me siento satisfecha con el deber cumplido como esposa, como madre y como ciudadana venezolana, pero el caso no ha concluido.

Esperamos que se nos diga cuándo se va a cancelar la indemnización que es, lamentablemente, la única forma de resarcirnos porque nadie lo va a resucitar .

–¿Cree que exista algún tipo de presión política para evitar que reciba el pago?
–Nunca he querido que me metan la política en el caso de mi esposo, porque ese caso no fue político sino de venganza personal, de alguien lleno de poder, lleno de odio, que utilizaba un cuerpo del Estado para hacer cosas como esas. No podemos permitir que se nos involucre en la política, ni de un lado ni de otro. Lo único que hemos pedido en estos 30 años ha sido justicia, más nada. Llegó tarde, pero logramos que el Estado se condenara. Espero, aspiro y deseo que eso no pase más nunca en este país. Esto debe terminar y estos casos no deben quedar impunes.

–¿Qué recomendaría a las familias que, como usted, han perdido a un ser querido a manos de funcionarios policiales?
–En los casos en que hay impunidad es por falta de familia, porque si matan a una persona y la familia grita hoy, grita mañana, grita pasado mañana pero a los tres días no grita más, porque esto cansa, eso se queda así. Pero hay que seguir, luchar hasta lo último para que esas situaciones no se vuelvan a repetir. Nosotros no teníamos influencias, teníamos la razón.

Diferencias.

Ramón Carmona Jorge, el hijo mayor de la viuda, dedicó también su vida y su profesión como abogado a buscar castigo para los culpables de la muerte de su padre.

Reflexiona, con mucho tacto, acerca de las diferencias entre el viejo sistema de administración de justicia y el actual.

–¿En ese momento hubo colaboración del Ministerio Público?
–Lo que pasa es que en aquel tiempo con quien trabajamos era con los tribunales, no con la Fiscalía. La Fiscalía actuaba por su lado y nosotros por el nuestro porque no existía el Código Orgánico Procesal Penal.

–¿Pero hubo celeridad en el trabajo de la Fiscalía?
–Bueno, la Fiscalía para formular cargos se tardó 8 años (en 1986). Nosotros también formulamos cargos, pero mucho antes del período establecido.

–¿Siente que este sistema judicial es peor o mejor que hace 15 años?
–Yo diría que diferente. Ahora el litigio es más complicado, están sobresaturados los tribunales, las fiscalías y es más complicado todo el asunto judicial. En aquella época el caso se llevó como se tenía que llevar y el balance representaría una situación absolutamente idónea.

También la viuda de Carmona considera que es incomparable la situación actual con lo que le tocó vivir hace 30 años.

–¿Cree que la Fiscalía fue eficiente en ese momento?
–Con el código anterior con la Fiscalía se trabajó muy bien. Ahora no puedo comparar porque un caso de esta magnitud no sabemos cómo se hubiera manejado en la Fiscalía que tenemos ahora.

–¿Pero considera que hubieran obtenido las mismas condenatorias?
–Yo le digo a mi hijo, si a tu papá lo hubieran matado ahorita, no habríamos podido hacer nada de lo que hicimos.

Era un caso muy complejo y había muchas presiones.

–¿Qué cree que la ayudó a esclarecer el caso?
–A pesar de que ellos (los culpables) tenían poder, y muchísimo poder, nosotros teníamos la razón y ellos nunca consiguieron desvirtuar las pruebas que nosotros teníamos en su contra.
 
 







TOME NOTA
de la dirección del
Nuevo Portal Principal

www.venezuelareal.org

Más información ...

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Archivos

Suscríbete

Escribe tu email:

Delivered by FeedBurner

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog